¿Por qué no pertenecer a una religión?

En el siguiente artículo podrás encontrar una respuesta (o al menos una opinión fundamentada) a las siguientes preguntas:

¿Son buenas o malas las religiones? ¿Cuál es la mejor manera de desarrollar mi vida espiritual? ¿Es realmente necesaria una religión para vivir bien? ¿Cómo funcionan las organizaciones religiosas? ¿Existen alternativas a las religiones? ¿Mejoraré mi vida si me uno a una religión?

Aunque perseguir conscientemente tu desarrollo espiritual es encomiable, unirse a una religión establecida, tal como el cristianismo, el Islam o el hinduismo es una de las peores formas de hacerlo. En este artículo voy a compartir 10 razones por las que eventualmente debes abandonar la carga de la religión organizada, si deseas continuar la vida consciente de forma seria.

Dado que el cristianismo es la religión más popular en la actualidad en el mundo, voy a inclinar más este artículo hacia los fallos en muchas partes del cristianismo. Sin embargo, encontrarás que la mayoría de estos puntos se aplican igualmente a otras religiones (incluso el budismo).

1. Espiritualidad para tontos.

Si tienes el nivel de conciencia de un caracol, y tu pensamiento está sumido en la vergüenza y la culpa (tal vez con un toque de abuso de drogas o pensamientos suicidas), entonces, unirte a una religión puede ayudarte a subir a un nivel superior de conciencia. Tu modo de pensar, sin embargo, seguirá siendo muy disfuncional, ya que has intercambiado simplemente una forma de pensar errónea por otra.

Para las personas razonablemente inteligentes que no están sufriendo de graves problemas de baja auto-estima, la religión es paradójicamente una forma de bajar el nivel de consciencia. Mientras que algunas creencias religiosas pueden potenciar tu vida, en general la decisión de participar formalmente en una religión se limitará a llenar tu mente con una fuerte carga de falsas nociones.

Cuando te unes a una religión, sustituyes el pensamiento enfocado e independiente por el pensamiento nebuloso (poco claro) de grupo. En lugar de aprender a discernir la verdad por tu cuenta, te dicen en qué creer. Esto no acelera tu crecimiento espiritual, por el contrario, pone freno a tu desarrollo continuo consciente. La religión es el interruptor de apagado de la mente humana.

Deja detrás la mitología, y aprende a pensar por ti mismo. Tu intelecto es un mejor instrumento de crecimiento espiritual que cualquier enseñanza religiosa.

2. Pérdida de la percepción de la profundidad espiritual.

Uno de los peores errores que puedes cometer en la vida es fijar tu identidad en cualquier religión o filosofía, como diciendo «Yo soy cristiano» o «soy budista.» Esto obliga a la mente a un punto de vista fijo, robando la percepción de profundidad espiritual y limitando salvajemente tu capacidad de percibir la realidad con exactitud. Si eso suena como una buena idea para tí, probablemente querrás también arrancarte uno de tus ojos. Seguramente estarás mejor con una perspectiva única, fija, en vez de tener que considerar la imagen de dos corrientes separadas … a menos, por supuesto, que adoptes la visión estéreo.

Las «verdades» religiosas son intrínsecamente arraigadas a una perspectiva fija, pero la verdad «verdadera» es la perspectiva independiente. Cuando sustituyes las enseñanzas religiosas por la verdad, cambias las sombras del error por las fuentes de luz. En consecuencia, te condenas a ti mismo a tropezar en la oscuridad, completamente confundido. La claridad permanece para siempre difícil de alcanzar, y la mejor respuesta que se obtiene es que la vida es un misterio gigante. Los misterios religiosos, sin embargo, no se derivan de lo que es verdaderamente incognoscible, sino que surgen de las limitaciones de tratar de entender la realidad con un marco de referencia fijo.

Un enfoque más inteligente es considerar la realidad a través de una variedad de perspectivas diferentes, sin tratar de forzar sus percepciones con un marco religioso artificial. Si deseas obtener más información acerca de este enfoque, lee Percepción espiritual profunda.

3. Entrenamiento diseñado para la obediencia.

Las religiones son jerarquías autoritarias diseñadas para dominar a tu libre albedrío. Son estructuras de poder que tienen como objetivo convencerte de ceder tu poder en beneficio de aquellos que disfrutan dominando a la gente. Cuando te unes a una religión, te inscribes en un programa de formación de peones sin sentido. Las religiones no se publicitan de esta manera, pero es fundamentalmente la forma en que operan.

Las religiones son muy eficaces en convertir a los seres humanos en ovejas. Están entre los instrumentos más poderosos para el condicionamiento social. Operan al erosionar tu confianza en tu propio intelecto, convenciéndote poco a poco de que pongas tu confianza en una entidad externa, como una deidad, figura prominente, o gran libro. Por supuesto, estos instrumentos son generalmente controlados por aquellos que administran los programas de formación de peones, pero ellos no tienen que serlo. Simplemente al convencerte de entregar tu poder a algo fuera de ti, la religión va a condicionarte a ser más débil, dócil y más fácil de controlar. Las religiones promueven activamente este proceso de debilitamiento, como si fuera beneficioso, comúnmente promocionándolo con la palabra fe. Lo que en realidad están promoviendo es la sumisión.

Las religiones se esfuerzan por llenar tu cabeza con tonterías, tanto que tu único recurso es inclinar la cabeza en señal de sumisión, a menudo literalmente. Hay que acostumbrarse a pasar mucho tiempo de rodillas debido a los actos de sumisión, ya que inclinarse y arrodillarse con frecuencia se incorporan a la práctica religiosa. El adiestramiento canino de obediencia usa tácticas similares. Ahora di: «Sí, amo.»

¿Alguna vez te preguntaste por qué las enseñanzas religiosas son siempre misteriosas, confusas, e incongruentes internamente? Esto no es casual por cierto – es absolutamente intencional.

Al ponerte información confusa y contradictoria internamente, tu mente lógica (es decir, el neocórtex) se siente abrumado. Intenta en vano integrar tales creencias contradictorias, pero no lo puede hacer. El efecto neto es que tu mente lógica se desconecta porque no puede encontrar un patrón de verdad debajo de todas las tonterías, así que sin la ayuda de tu neocórtex, te transfieren a un modo de pensar más primitivo (es decir, límbico) . Se nos enseña que este enfoque basado en la fe es una forma más espiritual y consciente para vivir, pero en realidad es precisamente lo contrario. Hacerte desconfiar de tu propia corteza cerebral en realidad te hace más tonto y más fácil de manipular y controlar. Karl Marx tenía razón cuando dijo: «La religión es el opio del pueblo».

Por ejemplo, el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento de la Biblia con frecuencia se contradicen entre sí con diferentes reglas de conducta, sin embargo, ambos se citan en la misa. Los líderes de la Iglesia también se comportan en violación directa de las enseñanzas de la Iglesia, cuando encubren las actividades delictivas e inmorales de sus propios sacerdotes. Aquellos que tratan de procesar mentalmente tales contradicciones flagrantes como verdades coherentes, sufren por ello. Una persona muy consciente rechazaría la pertenencia a dicha organización tan manifiestamente ridícula. Los llamados misterios divinos están diseñados para ser incomprensibles. No tienen el propósito de encontrar sentido de ellos, ya que eso anularía su propósito. Cuando finalmente te despiertas y te das cuenta de que todo es basura, has dado el primer paso hacia la libertad de este sistema opresivo.

La verdad es que las denominadas autoridades religiosas no saben nada más sobre la espiritualidad de lo que tu sabes. Sin embargo, ellos saben cómo manipular tus miedos y tu incertidumbre en su propio beneficio. Que lindo de tu parte que lo permites.

Aunque las religiones más populares son muy antiguas, L. Ron Hubbard ha demostrado que el proceso puede ser replicado a partir de cero en los tiempos modernos. Mientras haya un gran número de personas que temen la responsabilidad de su propio poder, las religiones seguirán dominando el panorama del desarrollo humano.

Si quieres hablar con Dios, entonces comunícate directamente con él en lugar de utilizar a terceros como intermediarios. Seguramente Dios no tiene necesidad de un intérprete. No caigas en la trampa de convertirte en un peón sin sentido. Es un error pensar que apagar el neocórtex y practicar «la fe» sin sentido, te llevará más cerca de Dios. En verdad, sólo te hará más parecido a un perro.

4. Gestión del tiempo en el retrete.

Si dedicas un tiempo considerable a la práctica de la religión, es seguro decir que practicas la gestión del tiempo en el retrete, enviando gran parte de tu preciosa vida por el desagüe con poco o nada que ganar.

En primer lugar, pierdes mucho tiempo en llenar tu cabeza con tonterías inútiles. Esto incluye la lectura de algunos de los peores textos de ficción jamás escritos. Luego están las diversas normas, leyes y prácticas para aprender.

