La Perspectiva Espiritual – No judios

Autor: Reb Gutman Locks

No creas que el requisito de ayudar a otros espiritualmente aplica unicamente a tu socio judio. A nosotros tambien se nos encomendó ser luz para la Naciones. Esta obligación recae sobre cada uno de nosotros. Tenemos que ayudar a que cada persona llegue al conocimiento de un único Dios, y cómo pueden ellos llevar una vida santa.

Un no judio está obligado a cuidar los siete mandamientos que fueron dados a Adam y Noaj. Estos se refieren a la prohibición de idolatria, blasfemia, asesinato, adulterio, robo, comer carne de un animal que aun está con vida, y tener cortes de justicia en sus ciudades. De todas estas la que más precisan es la que prohibe la idolatria. Hay muchas personas que creen que están adorando al Único Dios, pero en realidad están adorando a un idolo. Un idolo es cualquier representación de Dios, o adoración de un dios limitado.

Con frecuencia, en el Kotel, tengo la oportunidad de intentar ayudar a no judios La gran mayoria de los visitantes no judios que vienen al Kotel tienen un trasfondo cristiano, asi que tomo eso como punto de partida para moverlos hacia la verdad.

La conversación es más o menos asi:

«Dime, según tu religión, está presente Dios en la maldad?»

Por lo general se quedan pensando un poco o a veces responden «De ningún modo!»

«Por eso es que nosotros decimos que la religión de ustedes sirve a un dios pequeño. Porque el dios de ustedes está unicamente en lo bueno. El Dios de las Escrituras Hebras está en todos lados. El Rey David escribió, ‘Si hago mi cama en el infierno, alli estás Tu’. Dios está incluso en el infierno. Dios es ilimitado. Pero ustedes tienen un dios limitado».

Para llegar a ser «creyentes» en su religión muchos de ustedes pasaron por un rito, «pedir a dios que entre a su corazón». Despues de hacerlo creen que Dios está alli, y todo lo que tienen que hacer de ahi en adelante es tener fe y seguir su biblia. Asi que les pregunto, «Ya que Dios está en todos lados, no tienes por qué pedirle que entre a tu corazón, verdad?. Él ya estaba alli antes que tu. A pesar que tienen una mente prejuiciada que los protege del cambio, ellos se marchan con este pequeño cambio de ideas que retan sus falsas creencias.

Cuando un no judio observa estas siete leyes el se convierte en una «Persona Justa». Tiene porción aqui y en el MundoVenidero. No hay mayor placer para él. Qué regalo tan hermoso le estarás dando.
[i] Isaias 42:6
[ii] Salmos 139:8

Autor: Reb Gutman Locks

Fuente Original: http://mysticalpaths.blogspot.com/2007/12/spiritual-perspective-non-jews.html

9 pensamientos en “La Perspectiva Espiritual – No judios”

  1. Excelente perspectiva Profe. Ese es el secreto, decirle a las personas que Di-s está en el corazón porque los sentimientos embargan al individuo y, por ende, ahogan a la razón.

  2. HOLA… YO KIERO KONOCER MAS SOBRE LA RELIGION JUDIA K ESTOY KONOCIENDO Y K KOMIENZA A SER PARTE D EMI VIDA PERO SE MESTA DIFICULTANDO UN POKO.. PODRIAN AYUDARME

  3. <>

    Para hacer que un hombre bueno haga cosas buenas no hace falta nada. Para hacer que haga cosas malas sin sentir remordimientos es necesaria una religión, una ideología, un Dios que justifique nuestros actos y/o nos perdone y nos libere de la culpa. Culpa que no es más que el reconocimiento de la absoluta responsabilidad de nuestros actos (o de la ausencia de ellos) y, en vez de asumirla, tratamos de alcanzar métodos para liberarnos de ella, o para traspasársela a otro, o para que otro la asuma perdonándonos en nombre de cualquier excusa divina, ideológica o humana.

    ¿Tanto cuesta ponerse ante el espejo que tenemos que empañarlo con vapores ideológicos o religiosos?.

    Un afectuoso saludo Sr Ortiz.

  4. Siento repetir el comentario pero está incompleto y quizá no se entienda bien su pertinencia y a qué me refiero. Completo era así:

    Analizando la llamativa frase de su artículo: «Cuando un no judio observa estas siete leyes el se convierte en una “Persona Justa”, debo decir que pienso que más bien suele ser al revés; una Persona Justa cumple las siete leyes por serlo, por ser justa, no por haber llegado a serlo a través de su cumplimiento intencionado. Aunque de todo hay.

    Para hacer que un hombre bueno haga cosas buenas no hace falta nada. Para hacer que haga cosas malas sin sentir remordimientos es necesaria una religión, una ideología, un Dios que justifique nuestros actos y/o nos perdone y nos libere de la culpa. Culpa que no es más que el reconocimiento de la absoluta responsabilidad de nuestros actos (o de la ausencia de ellos) y, en vez de asumirla, tratamos de alcanzar métodos para liberarnos de ella, o para traspasársela a otro, o para que otro la asuma perdonándonos en nombre de cualquier excusa divina, ideológica o humana.

    ¿Tanto cuesta ponerse ante el espejo que tenemos que empañarlo con vapores ideológicos o religiosos?.

    Un afectuoso saludo Sr Ortiz..

  5. De nada amigo, pero mi responsabilidad recae unicamente en la traducción.

    Respecto a la frase hasta donde sé no es invención del rabino que escribió el artículo. Fue incluso transmitida (no inventada) por uno de los sabios y autoridades legales más grandes del judaismo, es decir Maimonides a quien el Moré Ribco ha tomado N veces como fuente para explicar puntos de vista como el que usted plantea.

    De paso, en lo personal no creo que existan personas justas o personas buenas (Son etiquetas impuestas por vaya a saber uno quien). Pero sí creo que existe gente que hace cosas justas, cosas injustas, cosas buenas y cosas malas. Es lo que veo dia a dia, en mi y en otros.

    De paso, aun no he aprendido a trazar la linea que divide al remordimiento y la culpa. Los confundo y no sabria usarlos adecuadamente.

    Abrazo afectuoso para usted tambien.

Deja una respuesta