¿Cómo lo honras, cómo lo respetas?

A Sefer Torah, which is the living testimonial of God’s covenant with the Jewish people, must be treated with the highest degree of respect and dignity. Accordingly, there are special halachos which are associated with the removal and returning of the Sefer Torah when it is taken out of the Aron ha-Kodesh for Kerias ha-Torah, the Reading of the Torah.

La traducción del texto anterior seria:

Un rollo de la Torá, el cual es el testimonio viviente del pacto de Dios con el pueblo judio, debe ser tratado con el más alto grado de respeto y dignidad. De acuerdo a lo anterior, hay leyes(judias) especiales que están asociadas con la remoción y retorno del Rollo de la Torá cuando es extraido del Arca Sagrada para realizar las Lecturas de la Torá.

Ahora, leamos aqui:

«Puesto que las personas fueron creadas para usar su sabiduría para encontrar a Dios, nosotros debemos demostrar nuestro respeto para aquellos que han tenido éxito en dicha meta» Sefer haHinukh, Mitsvah 257

Y también aqui:

«… a menos que la gente respete a los estudiosos de Torá, ellos (la gente)  no los escucharán cuando precisen guía respecto a asuntos de trato hacia los demás o asuntos de la vida cotidiana, lo cual es la función principal de los estudiosos de Torá.» Hilkhot Talmud Torah, III;36


Sin ánimos de entrar en detalles en temas que no nos competen, reflexionemos en lo siguiente:

– Ambos, el Rollo de la Torá y el Maestro tienen algo en común: El contenido.


Preguntémonos:

1. ¿Qué estoy haciendo para mostrar respeto y honra hacia aquel a quien llamo maestro, ese cuyo ser está revestido de Torá?

2. ¿Cuando esa persona a quien llamo maestro me ha visitado, realmente (en la medida de las posibilidades) le he ofrecido lo mejor, entiendase hospedaje en un sitio digno, transporte digno, honorarios dignos, atención digna, comida digna, y todo lo que precise alguien que reconocemos como portador de la Torá?

Quizás estemos de acuerdo en lo siguiente:

La manera en que nos ocupamos de la honra y respeto hacia nuestro maestro es un reflejo (no sé si mayor o menor) de la importancia que le damos a la Voluntad Divina, entiéndase los siete preceptos que nos corresponden vivir.

Nota final:

Nuevamente, las citas son solo eso, citas. No pretenden ser un análisis basado en ninguna técnica relativa a nada. Es simple lógica. Desearia no haberlas usado, pero se hace imperioso debido a la aun existente costumbre entre algunos gentiles de creer en aquello que viene avalado por libros y maestros judíos.

En realidad las preguntas y la frase final contienen la idea principal de este post.




4 pensamientos en “¿Cómo lo honras, cómo lo respetas?”

  1. Buen aporte profesor, no debemos olvidar la gran labor que hacen nuestros maestros al instruirnos, pienso que de momento no hay muchos maestros noajidas con la total aceptacion, pero para eso esta fulvida!!!.

  2. A los traficantes (pastores) seguidores del Nazareno ademas de aplaudirlo se le aportaba y automaticamente la idolatria se fortalecia. Y a nuestro amigo y Maestro se le tiene en el banquillo del olvido.

  3. Creo que el maestro,enseña que cuando uno da al projimo tiene que ser como si te dieras a ti mismo,y yo creo que uno siempre quieren que lo traten bien,y mas al maestro que es nuestra luz para las naciones(gentiles)y ser tratado como se merese y como lo que es y entre nosotros parmaneser fieles al eterno.
     

Deja una respuesta