Versus

Creo que casi no hay excepción a la regla que te mencionaré ahora.
Toda relación interpersonal es una en la cual se lucha por el poder.
Quien es el conquistador, quien el conquistado.
Quien cede, quien avanza.
Quien estipula, quien accede.
Quien es impotente y quien es potente.

Las luchas pueden ser encubiertas o a la vista.
Menos o más cruentas.
Con mayores recursos e ingenio al servicio de la batalla, o con un primitivismo abismal.
En apariencia civilizada, o con la rusticidad del indomesticado animal.
A sabiendas de lo que se está invadiendo, o confundidos todos.
Con vencidos y otros vencidos, aunque algunos canten victoria.

Cada relación, cada vínculo, tristemente hasta cuando ambas partes emplean Comunicación Auténtica, en marcos rígidos y formularios o en la apertura “progresista”, en cada intercambio se está en esa pugna por el poder.
Aunque el tema sea trivial, aunque se proclame disputar por conocer la verdad, aunque se use la palabra “dios o Dios” en cada frase, no deja de estar la lidia en la ecuación.
Si se habla de amor, si hay rosas en vez de palos, si las caricias fluyen sin lugar a los golpes, hasta si el respeto y la intención cuidadosa son las que se asumen como prevaleciente, yo te digo, ahí subyace la rivalidad por la supremacía.
Hasta en donde parece más que sobradamente demostrado quién manda, el juego del poder está presente.

No te quiero convencer de nada.
Tampoco explicarte qué subyace ni cómo se produce.
Tan solo dejarte planteada esta realidad, a mi entender, que puedes aceptar y compartir, o puedes encumbrarte en opositor pero también compartir para que más gente se sume a la tarea de aprender del tema.

Nada más.
Que tengas bello día y puedas disfrutar de la bendición que llueve constantemente sobre ti.

3 pensamientos en “Versus”

  1. Buenos planteamientos. Tener el poder o solo apropiarse de el, sin saber o sabiendo si es licito o si nos pertenece…incluso si sabremos hacer un uso correcto de este poder o es solo para enaldecer nuestro Ego y humillar al contrario.
    Conquistar para ser conquistado frecuentemante por el Ego…..y ser conquistado creyendo que nos fortalecemos humillando nuestro Ego..hasta el momento que nos toque a nosotros conquistar al adversario…el Ego tiene memoria..no perdona.
    El ceder lo disfrazamos por el conceder.
    El convencer debe ser autentico…para ambos…lo Autentico no se estipula..siempre se avanza…cede solo lo erroneo…fortalece a ambos.
    Con lo Autentico conquistan, avanzan, acceden ambos.

    Y si la situacion se volviese insostenible, irreparable y que causase daño….
    «No lo sé, es su decisión, su juicio, su experiencia… su vida.
    Pero, de estar yo en similar situación, con esfuerzo y tesón mantendría lo que está cortado tal como está: cortado. Pues comprendería que es lo mejor para los implicados.
    Y, permitiría que la distancia, las nuevas vivencias, el trabajo de mejoramiento cotidiano, el compromiso con la vida y lo vital, fueran ahuyentando el fantasma de lo que fue y lo que pudo haber sido.
    Y de este modo estaría rotulando la tierra para sembrar en sus frescos surcos buenas semillas que bien pronto darán su jugoso fruto como recompensa.

    ¿Habrá dolor?
    Pues, me parece improbable que por un tiempo no lo haya… pero, ¿acaso el arar la tierra para que produzca no produce fatigas y malestares?
    ¿Habrá recaídas?
    Pues, cuando las relaciones concluyen de un modo intempestivo, suele haber una tenacidad por mantener lo que no fue…

    Ánimo, esfuerzo y fidelidad al camino que Dios ha dispuesto para usted; esto es el mejor de los bálsamos.»….http://serjudio.com/rap2101_2150/rap2106.htm

  2. ¿Se puede escapar a esto? ¿Se puede conseguir un equilibrio? ¿Es totalmente malo? Trato siempre de actuar a favor de la justicia y la paz. Aunque de ves en cuando quisiera que la justicia y la paz actúen solo a mi favor.

Deja una respuesta