Resp. 36 – Dios Uno y Único, sin excusas