En serio, si tienes insomnio, trata de leer los textos religiosos antes de acostarte. Estarás dormido más rápido que lo que me tardo en decir Matusalén. ¿Por qué crees que los hoteles ponen Biblias junto a la cama? Es el mejor sedante conocido por el hombre. Tengo que dar reconocimiento a los cienciólogos por al menos incorporar a los extraterrestres en sus historias. Es una pena que Gene Roddenberry no haya inventado formalmente su propia religión; Stovokor suena muy divertido.

Una vez que finalmente te das cuenta de que tu cabeza ha estado llena de disparates, a continuación, debes purgar la basura de tu mente si quieres que tu cerebro sea funcional de nuevo. Esto puede tardar mucho más tiempo, suponiendo que tengas éxito en todo. Es como tratar de desinstalar AOL de tu disco duro.

Enseguida, puedes esperar perder aún más tiempo en los rituales y la ceremonias repetitivas, tales como asistir a misa, el aprendizaje de las oraciones, y practica de meditaciones improductivas.

Si sumara el tiempo que asistí a misa y a la escuela dominical, la religión estudiada en la escuela como si fuera un tema serio, y memorizar varias oraciones, cuento miles de horas de mi vida me encantaría recuperar. Sin embargo, aprendí algunas lecciones importantes, muchas de las cuales son compartidas en este artículo.

Recuerdo especialmente escuchar a una gran cantidad de malos sermones, la mayoría de los sacerdotes hablan terriblemente mal. Tal vez sea porque beben alcohol durante el servicio.

Cuanto más tiempo te dedicas a la práctica religiosa, más pierdes tu vida en actividades sin sentido y sin salida … y más te quieres engañar a ti mismo con una falsa actitud «Jejeje, yo intentaba hacer eso» .

5. Apoyo a tus pedófilos locales.

Además de ser una pérdida de tiempo, la práctica religiosa también puede ser un enorme desperdicio de dinero.

Para empezar, cuando usted hace una donación a una religión importante, apoya su expansión, lo que significa que está facilitando la esclavización de sus congéneres. Eso no es muy agradable, ¿o sí? Si sientes la necesidad de donar dinero, dáselo a una causa real y honorable, y no a una fabricada. Mejor aún, sal y haz algo que realmente ayude a las personas. Si no puedes pensar en otra cosa mejor, toma una lata de pintura y limpia algo de graffiti.

Tus donaciones religiosas financian a gorrones que están en la sociedad, pero que por lo general ofrecen poco o ningún valor a cambio. Seguro que hay algunas personas religiosas que realizan valiosos servicios públicos, pero que en su mayor parte, no es su área de interés particular. Estos parásitos suelen operar libres de impuestos, lo que significa que están efectivamente subsidiados por los contribuyentes. Eso es algo muy beneficioso si estás en el lado receptor … sin embargo, no tanto, si lo estás financiando.

Las religiones ofrecen una serie de servicios especiales para generar ingresos adicionales. Ellos lanzan algunas incoherencias, mientras te alimentan con una oblea crujiente, te declaran unido(a) a otro ser humano, cortan parte de tu exceso de piel, vierten el agua sobre tu cabeza, proclaman tu virilidad, echan fuera a tus demonios, declaran tus pecados perdonados, etc. Cuando no se les ocurre otra cosa, echan un poco de rollo para confirmar que sigues siendo leal a ellos. La factura puede decir «donación sugerida», pero sigue siendo una factura.

Cuando donas dinero a una organización religiosa, estás haciendo algo mucho peor que tirar tu dinero. Estás activamente financiando al mal. Si piensas que gastar mil millones de dólares para defender a los pedófilos y violadores es un buen uso de tu dinero ganado con esfuerzo, tal vez deberías lanzarte para ser el próximo Papa. Difícilmente se podría hacer algo peor. Por lo menos Wall Street es honesto acerca de su avaricia y lujuria.

Uno de mis profesores de la escuela secundaria católica se reveló más tarde que era un reiterado abusador de menores … por escrito en el periódico y todo. Yo no vi ningún comportamiento sospechoso en su momento, y para ser totalmente honesto, realmente me agradaba el maestro, y me sorprendió enterarme de sus actividades extracurriculares. Él fue re ubicado de un lugar a otro por los que sabían acerca de su apetito por la carne joven. Me alegro de no haber estado en el menú, pero me siento triste por los que estuvieron. Me parece que Dios debería elevar sus estándares… sólo un poco.

¿Por qué a los sacerdotes católicos no se les permite casarse? Esto no tiene nada que ver con lo que está escrito en la Biblia o con los beneficios del celibato. Esta regla fue inventada por la Iglesia para evitar que los sacerdotes produjeran herederos. Cuando los sacerdotes morían, sus bienes se regresaban a la Iglesia, enriqueciendo a los ricos aún más. Al parecer, Dios necesitaba más dinero. Era una política muy eficaz, ya que la Iglesia se encuentra entre las organizaciones más ricas y poderosas en la tierra. Es difícil fallar cuando se tiene una fuerza leal de los funcionarios contratados de por vida, que obra a bajo precio y ceden el rendimiento de sus ahorros de por vida cuando mueren.

A los laicos religiosos (es decir, no-clérigos), por el contrario, se les anima a tener un montón de bebés porque eso significa que más personas habrán nacido en la religión, lo que significa más dinero y una base de poder más grande. Los preservativos son un gran «no-no», son malos para los negocios. El matrimonio es un gran sí, ya que significa más bebés a los que se les hará un lavado de cerebro.

¿Considerarías seriamente este tipo de estructura como una «buena causa» digna de tu dinero ganado arduamente?

Tengo que conseguirme una de esas…

6. El incesto es lo mejor.

Las religiones con frecuencia promueven redes sociales congeniales. Te animan a pasar más tiempo con personas que comparten el mismo sistema de creencias, y desconectarte de las personas con creencias incompatibles. A veces esto se hace sutilmente, otras veces es más evidente.

Si eres uno de los individuos salvos, bendecidos, o de otro modo iluminados que tropezó con el sistema de creencias verdadero, entonces se supone que todos los demás permanecen en la oscuridad. Algunas religiones son abiertamente intolerantes de los foráneos, pero en un grado u otro, todas las religiones principales ponen a los externos bajo una luz negativa. Esto ayuda a disuadir a los miembros del abandono de la religión al tiempo que les permite hacer proselitismo. La idea principal es mantener las estructuras sociales que premian la lealtad y castigan la libertad de pensamiento.

Este prejuicio de «nosotros contra ellos» es totalmente incongruente con la vida consciente. También es francamente estúpido desde una perspectiva global. Pero sigue siendo una práctica a favor de los que mueven los hilos. Cuando se te enseña a desconfiar de los demás seres humanos, el miedo llega a un punto de apoyo en tu conciencia, y eres mucho más fácil de controlar.

Cuando te unes a una religión, tus compañeros «esclavos de la mente» te ayudarán a mantenerte en línea, gratificando socialmente tu obediencia y castigando tu deslealtad. ¿Por qué hacen esto? Es lo que han sido condicionados a hacer. Dile a tus amigos religiosos que estás abandonando tu religión porque quieres pensar por ti mismo por un tiempo, y verás volar chispas. De repente has dejado de ser el mejor amigo para convertirte en un demonio del mal. No hay mayor amenaza para las personas religiosas que profesar tu deseo de pensar por ti mismo.

Hay mejores maneras de disfrutar de un sentido de comunidad que unirse a un club de la esclavitud. Trata de hacer amistad con gente consciente, libre de pensamiento como un cambio – personas que están dispuestas a conectar contigo sin importar lo tontas que sean tus creencias. Tal vez te resulte intimidante al principio, pero es muy refrescante, una vez que te acostumbras a ello.

Debido que me hacen esta pregunta todo el tiempo, bien podría responder a ella en público. ¿Debo aceptar a Jesucristo como mi salvador personal? No más de lo que habría de aceptar una tarjeta de crédito de Crapital One. De otra manera estaría preocupado por las letras pequeñas. ¿Significa esto que no podemos ser amigos? Por favor, no me odien porque estoy condenado.

7. Idiotez o hipocresía – elige una.

Cuando te unes a una religión establecida, sólo tienes dos opciones. Puedes convertirte en un idiota, o puedes convertirte en un hipócrita. Si ya has elegido la primera, voy a explicar por qué, y voy a usar palabras tan simples que puedas estar seguro de entender.

En primer lugar, está la ruta de la idiotez. Puedes tragarte con gusto todas las tonterías hechas por el hombre de las que te alimentas. Aceptar que la tierra tiene tan sólo 10,000 años. Creer historias sobre los cadáveres que vuelven a la vida. Aprender sobre diversas deidades y más. Poner tu confianza en alguien que piensa que sabe de lo que está hablando. Come tu dogma. Buen chico!

