Archivo de la etiqueta: Venezuela

Resumen Evento Táchira 2006

Resumen Evento Táchira 2006

Si tuvi�ramos que hacer un resumen en una palabra acerca del primer
encuentro No�jida en Venezuela, lo mejor seria decir "pr�ctico". Puesto que
lo que all� se disemin� fue la sencillez, simplicidad, llaneza y naturalidad
del estilo de vida de todos los no jud�os, los descendientes de N�aj/No�.

El Evento comenz� con entrevista en la TV y en dos importantes programas radiales, en los cuales el maestro Yehuda Ribco demostr� valores fundamentales tales como la humildad, la sinceridad, la claridad, el apego a la Verdad, el amor al pr�jimo, el valor �nico de la familia, el respeto por las diferencias, el servicio verdadero al Eterno.

Por primera vez, Venezuela ha resultado ser el punto de encuentro para la
Comunidad No�jida; el Ciclo de Conferencias: T�chira 2006 "Abrazando la
Tor� – Abrazando la Vida
" (24, 25, 26,27, y 28 de Febrero) en San Crist�bal,
estado T�chira, reuni� a un p�blico muy variado de No�jidas de distintos
sectores sociales, provenientes de diferentes partes del pa�s.

Un �xito que cont� con la participaci�n de m�s de 150 personas por
conferencia y present� siete (7) pl�ticas a cargo del Lic. Profesor Yehuda
Ribco (de Montevideo – Uruguay), director de la p�gina serjudio.com.
As� como ense�anza de c�nticos y rezos aptos para no�jidas en honor y respeto del Eterno.

El Profesor Yehuda Ribco, con su agudo pero sencillo estilo, disert� acerca
de las necesidades prioritarias de la Comunidad No�jida en la actualidad.

Temas como:

"A tu Encuentro con la Tor�"
Para todos aquellos no jud�os que desean iniciarse en los caminos No�jidas y
apreciar la herencia, La Tor�, que ha alimentado al pueblo jud�o durante
milenios. Se nos ense�� c�mo la Tor� es verdadera, que no reposa su mensaje en la fe, sino en la Verdad.

"Respuestas a Preguntas"
�C�mo vive un No�jida?, �C�mo celebra las fiestas?, �Qu� estudia un
No�jida?; y muchas m�s preguntas que son esenciales para vivir en justicia.

"Mashiaj en el Tanaj y en la Tradici�n Oral"
�Qui�n es el Mashiaj?, �un siervo sufriente o un rey triunfante?, �qui�n
califica para ser el Mes�as?, �es el Mes�as un salvador? Y todo lo referente
al Verdadero Mashiaj seg�n las Escrituras y la Sabidur�a Hebreas.

"David y Goliat, un cuento una historia, una reflexi�n"
Ense�anza significativa que nos insta afrontar los desaf�os de la vida
cotidiana con el prop�sito de superarlos y aprender de ellos.
Se nos ense�� tambi�n a aprender, no meramente a recolectar frases y datos, sino a elaborarlos de manera creativa y siempre fiel a la Verdad de la Tor�.
No debemos temer a la pregunta, sino al silencio enga�oso y a la mentira.

"Poderoso Sexo"
Atrayente tema que expone la �ptica jud�a/no�jida acerca de la sexualidad con
sentido y prop�sito. Para todos aquellos que desean superar los tab�es y
prejuicios de tan importante responsabilidad y disfrute que Dios ha provisto
al ser humano.

"Conciencia No�jida"
Un llamado puntual a todos aquellos que han decidido renunciar a la
idolatr�a y tomar la sabidur�a de la vida No�jida como semilla para sembrar
en justicia y segar en Vida Eterna.

"El mensaje que El�as no aprendi�"
La Verdad est� cercana y se presenta en la intimidad, en el susurro del alma que se conecta con la Tor�.
En el furor, el show, el espect�culo, en el vozarr�n dif�cilmente se encuentro el camino hacia el Eterno.
El que anhela la Verdad, no teme las preguntas ni los silencios reflexivos.

Todos estos fueron clave para concretar los lineamientos trascendentales del
estilo de Vida No�jida significativo.

Tambi�n destacamos el lanzamiento de dos llamativos libros:

"Luz para la Vida" Gu�a para buscadores de Dios; y

"Aromas del Para�so" Cabalaterapia para la vida Cotidiana.

Creemos que son muy efectivos, ineludibles y oportunos, adem�s de bien
encaminados.

