13 pensamientos en “El consejo diario 354”

  1. Creo que es un deber ayudar a crecer a nuestro projimo. Es que la situacion actual es de tanta necesidad de orientaciones adecuadas, que solo con soplar un buen consejo podemos calmar la sed de nuestro hermano, permitiendole crecer. El noajismo es tan hermoso que nos permite compartir de manera sencilla las verdades mas profundas que es facil hacer crecer a los que nos escuchan. Sin fanatismos religiosos, sin biblias ni consejos complicados de entender, de manera casi que hay que ser teologo para comprenderlos. Esto es Verdad Pura en gotas, cada palabra sustentada en lo que nos corresponde de Torá, que ni se dan cuenta que uno les habla directamente a su necesidad. Tal como el buen consejo que nos da el More. Pero ocurre un fenomeno paralelo es nuestro interior cuando ayudamos, que es un retorno, como un eco del alimento que damos, es como un aire refrescante, como colores llenos de sensacion que en muchos casos nos hacen vivir momentos felices, como recordar cosas de la infancia que nunca vivimos, es como un refrescamiento de nuestra alma, algo digno de ser vivido.

  2. perdon estaba un poco aucente por cuestiones de salud querido Moré, ya estoy mas repuesto y lamento no haber estado en la ciudad de México, mas agradezco el poder estar aqui, he vivido en carne propia lo que veo en los demas y esto fortalece en mi mi voluntad para seguir haciendo lo que hago, Moré no tiene usted idea de lo dficil que es para mi entender cmo puede ser posible que se digan empresas y personas sociaalmente responsables y no tener una pisca de humanidad o ltruismo al ver caido al desamparado y pasar por un lado de el sin siquiera voltear a verle, d-s no entiendo, ojala pudiera yo de alguna forma hacer que abrieran su mentes y sus corazones a los necesitados, que en alguna forma todos necesitmos de todos.

    Como siempre Moré, me sali del tema perdon, aqui ando vivito y coleando como dicen aca en Mexico.

Deja un comentario