¡Enhorabuena! Eres un imbécil creyente. Serás salvado, iluminado, y saludado con gran fanfarria cuando te mueras … a menos que, por supuesto, todas las cosas que te enseñaron resultaran no ser verdad. Nah… si el hombre de la túnica, dice que es verdad, debe ser verdad. Tienes que tener fe, ¿no?

A continuación, tenemos la opción de la hipocresía. En este caso, su neocórtex es lo suficientemente fuerte como para identificar varias partes del disparate en las enseñanzas religiosas que otros están tratando de empujarte dentro de la garganta. Tienes un detector de basura, pero está ligeramente dañado. Tú eres lo suficientemente inteligente para darte cuenta de que la tierra es probablemente mucho mayor de 10.000 años y que antes del matrimonio (o sin matrimonio) el sexo es muy divertido, pero alguna basura todavía es recibida. No te lo tragas todo, pero aún te identificas como un seguidor de una religión en particular, más probablemente, porque fuiste creado en ella y en realidad nunca la elegiste para empezar.

Para ti es sólo un ejercicio ocasional. No eres ciertamente un fundamentalista intransigente, pero crees que si bebes el vino y masticas la hostia de vez en cuando, es lo suficiente para obtener un viaje gratis a un más allá medio decente. Perteneces al club a favor de Dios. Seguramente hay certeza en los números. Dos personas no pueden estar equivocadas… aunque 4 y 1/2 millones supuestamente si pueden.

En este caso, te conviertes en una apología de tu propia religión. No quieres ser identificado con los fanáticos extremos, ni quieres ser asociado con los no creyentes. Calculas que te puedes colocar en ambos lados. En la tierra donde básicamente vivirás como un no-practicante (o un practicante muy descuidado e inconsistente), pero cuando acabas muriendo, todavía tienes el carnet de socio para mostrar a Dios.

¿Te das cuenta de lo engañado que estás?

Tal vez si tienes que tirar tanto rollo para hacer que tu sistema elegido de creencias sea apetitoso, no deberías beber Kool Aid en primer lugar. Libérate a ti mismo del equipaje mental, deja de pedir permiso a los demás para vivir y empieza a pensar por tu cuenta. Si tu Dios existe, es lo suficientemente inteligente como para ver a través de tu falsa identidad.

De vez en cuando, algunos de mis lectores intentan convertirme a su religión. La mayoría de ellos vienen como verdaderos patos, pero al menos puedo respetar su consistencia. No tengo ni idea de por qué se molestan en leer mi sitio (que es acerca del desarrollo, no de reducir la conciencia). Tal vez algunos de ellos se están preparando para convertirse del fundamentalismo al sentido común.

Uno pensaría que yo sería como un premio para cualquier religión seria. Con 2.4 millones de lectores mensuales, que es un montón de gente que podría esclavizar/convertir, por no mencionar lo mucho que podría llenar las arcas de la Iglesia, solicitando indulgentes donaciones en su nombre. De ahora en adelante espero que hagan un mucho mejor esfuerzo por convertirme. Si no lo hacen por el dinero, entonces háganlo por las almas. No pueden dejar que muchos de nosotros vayamos al infierno sin tratar en serio de salvarnos, ¿verdad? ;)

Solo mantengan los correos electrónicos solicitando mi conversión por debajo de 10,000 palabras, si es posible, con no más de 9,000 de ellas citando su gran libro favorito.

8. Falsedad heredada.

Por favor, dime que no ¿sigues practicando la religión con la que naciste? Seguramente estás muy grande ahora para tu ropa de bebé. ¿No es hora de que también superes tu religión de nacimiento?

¿Qué pasa si naciste en una cultura diferente? ¿Has sido lo suficientemente consciente para encontrar tu camino a tu sistema de creencias actuales? ¿O son tus creencias actuales un mero producto de tu medio ambiente y no el resultado de una elección consciente?

Muchas religiones son sólo una mezcolanza de lo que había antes. Por ejemplo, el cristianismo se basa principalmente en los rituales paganos. Si las creencias paganas y rituales hubieran sido protegidos por los derechos de autor, el cristianismo ni siquiera existiría. Si te tomas el tiempo para profundizar en las raíces del cristianismo, te vas a encontrar varias teorías acerca de que las enseñanzas del cristianismo se reunieron en gran parte de los mitos pre-cristianos y que Jesús mismo no era más que un personaje de ficción armado a partir de principios de figuras míticas. Alabado sea Horus!

