Venenos que curan

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

NatgeoVenenosqcuranRecientemente en una revista de la national geographic se publicó una nota titulada la punción que cura.

La nota relata un evento anecdótico, sucedido a Michael en sus vacaciones. Mientras estaba en la pileta, Michael sintió un ardor muy profundo en el muslo de su pierna. Salió inmediatamente de la misma, y luego identificó al agresor, un alacrán de los más venenosos. Al intenso ardor de la picadura, le sucedieron unos intensos choques eléctricos.

Por suerte, a Michale le inyectaron un antídoto disponible y sobrevivió.

Pero lo más interesante de la nota es lo que sucedió luego, Michael padecía un condición llamada espondilitis anquilosante, es una especie de artritis espinal, que le causaba dolor durante las mañanas y muchas veces lo imposibilitaban caminar.

Luego de este episodio del alacrán, Michael, no volvió a padecer los episodios de dolor causados por la espondilitis, sino que se alivió y dejó de tomar muchas de las medicaciones para combatir su condición inicial.

Es así, como la ciencia busca en los venenos de la naturaleza, los antídotos de muchas de las enfermedades que puede registrar el cuerpo humano. Y es ahí donde se encuentra el desafío para muchos científicos; el hecho de poder encontrar las grandes curas a nuestras dolencias físicas biológicas.

Nosotros, los seres humanos padecemos otros tipos de venenos que muchas veces nos conectan con partes muy oscuras nuestras. Son esas partes que están relacionadas con el rencor, el dolor, la intolerancia, la incomprensión, la sobrexigencia, el exceso de control, la impotencia, los llantos, los gritos, la inmovilidad, los miedos, la pereza, la terquedad, el egoísmo, el orgullo, los prejuicios.

Son venenos que nos detienen en el motor de la vida, paralizan nuestra voluntad, nuestro corazón.

De todas las situaciones negativas que podemos vivir, siempre tenemos grandes lecciones para aprender a liberarnos de aquellas astillas o tendencias negativas que tenemos. Son venenos que podemos padecer, nos podemos liberar o seguir conviviendo con ellos.

Quizás la vida misma nos lleve a encontrarnos en estos callejones donde somos nosotros mismos los que nos terminamos poniendo en situaciones que parecieran no tener salida y nos vemos rodeados de nuestro propio veneno y probablemente del ajeno para que aprendamos a salir y a vencerlos, para ayudarnos a nosotros mismos a crecer y poder ayudar al prójimo en su propio crecimiento.

Los antídotos podrían ser la escucha, la comprensión, el amor, la palabra, el perdón, ayudar al prójimo.

Como constructores de Shalom y sobre todo nosotros una gran minoría que logró llegar a este sitio tenemos grandes desafíos que afrontar día a día para poder ayudar a los demás y a nosotros mismos a salir de los venenos que azotan a la humanidad, los que nos desconectan de nuestra esencia en los siete mandamientos como en los buenos valores para fortalecernos como personas, en consecuencia como humanidad desde el ejemplo, la acción, la palabra que ayuda a crecer a rectificar.

NirvanaAngel

Autor: NirvanaAngel

Compartir Este Articulo En

6 Comments

    • NirvanaAngel

      Gracias Nahue!!!! Lo publique por error ya que quería agregar mas cosas para cerrar el concepto, (algunos ejemplos cotidianos) Me alegro que te haya gustado.

  1. F.G. FLORES

    Quedé sin palabras Nir. Wow! A todo esto y hablando de Ciencia, resulta ser que en el Japón, un científico japonés logró por medio de células pluripotenciales y esas células a la vez lograron crear tejido que se comportó de acuerdo a las funciones hepáticas necesitadas. Gracias!

    • NirvanaAngel

      Es increíble todo lo que la ciencia ha avanzado, una pena que la aplicación de la misma sea muy costosa o difícil de implementar para mejorar la calidad de vida de muchos de nosotos, Gracias a vos por leer!

      • F.G. FLORES

        En realidad es un proceso de desnate. Si te ponés

      • F.G. FLORES

        En realidad es un proceso de desnate. Si te ponés a pensar al hablar de pluripotencialidad celular hablamos se tecnologías que se replican a sí mismas y las patentes sólo cubren veinte años desde que se registran y dependiendo del proceso, hay procesos naturales que no se pueden patentar. De hecho hace unos días la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos falló en contra de una compañía biogenética porque quería patentizar un proceso de incisión de genes pero varias organizaciones científicas lograron demostrar que el proceso ocurre de manera natural en la Naturaleza y que, por ende, no se podía patentar.

        Me imagino que pronto veremos algo similar con las tecnologías de manera autoreproducción porque lo más que podría hacerse es patentizar la forma a que se insta a la célula pluripotencial a comportarse de cierta forma para que se biparta y engendre nuevas células pero ya no pluripotenciales sino especializadas para cierto tejido y sólo si se utilizara un químico que no se encontrara dentro del cuerpo entonces podríamos hablar de la posibilidad de patentar.

        Bueno, me extendí mucho en el comentario. Siempre es un gusto leerte. Abrazo!

Escribe un comentario: