¿Qué es SHALOM?

Hay una confusión acerca del concepto SHALOM y por ende de construir SHALOM.

Si bien en el hebreo moderno significa paz, en el hebreo del Tanaj (las VERDADERAS sagradas escrituras) tiene un significado primario un tanto diferente.
En el idioma original por SHALOM se entiende completo, sin faltas, perfeccionado, mejorado.
De misma raíz que shalem, aquello que no tiene falencias ni carencias.

Cuando decimos acerca de “ser constructores de SHALOM” no debemos pensar (únicamente) en el sentido llano de crear paz entre las personas. Esto es parcial, y en cierta forma pueril.
En primer término debemos tener conciencia de que representa el esfuerzo constante, cotidiano, sincero, razonable, saludable por mejorar nuestro mundo, empezando por perfeccionar nuestra vida.

Así pues, combatir la idolatría POR SUPUESTO que es ser constructor de SHALOM, siendo que la idolatría es la falta de comunicación con el Eterno, es una fantasía, es un embuste, es la perversión del buen camino.
Detener la maldad de los piratas de la fe, esos que se aprovechan de los ingenuos para hacer dinero o dominarlos, a través de venderles espejitos coloreados de apariencia espiritual, claramente es ser constructor de SHALOM.
Desmalezar el campo de la yerba mala, para permitir el desarrollo de una plantación de bondad y justicia, de acuerdo a los mandamientos del Eterno, sin dudas que es ser constructor de SHALOM.
Decir a lo malo – malo, y a lo perverso – perverso, y a lo innecesario – banal, es ser constructor de SHALOM.

Vivir en el anonimato, esconder la propia identidad espiritual, huir de la responsabilidad de perfeccionar el mundo, criticar sin sentido, pretender “dar la otra mejilla” al agresor, agredir al inocente, desprestigiar al que con honestidad hace su parte (poca o mucha), poner palos a la ruedas de los que con esfuerzo pedalean para difundir la Luz del Eterno, callar lo que debe ser denunciado como corrupto (entre otras actitudes y conductas), NO es ser socio de la construcción del Shalom. Es decir, no se estaría actuando como parte de la solución del mundo, para mejorarlo, sino como parte del problema.

Ser constructor de SHALOM, no es vivir con la ideología (errónea) del pacifismo, sino con la constante intención y acción de perfeccionarse para de esa forma mejorar al mundo.
El constructor de SHALOM se equivoca, porque no es perfecto (y sabe y cree que no lo es). Tampoco tiene que ofenderse por recibir criticas saludables, ni hesita en desandar el camino que lo aparta de su misión.

Te recomiendo que leas y estudies este texto, que sirve como complemento a lo que aquí enseñamos: http://fulvida.com/identidad/construir-shalom-2

A trabajar, a construir SHALOM, sin más excusas, demoras o pretextos.

9 pensamientos en “¿Qué es SHALOM?”

  1. quizás para algunos la frase “constructores de shalom” le suene a aquella del NT “estar en paz con todos”.

    y definitivamente, para construir hay que equivocarse, y corregir, y volver a equivocarse, y seguir construyendo… hacer… hacer… hacer… y mejorar y seguir haciendo.

    pero maravillosa aclaratoria moré,
    1.001 gracias!

Deja un comentario