Adem�s, se dio nacimiento a la fundaci�n "Luz de Vida" FULVIDA, cuyo
prop�sito es difundir el conocimiento de las Sagradas Escrituras (el Tanaj)
mediante la ense�anza y capacitaci�n sistem�tica de las SIETE (07) LEYES DE
NO� (NO�J) en el contexto de la cultura y tradici�n hebrea, as� como
trabajar por la extensi�n del movimiento de los Benei N�aj en Venezuela y
otras naciones.

Dicha Fundaci�n est� encabezada por el Licenciado Profesor Yehuda Ribco
quien funge como Presidente Honorario y Mentor, y el Sr. Alfredo Zambrano,
quienes, junto con su equipo de trabajo, tienen como meta ayudar a todas
aquellas personas a que encuentren las herramientas adecuadas para aplicar
las leyes No�jidas y los valores que la Tor� (los cinco Libros de Mois�s)
contiene para sus vidas, teniendo la oportunidad de formar grupos de estudio
con el fin de consolidar este ideal.

Muy pronto FulVida organizar� y realizar�: talleres, seminarios,
conferencias, congresos y otros eventos, as� como tambi�n cursos de estudio
y formaci�n, actividades especiales socio-culturales, tanto en el �mbito
privado como p�blico, en sitios de concentraciones, y a trav�s de los Medios
de Comunicaci�n y de la difusi�n por libros y materiales impresos e
Internet.

Para todos aquellos fieles de entre las naciones que deseen adquirir los
libros as� como las conferencias en audio, pueden escribir al e-mail:
info@fulvida.com, solicitando m�s informaci�n o para adquirir los productos.

 

Si deseas organizar un evento semejante en tu ciudad y quieres recibir el
apoyo de FULVIDA, cont�ctanos a info@fulvida.com

Es importante que nos unamos, que hallemos la fuerza que el Padre nos ha inspirado en nuestro interior, para combatir el mal que se viste como santidad, para traer Luz al Mundo.
Un�monos ahora, es tiempo de sembrar para recoger paz y bendiciones.

Si no eres jud�o, s� feliz: eres no�jida.
Por el pronto retorno de los fieles de entre las naciones,

Lic. Jonathan Ortiz
FulVida Venezuela

Amor es hacer por otro

Excelso amor, nuestra m�s grande a�oranza,

Excelso amor, un bien en extinci�n.

Excelso amor, conceptuado en �frases m�gicas�,

Excelso amor, de su esencia lejos voy.

 Excelso amor, �c�mo puedo definirte?

Excelso amor, definirte es definirme.

Excelso amor, definirme marca  andanzas,

Excelso amor, que me une o me divide.

 Excelso amor, �plat�nicos sentimientos?

Excelso amor, �sensaciones de placer?

Excelso amor, �satisfacci�n de lo instintivo?

Excelso amor, �qu� bajo te han de vender!

 Excelso amor, trasciendes lo intangible,

Excelso amor, generas m�s que  saber,

Excelso amor, que nadie te vulgarice,

Excelso amor, haz callar la estupidez.

 Excelso amor, es hacer por otro.

Excelso amor, no por m� ni para m�.

Excelso amor, por y para otro,

Excelso amor, busca siempre construir.

Excelso amor, �ven, domina nuestro impulso!

Excelso amor, confecciona nuestra uni�n.

Excelso amor, en obras muestra tu brillo,

Excelso amor, se eleve nuestra canci�n.

Alfredo Zambrano G.

Director de FULVIDA Venezuela

Todos los derechos son propiedad de sus autores.

Reir y Hacer Reir (II Versión)

El que rïe y hace reir

Vive y hace vivir

Recrea el cosmos

Acarrea sanidad

Desentrañó el misterio  de la vida

Encontro su lugar

y ayudo a otro a hallarlo

¡Excelsa empresa!

¡Excelso don!



Bendito el que lo forja

Bendita su existencia


Que su halito se aumente

su recuerdo perdure

y su ejemplo se eternice






Por Alfredo Zambrano G.

Director de FULVIDA Venezuela

Todos los derechos son propiedad de sus autores.



Y los malhechores dejarán de ser

Por: Alfredo Zambrano, Venezuela

«En la vecindad del Sabio Meir vivian unos malvados que le causaban grandes molestias. El Sabio Meir rezo pidiendo que se murieran. Le dijo entonces su esposa Beruria: ¿Que te imaginas? ¿Crees que podra prosperar tu pedido? ¿No has leido lo que dice la Escritura: sean consumidos -exterminados- los pecados? No dice los pecadores, sino los pecados. Fijate, ademas, en la parte final del pasaje biblico: y los malhechores dejaran de ser. Cuando los pecados sean exterminados, dejara de haber malhechores. Ruega, mas bien, que se arrepientan; asi no habra malhechores. El Sabio Meir rezo por ellos y se arrepintieron». (Berajot 10b). Dicen los Sabios del Talmud: «El Santo, Bendito sea, no se regocija con la caida de los malhechores». (Sanedrin 39b).

