Sobre el origen sefardi de algunos apellidos

Hace poco comentaba con una amiga el tema de los supuestos rastros sefardíes en apellidos españoles. Lo que le comentaba era mi perplejidad ante tanto origen sefardí invocado y, también, mi perplejidad por cuanto no entiendo la vía por la que se aduce ese origen en unos apellidos que son españoles.

Abordo el tema con la prevención y confesión de no ser experto en la materia, por lo que tal vez algún genealogista fuese capaz de despejar mis dudas y corregir mis seguros errores. Dicho lo cual indicar que mi perplejidad viene de la mano de algunos calificativos que he encontrado en ciertos apellidos en los que se afirma que son “de origen judío”.

Veamos, sobre las listas de innumerables apellidos españoles que se indica que son o bien “de origen judío” o de “origen sefardí”, decir que la mayoría son puramente españoles, en todo caso si lo que se quiere decir es que hay documentación –que no sé si la hay, repito que no soy genealogista- que muestre que algunos de esos apellidos –o todos- fueron usados por “cristianos nuevos” –todo judío que quedó en España después del Edicto de Granada de 1492 forzosamente se convirtió al cristianismo, estos son los conocidos por “cristianos nuevos”- lo que indica es que esos “cristianos nuevos” adoptaron esos apellidos españoles, no que al bagaje de los apellidos españoles aportasen nuevos apellidos de origen judío, con lo cual debiera resultar claro que esos apellidos no denotan ningún origen judío.

Poniendo un ejemplo de otro contexto, el que un afroamericano estadounidense lleve el apellido “Smith” no indica que “Smith” sea un apellido de origen africano, debiera resultar evidente que tal conclusión seria un absurdo, lo que indica es que alguno de sus antepasados traídos como esclavos fue propiedad de algún “Smith”, de manera que al manumitirse este apellido fue el adoptado por el antiguo esclavo –cuyos apellidos africanos habrían quedado en el olvido-.

Cuando se alude a que ciertos apellidos españoles se refieren a profesiones, topónimos u otras situaciones similares que evocan ciertos genéricos y que, por tanto, estos eran atribuidos a los recién convertidos “cristianos nuevos” se está haciendo una extrapolación incorrecta, que parece indicar que esos apellidos se generan “ex novo”, no es así, se usen o no para conversos esos apellidos existían previamente como apellidos puramente españoles, sucede que esos genéricos lo que denotan, en todo caso, es una procedencia popular y no nobiliaria, cosa que lógicamente sucede con la mayoría de la población española –por definición toda nobleza es una minoría-.

Pero el absurdo sube a veces de tono cuando se hace referencia a ciertos patronímicos como muestra de “rastro judío”. Así se dice en algún sitio que los apellidos acabados en “ez” contienen una mención “encriptada” de “Eretz”. Esto es totalmente absurdo, pues “ez” es un sufijo de origen germánico –posiblemente aportado por los visigodos- y que sencillamente significa “hijo de”, “Fernández” quiere decir “hijo de Fernando”, “Sánchez” significa “hijo de Sancho”, y así sucesivamente. El sufijo “ez” solo remite a eso, como en el árabe “ibn”, en el arameo “bar”, o en el hebreo “ben”, significa “hijo de”.

Si uno busca en la red “apellidos de origen sefardí” se encuentra con la práctica totalidad de apellidos españoles –pocos no aparecen en los listados que se muestran-, lo que no se encuentra tan fácilmente es la explicación, el porqué, que argumente lo que se afirma, y algunas de las que aparecen son tan peregrinas –e irreales- como la que aludía sobre el sufijo “ez”.

No digo que los apellidos de los listados no los usasen los conversos, lo que digo es que esos apellidos los usaban los conversos por ser españoles -en realidad los conversos perdían sus apellidos originales, que sí indicarían un origen judío-, no eran apellidos judíos aportados por los conversos a los nombres españoles.

Personalmente si tuviera que hacer caso a esas listas podría invocar para mis dos apellidos un origen sefardí, cuando en realidad el origen del primero es romano y el segundo en último extremo parece que también -si deriva de Aegidius-. Eso por una parte, por otra, y en un aspecto aún más personal, hasta dónde alcanza mi genealogía familiar -unos cuantos siglos hacia atrás- no se constata ningún antepasado hebreo. Sencillamente, no entiendo a partir de que baremos se establecen esas listas de apellidos de «origen sefardi».

Sospecho que al menos en parte la cuestión se suscita por la búsqueda de algún tipo de argumentación de aquellos que quieren “legitimar credenciales” para reivindicaciones de judaísmo, lo que nos llevaría a nuestros viejos conocidos los llamados judíos mesiánicos. No sé si todos los casos nos llevan a ellos –con la misma amiga que mencionaba al principio, que no es mesiánica ni tiene necesidad de serlo, debatía sobre el supuesto componente sefardí en el pueblo costarricense- , imagino que no y que en otros casos hay ciertos problemas puramente identitarios de por medio. En cualquier caso, y en relación al factor “mesiánico”, resulta nulo el argumento de las “credenciales” como elemento de “judeidad” puesto que… poco importa la presencia o no de remotos antepasados hebreos, eso no acredita que los descendientes lo sean, solo acreditaría que algún antepasado lo fue. La condición de judío no se transmite por genealogía sino va acompañada de una continua e ininterrumpida permanencia en el pueblo judío.

Naturalmente que hay judíos sefardíes, pero es que estos son, precisamente, los que prefirieron la marcha a otras tierras antes que abandonar el judaísmo. Dicho de otra manera, los sefardíes son los que siguieron siendo judíos no los que dejaron de serlo. En ese sentido el debate de los apellidos entiendo que esta mal planteado, puesto que no hay apellidos españoles de origen sefardí –exceptis excipiendis-, hay apellidos españoles que pasaron a usar los que dejaron de ser sefardíes puesto que al convertirse dejaron de ser judíos.

21 pensamientos en “Sobre el origen sefardi de algunos apellidos”

  1. Hola Jonathan,

    El placer es mío por estar de nuevo aquí, en realidad no me fui, iba leyendo solo que he andado ocupado y no tenía tiempo para intervenir.

    Me alegro que le haya interesado el tema, bueno, si seguimos los criterios del «ez» como «criptografía» de «eretz» le notifico que tiene usted antepasados sefardies, ya que el «iz» es una variante del «ez», ¡felicidades! ¡jajaja!

    Prosiguiendo el debate con mi amiga me acaba de comentar que si se visita la sinagoga de Praga en los listados de víctimas del Holocausto entre los sefardies locales -luego, judíos que no abandonaron sus creencias sino su tierra- se encontraban apellidos como Aguilar, Rodriguez o Mendez -entre otros-, lo que me lleva a pensar -de manera totalmente especulativa, no soy experto en la materia- que lo que sucede es que los españoles -judíos o no- compartían los mismos apellidos -cuyo origen, repito, es español-, pero eso me lleva a realizarme otra pregunta para la que no tengo respuesta ¿por qué entonces cambian de apellidos los que en 1492 se convierten al cristianismo y se quedan en España? ¿qué necesidad había de ello? Las dejo como preguntas abiertas.

    Un saludo

  2. jajaja ah bueno, entonces ya mismo me voy a la sinagoga más cercana a pedir conversión! es broma!

    Aqui se usó ese argumento para vender la idea del mesianismo. Decian que los nombres que tuvieran que ver con objetos, animales, frutas, arboles, etc… eran de origen sefardi y quien los portaba tenia raices judias.

    Mucha gente terminó con una raiz, pero de amargura al enterarse de la gran estafa que les habian vendido.

    saludos nuevamente!

  3. Saludos Jorge, More y Profe. Excelente articulo. He de comentarles, que leí el libro de mi paisana tica, y se que dedico algunos años en su investigación. Tal vez la critica contructiva que puedo aportarle a su obra, es que se basa en especulaciones para indicar la afirmación del supuesto origen sefardi tico. Los costarricenses somos un pueblo mestizo; con costumbres mezcladas que dieron origen a nuestra identidad; por lo que es imposible rastrear una tradicion desde sus origenes, mucho menos afirmar un supuesto origen unico.

  4. Excelente artículo Jorge. Se siguen inventando falacias para usurpar patrimonio ajeno. Ahora la moda es que cualquier hijo de vecino diga que es judío pero cuando llega la hora de enfrentarse a la realidad, de vivir como un verdadero judío, no les gusta y cambian lo que para ellos es judaismo a su manera.

    Para estafas hay miles, y el intelecto no tiene limitaciones. Gracias por este punto de vista tan sobrio e irrefutable, definitivamente es lógico el argumento, el cual, contrario a las especulaciones de ciertas personas, posee veracidad completa y no creo que se necesite ser un genealogista para ver que los inventores de estas hipótesis tratan de tapar el sol con un dedo

    Queda más que claro que las personas de origen sefaradí lo son por que sus antepasados se comprometieron con el judaismo, pese a que arriesgaban su vida y no se puede pretender reclamar para sí algo que no le pertenece, con el permiso de ustedes acuñaré un nuevo término, el precarismo religioso, de gente que busca tomar patrimonio judío sin justo título y que ven al judaismo no como un modo de vida sino como una religión, pues si realmente lo vieran como el modo de vida que es, buscarían cumplir con todos los requisitos, o sea, la obtención del justo título, para poder llamarse a sí mismos judíos

  5. Hola amigos,

    Respecto al caso tico ustedes seguro que saben más que yo, servidor sobre todo ha leído cosas de Ricardo Fernández Guardia, Gonzalo Chacón Trejos y estudios mucho más recientes de Miguel Guzmán-Stein, no mucho más. A partir de Fernández Guardia y Chacón Trejos se baraja la posibilidad de grupos de «cristianos nuevos» en la fundación de Cartago -aunque creo recordar que Fernández Guardia habla de unas primeras cincuenta familias, instaladas antes de Diego de Artieda, que parecen «cristianos viejos»- que en cualquier caso mantendrían su cristianismo. Por su parte Guzmán-Stein se remite a época mucho más reciente e investiga las inscripciones funerarias en relación a los primeros grupos constatados de sefardies en Costa Rica que data… a finales del siglo XIX -no antes-, y cuyo origen seria holandés, inglés y danés.

    Fuera de eso buscar indicios en factores a veces esgrimidos como la idiosincrasia, el sentido del humor, supuestos rasgos físicos y cosas similares me parece muy forzado y «folclórico» -sea para Costa Rica o para cualquier otro lugar-.

    También se esboza la idea de la «huida de la Inquisición» respecto a supuestas migraciones de «cristianos nuevos» a los territorios americanos de la Corona. Sin embargo se diría que eso solo puede manejarse desde el desconocimiento del funcionamiento de la América colonial española, donde la Inquisición esta presente desde el siglo XVI y, como en la Península, funciona a partir de las delaciones.

    Un saludo

  6. Hola Jonathan,

    Sí, se esgrime que los apellidos que toman profesiones, ciertos objetos, frutas, toponimos y otras «generalidades» indican «cristianos nuevos», pero el argumento de fondo carece de sentido. Fuera de los patronímicos la mayor parte de los apellidos se remiten a ese tipo de cosas «genéricas» ¿o acaso se espera que la mayor parte de una población presente cartas de nobleza? Los apellidos de «casas» son por lógica mucho menos abundantes que los «plebeyos» -que se remiten a ser «hijo de tal» o relacionado con tal o cual profesión o rasgo distintivo-.

    Esos apellidos los podían usar «cristianos nuevos», pero no se crearon para ellos, eran preexistentes.

    Saludos

  7. Hola Yehuda,

    Muy acertada la mención por su parte a los traficantes de la fe, porque creo que mucho -aunque no todo- en este asunto deriva de ellos.

    Yo relacionaría eso con el tema de los «anusim» -sobre los que tampoco sé mucho, en lo que me equivoque ya me corregirá-. Si no he entendido mal los «anusim» serían aquellas personas que siendo forzadas a abandonar el judaísmo se siguen manteniendo fieles a él y llevando sus vidas en todo lo posible acorde con el mismo -es de suponer que en un entorno hostil, de manera disimulada u oculta-, si sigo sin entender mal -y aquí es posible que entienda más mal que bien, o de manera insuficiente- hay «sentencias rabínicas» que se pronunciaban en el sentido de que a todo efecto estos «anusim» seguían formando parte del pueblo judío -no eran «apostatas»-, en consecuencia seguían transmitiendo a sus descendientes la condición de judíos.

    Y aquí es donde pienso que entra toda esa insistencia mesiánica en la búsqueda de «cartas de naturaleza sefardi» en todo apellido, a diestro y siniestro. De manera simple -e incluso simplista- se pretende aducir que ante la presencia de «anusim» en una genealogía la transmisión del judaísmo ya «esta asegurada». Evidentemente esto no resiste el menor análisis, dado que para que eso funcionase así no se trataría de que en un momento dado hubiese en un árbol geneálogico un «anusim», sino que, ininterrumpidamente, todos los miembros de tal genealogia… fuesen «anusim». Pero… si cuela… cuela.

    Un saludo

  8. quela línea materna ininterrumpida’ pero ni siquiera eso es legalmente suficiente. pero además aquellos que prefirieron hacer pesar por cristianos tuvieron les chance de seguir siendo judíos fieles pero sin riqueza y optaron por elbienestar material en lugar de la fidelidad. Pero claro, difícil juzgar a aquellos qué así hicieron. el hecho que este cuento de los anusim no pasa el menor filtro en su casi totalidad de los casos sino en todos

  9. Hola Yehuda,

    Muy cierto, para que la teoría de la transmisión «anusim» funcionase debiera haber una línea materna ininterrumpida en la genealogia -que, naturalmente, podría coincidir con una línea paterna, pero la materna es condición «sine qua nom»-. Como bien indica la hipótesis anusim se deshace observando los pormenores del caso español tras el Edicto de Granada de 1492, porque aunque dura existía una alternativa -por la que optaron centenares de miles de personas- como era la emigración.

    Digamos que una situación teórica en la que funcionase el «modelo anusim» se podría dar en comunidades que no tienen opción a la emigración y su única alternativa es el disimulo, pero eso no sucedió así en el desgraciado episodio de la expulsión de los judíos de España.

    Por lo demás hay la evidencia palpable de que quienes se quedaron como «cristianos nuevos», más sinceramente o menos, acabaron asimilándose al entorno católico, lo hicieron ellos directamente o sus descendientes, basta remitirse a la nula existencia de comunidades judías -ocultas o no- en España durante siglos.

    Saludos

  10. Gracias Jorge por este artículo, siempre me interesó saber la procedencia de los apellidos, y siempre indagué sobre el mío, según tengo entendido antes había pequeñas aldeas o comunidades con alguna insignia o logotipo y muchos apellidos están relacionados con el logo o simbolo de una comunidad. creo q hay que relacionar la etimología tambien teniendo en cuenta la agrupacion social de los individuos, otro ejemplo para agregar al post es mann en aleman creo que es hijo, tambien, hay muchos apellidos alemanes con ascendencia judia que estan formados por el mann. Sldos.

  11. si jorge, nosotros lo sabemos, es la verdad pura y clara, pero no faltan los saboteadores, los comerciantes, los traficantes que se prenden d cualquier cosita, hasta lo ridiculo y fantasioso, para adquiurir dominio sobre las almas de los q neciamente pretenden ser lo q no son y negar su identidad para vivir solamente de apariencias.
    todos esos «anusin» q andan por ahi, esos «descendients», eso «efraimitas», todos esos perdidos q se aferran a mantos sucios para cubrirse de gloria q no tienen ni tendran.
    y hay «rabnos», sin titulo en la mayor part de los casos, q hacen su negocio con todo esto.
    claro… siempre hay gente honesta, gente buena, gente bien intencionada, gente q anda por el buen camino. pero son tan pocos y tan entorpecidos por los fetraficantes.
    elhecho es q la abundancia de casos es para hacer reir si no fuera tan terrible y dramatico lo q se esta tratando…

  12. Normalmente concuerdo con Jorge, pero hay que diferenciar algunas cosas, a mi me parece que si bien no hay apellidos españoles de origen judío, hay un número apreciable de judíos con apellidos españoles, por otra parte, América es América, tierra de inmigrantes, llegaron a estas naciones no sólo gente de Europa, sino que desde muchos otros punto del mundo, un ejemplo, Manuel de Lima Sola, judío, fundador de la masonería chilena llegó a Chile desde Curazao a principios del siglo XIX , y sus ancestros podría provenir de Portugal, es decir, apellidos españoles en judíos no conversos al cristianismo. Lo que ha pasado en esta parte del mundo, es la asimilación, somos una exquisita mixtura , con ello se pierden los rastros de la cultura o la religión de los ancestros, sin embargo algunas familias mantienen nociones de sus raíces, en ese contexto, algunas personas y familias guardan con reserva su ancestro judío, no quieren un pasaporte a Israel, ni que se les reconozca su condición ante las comunidades judías locales o como ayuda a la conversión, sino como una cuestión puramente familiar y cultural.

