Llenar el vacío

Tenemos la tendencia a querer completar las cosas.

Si vemos algo roto, es para arreglar.
Si está perdido, es para recuperar.
Si falta alguna sección, tendemos unir las partes, aunque sea imaginariamente, con tal de dar una forma acabada.
Si alguien nos cuenta alguna dificultad o problema, pronto estamos aconsejando lo que nos parece resolvería la cuestión.
Si fallece un conocido, vamos haciendo teorías de porqué sucedió, qué ocurre luego, cómo afecta eso a los dolientes y la manera de superar pronto el trauma.

Aunque la mejor acción en ese momento no sea la de arreglar eso que nos resulta incompleto, de manera natural tendemos a ello.
Esa emoción tan humana que nos impulsa a llenar el vacío.
¿Te habías dado cuenta de ella, no?

Si hasta tiene nombres sofisticados y todo: “horror vacui o natura abhorret vacuum”.
El universo, o la naturaleza, aborrece el vacío.
¿O acaso es el hombre que proyecta su modo de ser sobre el universo?
¿Es el universo quien se horroriza por lo incompleto, o es el hombre y por ello acusa al cosmos de ser como él?
¿Qué te parece a ti?
¿Habías pensado en esto?

Si tomamos como valedera esta presencia constante de querer completar lo que nos resulta incompleto, entonces, tendemos a hacer, rellenar, imaginar, arreglar, cerrar, sea en actos sobre cuestiones física-materiales, como en asuntos abstractos, para que así el universo tenga sentido para nosotros, para que no queden cabos sueltos.
De esa forma respiramos un poco más tranquilos.

Si no sabes, inventas alguna respuesta, sea coherente o no, tenga relación o nada que ver, responsa realmente o simplemente te llene el hueco que está habitado por el miedo.
Si no puedes, imaginas que de alguna manera mágica encontrarás la solución, clamas a tus dioses, haces tus rituales, cualquier cosa que te brinda una sensación de poder.
Si estás solo, supones compañías y amistades (materiales o metafísicas), o prendes la radio, o la tele, o te comunicas con “amigos” en redes virtuales.
Si no cierra, fuerzas a que cierre.

¿Es necesario llenar esa sensación de vacío?
De serlo, ¿cuál sería el mejor contenido?
¿A qué cosas terribles puede llevar el horror al vacío cuando se tapa con lo incorrecto?

9 pensamientos en “Llenar el vacío”

  1. Realmente existe el Vacío? y no me refiero al espacio físico.
    Realmente No. Existe un espacio interior nuestro mal ocupado, usurpado por creencias, ideas y pensamientos que ocultan lo que desde nuestra creacion Dios no has otorgado: El Bien.
    Y cuando notamos, sentimos, que el Bien se nos escapa, cuando vemos que lo explicado sobre el amor al Creador, a nuestro projimo, a la felicidad no nos encaja es entonces cuando se percibe ese Vacío.
    Paro ese Vacío está ahi, clavandose en nuestro interior, maltratandonos en Dudas, Miedos y Desesparanza…esperando siempre unas respuestas que no llegan nunca…y si llegan por medio de las Religiones, finalmente te das cuenta de que caes más en el error. Más desesperacion, frustracion..más de lo mismo.

    Y tenemos un continente: nuestra espiritualidad maltrecha, humillada..y no son las mejores condiciones para albergarlo del Contenido: Lo Autentico…El Bien.

    Limpiemos primero el Continente. Y disfrutemos, vivamos, compartamos y asumamos nuestra Participacion con Hashem.

  2. Si fallece un conocido, vamos haciendo teorías de porqué sucedió, qué ocurre luego, cómo afecta eso a los dolientes y la manera de superar pronto el trauma.

    Se puede tomar como el proceso de la naturaleza, despues de todo somos animales y estamos sujetos a ella
    duele la perdida pero es la ley de la vida, el cuerpo desaparece pero el alma no.

    El concepto de vacio, realmente existe o solo se percibe y se trata de explicar pero no estamos seguros 100%.

    somos una parte del universo, pero si el hombre desaparece este no se afecta.

    El bien, este cambia de acuerdo al tiempo y a la realidad del sitio, el concepto de bien no es el mismo que hace 1000 o 2000 años, de algo estoy seguro ahora existe un dios con una inteligencia infinita y dio sus leyes, pero aun me falta camino por recorrer y como me falta aprender tambien me falta desaprender.

  3. Cuando fui ateo, creia que solamente eramos una especie de animales mas, inteligentes , creamos leyes, codigo de moral
    concepto de bien y del mal y que eso nos separaba de los animales, pero al final lo eramos y estamos sujetos a la leyes de este, mas inteligentes pero tambien mas violentos, inventamos el racismo, supersticiones, dioses, etc.
    Y que es el bien ?, antes quemaban, mataban personas porque eso estaba bien, era lo que debian hacer, ahora eso es impensable ( pero hay uno que otro dictador que pensando que el fin justifica los medios ) pero si con eso consigues un pais fuerte, justifica lo que hicistes para lograrlo ?.

  4. Como todo en la vida, somos seres evolutivos, buscamos la mejora, creo que un amigo mío lo expresó muy bien, «si vives solo por el dinero entonces no estás viviendo», en este caso se refería a la forma de vida y a la profesión pero creo que se puede ampliar un poco más. En realidad no creo que sea malo el impulso a llenar el vacío, a corregir, pues de lo contrario no buscaríamos curas para las enfermedades, inventar artículos que nos hagan las cosas más fáciles, el problema no es llenar el vacío sino meter las narices, entrometernos, inmiscuirnos en lo que no debería de importarnos y todo esto bajo el pretexto de que lo hacemos por ayudar, cuando en realidad estamos satisfaciendo a nuestro propio EGO. Gracias por este post mi querido amigo.

  5. En ese caso es el EGO el que está buscando entrometerse, somos seres racionales con la inteligencia suficiente para saber cuándo llenar lo que se tiene que llenar y cuando dejar vacío le que tiene que quedar así, sin embargo, muchas veces es al revés, dejamos vacío lo que tenemos que llenar y llenamos lo que tiene que quedar vacío. Y muchas gracias mi querido amigo por esta conversación y estos valiosísimos consejos! Por aquí este servidor está también a las órdenes para que logremos hacer de Fulvida y del noajismo el camino que los noájidas escojamos para una vida plena y feliz!

  6. More creo que esa caracteristica que usted critica ha sido parte de mi personalidad desde hace años, salvo la parte de querer opinar en los problemas de la gente que aunque no me ha traido problemas si aburridas conversaciones, esta forma de pensar es la que lleva a las civilizaciones a conservar las obras de artes, las bibliotecas y hasta figuras religiosas que aunque no formemos parte de la religion me perturba y entristece cuando esta curiosas esculturas son vandalizadas, destruidas o mutiladas, como ya ha sucedido principalmente en Europa en donde reposan la mayoria de estas obras pero en donde las medidas de seguridad son inferiores a la que pudiera haber en un supermercado y en casos excepcionales en latinoamerica en donde las mas valiosas obras para ser admiradas son mas de creacion espontanea, natural para unos y religioso para otros, mas que obra de algun hombre.

Deja una respuesta