Mi ciudad y yo

Por: Alfredo Zambrano, Venezuela

Soy uno con mi ciudad

Ligado a su medula estoy

Lo que surge allï

me afecta

Lo que forjo aquï

afecta a los demas

y a la rueda

Somos indivisos

una misma entidad

No lo puedo obviar

¿Para que perder el hato?

Asumir debo mi encargo

Sudar la gota y bregar

por optimizar el entorno

Rectificando yo

y ayudando a rectificar al otro

Tranzando con entereza

Promoviendo la equidad

Siendo solidario

Sembrando vida

Departiendo

Ponderando los contrastes

A la final

Lo que haga por ti

Lo hago por mï

Para bien o para mal

¿Que me queda?

Construir

Ordenar

Reparar

¡Ah Mi ciudad y yo!

Un hombre por la libertad

Reci�ntemente se ha estrenado en Venezuela una pel�cula biogr�fica sobre aquel latinoamericano cuyo nombre est� grabado en el Arco del Triunfo de Par�s, y su estatua erigida frente a la del general Kellerman en el Campo de Valmy, su retrato colocado en la galer�a de los personajes del Palacio de Versalles, aquel a quien tres continentes vieron luchar decididamente por sus ideales; estamos hablando del hombre que mereci� de Napole�n Bonaparte el elogio de: ". .. Este Quijote, que no est� loco, tiene fuego sagrado en el alma…"  y del que Bol�var dijo: "… el m�s ilustre colombiano…", ese que trajo a la Am�rica Hispana, gracias a sus relaciones con los precursores de nuestras independencias, las ideas de libertad, igualdad y fraternidad, aquel que un 28 de Marzo de 1750, en la ciudad de Caracas, nac�a, para situarse en el pedestal que los hombres han destinado a sus l�deres m�s sobresalientes, Sebasti�n Franciso de Miranda, "el criollo m�s culto de su tiempo". 

En su largo periplo por este mundo, este caraque�o, descendiente de canarios, Venezolano de Espa�a, particip� en la independencia de las trece colonia de Norteam�rica, batall� en las fronteras francesas mientras se agitaban las calles de Paris al son de la marsellesa, form� parte de los ej�rcitos rusos, siendo amigo de la Zarina Catalina de Rusia, predic� a los j�venes militares criollos la doctrina de la emancipaci�n, de la autoadministraci�n de las tierras meridionales, de la independencia de la metr�pol�s espa�ola, gan� mentes y voluntades a favor de la causa revolucionaria en nuestros pa�ses latinoamericanos, dirigi� �l mismo una expedici�n en la cual daba comienzo a los movimientos independentistas latinoamericanos, dise�� la bandera de tres naciones del norte de Am�rica del sur, y fu� el pensador de Colombia, de una naci�n �nica suramericana, fue el occidentalizador de los patriotas.

Sus inicios los di� en la Universidad de Caracas, donde se gradu� de Bachiller, para 1771, este muchacho de apenas 21 a�os, zarpa a tierras peninsulares con el prop�sito de servir en el ej�rcito real, para 1774 luchaba en la defensa de Melilla, contra las fuerzas del Sult�n de Marruecos y luego se encamina en la expedici�n contra Argel, a�os m�s tarde se encontraba en el continente norteamericano defendiendo la plaza de Pensacola, donde por primera vez vislumbra los cambios que deben reproducirse en su patria; una patria que a�n permanec�a en el sue�o, en la fantas�a, puesto que la patria para los nacidos en la Am�rica hispana se hallaba a distantes millas n�uticas del suelo que ve�a nacer mestizos y puros. Es edecan del general Juan Manuel Cajigal para 1782, y junto a ï¿½ste libra la expedici�n naval que parte de Cuba para conquistar las Bahamas, negociando �l una capitulaci�n, derrota tras derrota, regresa a suelo espa�ol para ser acusado de traici�n, por lo que huye a la nacida recientemente rep�blica norteamericana, donde estudia m�s detenidamente el proceso y frecuenta a personajes como Washington, La Fayette, Hamilton, Paine, esbozando su proyecto de constituir a la Am�rica hispana en un Estado independiente de la Corna Espa�ola.

Inglaterra le sirve de residencia por largos a�os, persigue a�n la idea de crear la Patria Am�ricana; Miranda lleg� a dominar seis idiomas e incluso tradujo del griego y el lat�n, cultiv� una biblioteca que lleg� a preservar 6.000 vol�menes, en su mayor�a representativos de la cultura del siglo de las luces.

Viaj� por gran parte de la Europa, conoci� la cultura de esos pa�ses, se nutri� de sus artes, ciencia e historia, enriqueci� su idea, sus proyectos, pidi� financiamiento, pero no lo obtuvo, recibi� tareas que le valieron m�s honores que una simple ayuda militar y nunca la consigui�.

Para 1792, Miranda, amigo del Alcalde de Par�s, Jer�nimo Peti�n, es nombrado Mariscal de Campo del Ej�rcito Revolucionario Franc�s, cosechando en poco tiempo las victorias de Morthomme y Briquenay, para luego coronar con Valmy, se ve envuelto en intrigas y casi muere en la guillotina en Francia y decide regresar a su residencia en Londres, donde reanuda sus peticiones para hacer la independencia en latinoam�rica, tras fracasar en su intento de motivar a ingleses y norteam�ricanos en la financiaci�n de su proyecto no se abate sino que decide emprender solo su misi�n, el 3 de agosto Miranda pisa suelo venezolano, izando la bandera tricolor colombiana, pero no consigue el apoyo popular y tiene que huir de manos del ej�rcito realista, cuando la Junta Suprema de Gobierno de Caracas viaja a Londres en busca de su apoyo para la constituci�n de la primera rep�blica del continente, viaja a Caracas e integra el congreso constituyente, sus intervenciones y las de sus pupilos hacen tomar la decisi�n definitiva de adoptar la independencia y crear un gobierno federal en los territorios, hasta ese momento, pertenecientes a la Corona Espa�ola.

1812, Bol�var pierde la plaza del Puerto Cabello y Miranda se ve obligado a Capitular, lo que no les gusta a los mantuanos venezolanos y lo denuncian y lo entregan al gobierno espa�ol, quien lo hace prisionero hasta su muerte, en el arsenal de la Carraca, en la prisi�n de las cuatro torres. 

Su misi�n la seguir�a el joven Bol�var en el norte y San Mart�n y Art�gas en el sur de nuestra Am�rica. 

Hoy, orgullosos de contar con estos ejemplos de personas podemos hacer realidad los sue�os y fantas�as que una vez pensaron estos hombres, no solo ser republicas independientes, sino hacer cada d�a de esas rep�blicas independientes nuestro suelo, hacernos nosotros m�s iguales y respetarnos, hermanarnos y construir la justicia y equidad.

Cu�ntanos tu opini�n acerca de este art�culo.

Andr�s Cordov�s, Venezuela. 

Cuando tu hermano está en peligro…

Por Andrés Cordovés, Venezuela

¿Si alguien golpea a tu hermano injustificadamente, dejarás que pase desapercibida la ofensa?
¿Si amas a tu hermano, deseas la paz y la justicia y ves tal hecho, te quedarás de brazos cruzados?
¿Si el agresor se mofa, aún después de cometer el acto inmisericorde de injusticia para con tu hermano, dejarás que sobresalga la desarmonía?
¿Si a tu hermano lo hieren, no te están hiriendo a ti también, por qué no defiendes el honor, por qué no luchas en contra de la perversión?
¿Si alguien, ajeno al conflicto, se burla de tu familia, no defenderás la honra de tu familia?
Seguir leyendo Cuando tu hermano está en peligro…

¿Seremos?

Por Andres Cordoves, Venezuela

Es una buena pregunta en la que debemos profundizar individualmente, ¿seremos ó pasaremos?
Cuando empecé en el estudio del idioma hebreo, noté que el verbo "ser" en presente de primera persona, no existe. En tanto que el verbo "estar" no se usa frecuentemente, y menos en primera persona, esto me llevó a la profundización del ¿por qué?
En una mishná del Tratado Avot, que escuché su explicación por el Rabino Iona Blickstein, dice que el hombre pasa por el mundo como si éste fuera un corredor.
Esto me hizo entender mejor el por qué en el idioma de la santidad no se usan ser ni estar, porque no somos ni estamos, solo pasamos.

¿Religión o humanismo?

Es tan simple, solo siete preceptos:

(1)saber que D»s existe, saber que es Uno y Único;

(2)no maldecirLo y no maldecir a nuestro hermano;

(3)no matar;

(4)no robar;

(5)establecer una familia, dar vida y vivir una sexualidad con sentido trascendente;

(6)respetar la vida, la integridad de los animales, valorar la creación, cuidar de nuestra salud y aprender a controlar nuestras necesidades físicas; y

(7)fomentar/ velar por la justicia, anhelar y luchar por la paz, constituirnos en sociedad y aprender a convivir. 


Esto no es una religión, es tan solo humanismo, seamos menos religiosos y más humanistas y veremos los cambios que el hombre puede generar.

Andrés Cordovés, Venezuela.