  13. Hola curioso,

    No dudo que en muchos casos la cuestión se enfoque como cosa familiar y cultural, tampoco cuestionaré los árboles genealógicos bien trazados -aunque dado que no soy genealogista no sé como se hace y/o verifica eso, doctores debe tener la Iglesia…-.

    No iba yo tanto por ahí a la hora de plantear la cuestión como por esa, para mi, sorprendente «expansión» de raíces judías en apellidos españoles. Si uno mira ciertas páginas de internet resulta que casi todo apellido español se cataloga como «sefardi». Veamos, entiendo que la secuencia lógica es al revés, habrá sefardies que lleven apellidos españoles -porque previamente a la expulsión compartiesen esos apellidos con españoles no judíos- y habrá descendientes de conversos que lleven los apellidos españoles que adoptaron sus antepasados en la conversión -necesidad que no acabo de explicarme si previamente se compartían los mismos apellidos, pero repito que no soy genealogista-.

    Pero eso es una cosa, encontrar rastros judíos en todo apellido español me parece otra -ya digo que los míos figuran en esas listas, cuando me consta el origen romano de uno y casí también el del otro, y cuando, a nivel aun más familiar, no consta ningún antepasado judío en mi genealogia-. Lo que sí sospecho -sobre todo en páginas vinculadas a asuntos mesiánicos- es que alguna de esas listas tiene por finalidad «legitimar» ciertas pretensiones.

    Saludos

  14. la realidad es que en latinoamerica con el mestizaje que hay tener un apellido sefardi o del origen que sea no es señal de pertenecia…simplemente varios indigenas sin parentesco entre si tenian al mismo encomendero español que al bautizarlos les daba su apellido a todos por igual…

    es imposible que un latino de nuestra epoca que tenga apellidos sefardies tenga un linaje hebreo puro es una chorada que desgraciadamente vende mucho

  15. Que tristeza me da de que algunos desconozcan de historia,antropología y de la Biblia. Les asuguro de que si Jesucirsto no hubiera existido a nadie le gustaría tener bagaje hebreo. Mismo que fuere 120% Judío. Para los que tenemos temor de Dios sabemos que «no es judío el que lo es exteriormente» y que «ya no hay Judío ni Griego (gentil)» y que todos somos parte de un pueblo, si estas en el pacto eterno, el Nuevo pacto. El pacto en al sangre de Jesucristo. Se que esto incomodará a algunos judios, pero ni modo. Por otro lado hasta hace algunos años a nadie le interesaba ser judío o no. Es mas, había un desconocimiento total del asunto. Sin embargo en el subconciente del descendiente de la casa de israel sonaba con mucha fuerza todo lo referente al asunto. Mi tío Ximenez le puso a su Harly un cuerno en la parte delantera de la llanta y escribió este nombre: La Torah. Mismo que el poco sabía de estas cosas, ni sabía que significaba «La Torah». Con el avivamiento del protestantismo en latinoamerica a partir de los ochenta el tema comienza a tomar int/res. Y esto por varios aspectos: Por que les sonaba mucho en su herencia genetica, por el vertiginoso movimiento del saber (principalmete la red) y por el llamado que Jesucristo estaba haciendo al resto de «la descendencia de la mujer». Es increible que los que mas retonzan en este aspecto son los judíos Askenazis. Y ahí les va los judio askenazis: son muy mezclados con los rusos, alemanes y los otros. De ahí que sean eficientes y disciplinadopor por su sangre Jafita. (no sucede lo mismo con los sefarditas) y de igual manera exclusivistas y rascistas (su herencia alemana). Un porcentaje infimo de elllos guarda la ley mosaica (lo que los excluye del pacto) a como se debe, pero se llenan de celos que alguien reconozca de que por sus venas corra un 50 % o menos de sangre hebrea contradiciendo a la promesa. «Será tu descendencia como la arena del mar» logicamente los 13 millones de judíos supuestamente contabilizados ni por cerca se acercan a ese porcentaje. Disculpenme por mi discreción.

    1. Alberto, Bienvenido. Es hora de comenzar su proceso de desintoxicación. Fulvida es su clínica. Esperemos que pueda completar el proceso para ser libre de tanta mentira, confusión, odio, racismo…. ego. Bienvenido y a empezar a des aprender!

Deja una respuesta