Muchos profesores de religión (es decir, sacerdotes, rabinos, ministros, etc) son tan sólo otros esclavos lavados del cerebro. No tienen ninguna autoridad real y ni siquiera son conscientes de la agenda establecida por sus superiores. Esto los hace mejores siervos, porque realmente creen en la basura que profesan y no conocen la verdad detrás de ella. Un sacerdote, un rabino, y un ministro entran a un bar, pero hasta ahí llegan. Pueden interactuar con el cantinero, pero nunca llegan a conocer al tipo que es dueño del bar. Sufren de la mentira heredada como todo el mundo.

¿Está su religión basada en la palabra inspirada de Dios? No más de que este artículo. Sólo porque alguien dice que su texto es inspirado por Dios no significa que lo sea. Cualquier persona puede reclamar inspiración divina. Las religiones principales son decididas por la popularidad, no por la verdad.

Incluso las figuras centrales de las principales religiones no siguieron las religiones que se han generado en sus nombres. Si ellos no creyeron en la «sabiduría» vigente sobre dioses, líderes espirituales y demás, ¿por qué lo harías tu? Si quieres ser más como la gente que adoras, entonces, imita su ejemplo de seguir por tu cuenta.

Ve más allá de tu religión de nacimiento. Considera la madurez como una alternativa razonable.

9. Compasión en cadenas.

Las normas y las leyes religiosas, invariablemente, obstaculizan el desarrollo de la conciencia. Esto causa todo tipo de problemas como la violencia sin sentido y la guerra. Aquellos que predican la no violencia como una regla o ley tienden a ser los más violentos de todos. Estas personas no pueden ser confiables porque van a violar sus valores proclamados por las excusas más simples.

Al externalizar la compasión en un conjunto de normas y leyes, lo que te queda no es la compasión en absoluto. La verdadera compasión es una cuestión de elección consciente, y que requiere la ausencia de leyes y normas impuestas por la fuerza.

Cuanto más religiosa es una persona se convierte en menos compasiva. La ilusión de la compasión sustituye a la realidad. Las personas religiosas tienden a ser los más intolerantes y excluyentes en la tierra. Son los menos dignos de confianza y sufren de los defectos más groseros de carácter. Fingen que están haciendo el bien, pero en realidad son colaboradores en un sistema diseñado para empujar a la gente a la esclavitud inconsciente a una autoridad «superior». Son esclavos promotores de la esclavitud.

Históricamente hablando, a la gente religiosa le encantaba pelear entre sí. En lugar de amor incondicional, practican la lealtad condicional. El único aspecto incondicional es su sed de sangre. Si no está de acuerdo con ellos, tu eres un objetivo … ya sea para la conversión o para la destrucción (los cuales son realmente la misma cosa).

Si valoras el ideal del amor incondicional, no lo encontrarás en la práctica de la religión. La compasión no surge de creer en Dios, de la práctica de diversos rituales, o de estudiar el concepto del karma. La compasión sólo puede ser resultado de una elección consciente, y esto requiere la libertad de elegir sin la amenaza del castigo o la promesa de recompensa. Si eres obediente a tu fe, es seguro que la compasión estará ausente de tu vida. Es probable que ni siquiera sepas como se siente la verdadera compasión.

Cuanto más colectivamente abandonemos toda religión, mejor será este planeta. Esto no significa que tengamos que abandonar todas las actividades espirituales. Simplemente significa que debemos dejar de convertir la espiritualidad en algo que no es.

10. La fe es miedo.

La religión es la comercialización sistemática del miedo.

Bienaventurados los pobres (dona en gran medida). Bienaventurados los mansos (obedece). Bienaventurados los humildes (no cuestiones la autoridad). Bienaventurados los hambrientos (haznos ricos hasta que duela). Bienaventurados los misericordiosos (si nos atrapan haciendo algo mal, déjalo pasar). Bienaventurados los limpios de corazón (porque su cerebro está apagado). Bienaventurados los tímidos, los cobardes, los que tienen miedo. Bienaventurados los que nos dan su poder y se convierten en nuestros esclavos. Muajajaja!

Esa es la clase de religión sin sentido que se impone a la gente. Te entrenan para dar la espalda al coraje (valor), fuerza y vida consciente. Esta es estupidez, no divinidad.

La religión te enseñará el miedo de ser diferente, el miedo de ponerte de pie por tí mismo, y el miedo de ser un pensador independiente. Te quitan la confianza en tí mismo, explicando porque no eres capaz de manejar con éxito la vida en tus propios términos: Eres indigno. Eres un pecador. Estás sucio. Perteneces a una casta inferior. Por supuesto, la solución es siempre la misma – someterse a la voluntad de una autoridad externa. Regala tu poder. Vive con temor por el resto de tu vida y espera a que todo salga bien al final.

