Sabiduria noájida – 31

Cuando era joven y libre, y mi imaginación no tenía límites, soñaba con cambiar el mundo. Cuando me volví más viejo y sabio descubrí que el mundo no cambiaría, así que acorté mis anhelos un poco y decidí cambiar sólo mi país. Pero este también parecía inmutable. Cuando entré en el ocaso de mi vida, en un último intento desesperado, me propuse cambiar sólo a mi familia, a mis allegados, pero, por desgracia, no me quedaba ninguno. Y ahora, mientras me encuentro en mi lecho de muerte, repentinamente me doy cuenta: Si me hubiera cambiado primero a mí mismo, con el ejemplo habría cambiado a mi familia. Y a partir de esa inspiración y estímulo podría haber hecho un bien a mi país y, quién sabe, tal vez incluso … habría cambiado el mundo.

5 pensamientos en “Sabiduria noájida – 31”

  1. Supuestamente está escrito en la tumba de un sacerdote anglicano o algo así. No se sabe con certeza.
    Me gusta la idea de buscar esa parte de sabiduria que fue dada a las naciones, y traerla ante los pies de losMaestros de Israel para que sea descontaminada y pueda ser digerida por todos sin riesgos.

  2. vaya uno a saber…
    hay cosas de la «sabiduria popular»,+
    la vox populi sera…
    jonathan, recuerda q la sabiduria de los noajidas es tan valida como la judia
    en las cosas q les competen incluso puede ser superior.

  3. muy interesante lo de «en las cosas que les compete…»
    si esta idea se aceptara sin miedos, seguramente se acabarian los que buscan en el judaismo lo que no es de ellos, y el ocuparse en lo que nos compete traeria paz para el mundo.

  4. exactamente profe.
    exactamente.
    en un barco no todos pueden ser capitan o timonel o pasajero.
    todos tienen su rol, y cada uno es indispensable para el correcto funcionamiento.
    si se entendiera, habria mas paz y armonia.
    es urgente difundir el noajismo, fundar el centro de capacitacion noajica…
    si D quiere

Deja una respuesta