Cuando prácticas la fe en lugar de vivir conscientemente, vives bajo un manto de temor. Con el tiempo el manto se vuelve tan habitual que te olvidas de que aún existe. Es muy triste cuando se llega al punto en el que ni siquiera puedes recordar lo que se siente ejercer la libertad creativa sobre tu propia vida, independientemente de lo que hayas sido condicionado para creer.

La fe es el sustituto del cobarde para el valor. También es muy buena publicidad si eres el que controla la fe. Si tienes miedo o no quieres asumir la responsabilidad total de tu vida, eres perfecto para la religión.

El miedo que hay en una parte de tu vida siempre se extiende a todas las otras partes – no se puede separar. Si te encuentras frustrado porque tienes demasiado miedo de seguir tus sueños, de hablar con miembros del sexo opuesto, de hablar por ti mismo, etc, entonces un buen lugar para comenzar es liberar tu vida de todas las tonterías religiosas. No dejes que el miedo consiga arraigarse en tu conciencia.

Deja de tratar de consolarte con la ingestión de basura religiosa. Si realmente necesitas algo en que creer, cree en tu propio potencial. Pon tu confianza en tu propio intelecto.

Desecha las creencias absurdas. El hecho de que mucha gente crea en cosas estúpidas, no quiere decir que no sean estúpidas. Sólo significa que la estupidez es popular en este planeta. Cuando las personas están en un estado de miedo, van a tragarse cualquier cosa para consolarse a sí mismos, incluyendo el bastión de la estupidez conocido como religión.

***

La religión es la inmadurez espiritual. Eso es un cumplido.

Es enteramente posible disfrutar de tu vida sin tener que gastar gran parte de ella inclinándote sometido. Saca la cabeza de tu trasero, y mira a tu alrededor con tus propios ojos. Si necesitas algo que adorar, entonces siéntete agradecido por tu propia mente consciente. Tira hacia afuera las telarañas, y arranca.

Además … si alguna versión religiosa popular de Dios existe, hay una buena probabilidad de que él sea un total y completo idiota. Él nos hizo a su imagen, ¿verdad? Así que tal vez no deberíamos ser tan rápidos en la adoración de una entidad tan carente de inteligencia. Estamos mejor por nuestra cuenta.

Dios no te va a castigar por no adorarlo formalmente. Si no me castiga en este momento, es seguro que también pasarás por debajo del radar. Y si eso no funciona, puedes pedir prestada mi identificación falsa. He sido bautizado y confirmado, y soy el hijo de un monaguillo y el sobrino de un sacerdote, así que estoy seguro de que voy a estar bien.;)

Enlace al artículo original:

http://www.stevepavlina. com/blog/2008/05/10-reasons-you-should-never-have-a-religion/

16 pensamientos en “¿Por qué no pertenecer a una religión?”

  1. Realmente nunca he sido religiosa y cuando senti que queria acercarme a Dios pense que tenia que hacerlo por una iglesia o religión, pero eso me hizo sentir mas lejos de él. Gracias a Dios no me deje lavar el cerebro por las religiones y ahora estoy mas cerca de la verdad!!
    Se de gente que por llenar vacios o que ha estado en alcohol, vicios, depresión, promiscuidad se buscan una religión y realmente dejan sus adicciones y me parece muy bien…. pero algunos se vuelven personas fanaticas, hostiles, juzgadores, prepotentes me parece que eso es peor que sus problemas iniciales.

  2. Hay que tener algún cuidado con ciertos autores, por cuanto es fácil caer en un vórtice de nihilismo y en muchos casos de nihilismo ateo, es cierto que necesitamos cada cierto tiempo una suerte de higiene mental, pero a veces se puede pasar la mano y terminar sin cerebro.
    La religión de la no religión tiene muchos autores, recuerdo el caso de George Carlin (RIP) entre los cómicos y Christoper Hitchens entre los serios, en todas esas exposiciones se cae en unas generalizaciones groseras, unas caricaturas de la realidad, y siempre orientadas a dar oxigeno al naturalismo. Finalmente estamos frente a otro tipo de gurúes.
    Otro enfoque interesante en estas exposiciones son las medias verdades, argumentos orientados a desenfocar y hacer causa común con quien argumenta, de lo contrario se cae en la misma soberana estupidez que intentamos en “ conjunto” dejar al descubierto, es decir retorica inductora de la más pura estilística.
    Dicho lo anterior, es claro que las religiones tienen parte de las indecencias que se argumentan, y que sería bueno acudir a nuestro intelecto pedestre aunque sea de vez en cuando, y así, no dejarse dominar por el iluminismo, pero también hay que darle cierta cuerda a la parte trascendente del yo, el que algunos denominan el yo esencial, me parece que es el más inteligente del yo y sabe buscar.
    Gracias por tu trabajo, el extenso texto permite el debate.

  3. De eso se tratan las religiones, de oprimir almas, de esclavizar mentes, de robar vidas y por medio de este maquiavélico sistema tienen al mundo dominado a su antojo y como dice el post, aveces no hay chance de escojer nuestra creencia ya que si hemos nacido en una familia católica o cualquier otra nunca nos preguntan si queremos o no ser bautizados, simplemente ellos eligen por nosotros, por fortuna ahí un lado de nuestra alma que siempre lucha por buscar la luz aunque no siempre triunfe y aunque aveces se piense que triunfo pero en verdad esta equivocada de camino. Gracias Jonathan.

  4. «Él nos hizo a su imagen, ¿verdad? Así que tal vez no deberíamos ser tan rápidos en la adoración de una entidad tan carente de inteligencia. Estamos mejor por nuestra cuenta»

    Aunque el texto dice muchas cosas ciertas, creo q este se debió filtrar para exponerlo, ya que lo que se desbalancea en varias cosas. Concuerdo en buena parte con el comentario de Curioso1.

    Creo q hay que ser cuidadosos.

    Saludos,

  5. Filtrar? No seria eso en realidad manipular para evitar que alguien se alarme? No es eso el tipo de cosas que hacen las religiones? Cambian textos, alteran, manipulan, filtran, etc. Todo para que sus seguidores no se alarmen y salgan corriendo ante algo que pueda sonar escandaloso?

    Aqui en Táchira cuando en una de sus conferencias el moré habló de aceptar a quienes se identifican como homosexuales, y aceptar que hoy dia es normal que los chicos fumen, y aceptar que las parejas puedan usar juguetes sexuales, y el fetraficante de turno que fungia como lider le pidió en privado que filtrara lo que habia dicho por el bien de aquellos que se podian alarmar.

    Creo que se aportaria más con un comentario que oriente a quienes se puedan alarmar por textos que no siguen la linea editorial de fulvida, en lugar de pedir que se «filtre» lo que otros exponen y que en modo alguno debe ser considerado verdad absoluta.

    Yo, Jonathan Ortiz, no «filtro» textos. Allá quien quiera hacerlo.

    Gracias y Saludos.

  6. se le puede dar fácilmente al blanco con este post ilumina el interior. lo lyenron algunso de mis amigos estuvierno y entendieron mucho de este articulo. están mas c0nvencidos de la realidad.

  7. «Creí pertenecer a una religión, pero ahora me doy cuenta que nunca creí, y mucho menos pertenecí, …»

    se vive mejor cuando dejas de usar títulos errados, y ahora «Noájida a mucho honor», feliz con mente y alma… «Noájida»

    Gracias Jona!

  8. Me parece todo el comentario excelente pero no estoy de acuerdo con el autor en cuanto a la parte que menciona de los rabinos, pues, una cosa es querer creerse judío y otra es el no respetar la autoridad, sobre todo con todas las enseñanzas que nos han sido transmitidas a los gentiles. Comprendo que como en todo, existe en ciertos sectores cierto chovinismo, incluso para con sus propios hermanos judíos, pero la visión del autor era más general que específica y creo que, en mi opinión, los rabinos quedan fuera de esa lista; no así los noajudas, lso judíos mesiánicos y demás sectas religiosas que lo que buscan es el enriquecimiento ilícito estafatorio a través de mecanismos «espirituales.»

  9. felipe. hay judios, incluso rabinos, q no escapan a vivir como «religosos», bastante alejados de la espriitualidad y mas proximos a las payasadas de las religiones.
    no por ser judio, ni por ser rabino, uno esta libre del EGO…

    por supuesto q este articulo es para analizar, no para tomar como verdad revelada, pero sirve para pensar, para discutir, para analizar, para verse y aprender a crecer.

  10. Y es que creer que todo lo judio es kosher es un gran error que tiene a muchos alimentando su alma con lo inadecuado.

    De paso, la verdad en cuanto a lo putrido de las religiones no la tenemos unicamente nosotros los que hemos pasado por alguna y lo compartimos aqui, tambien hay gente como el autor del post que vivió una mentira y aprendió lo propio.

Deja una respuesta