4 pensamientos en “Para pensar…”

  1. pero aunque no nos asombremos, no quiere decir q 2+2 sea algo diferente a 4…

    esto de querer inventar excusas para hacer lo q uno quiere y cree es tan comun, tan perjudicial.

    estmaos llenos de gente de buenas intenciones, llens de gente q dan excsas para vivir como les parece y no con el estricto y claro camino q Dios les ha dado.

  2. y porque opinamos al respecto de lo que cualquier bien-intencionado diga es muestra que el asombro no nos come. Y no dejarnos comer por cosas asombrosas es señal que tenemos Fundamentos válidos para cuestionar, con respeto, a quien sea.
    si tengo que elegir entre una verdad personal (sea quien sea) y una Verdad Divina  siempre eligiré la segunda, puesto que esta es la que me garantizará el éxito en mi caminar por Este Mundo. La primera (aunque sea muy buena) no me brindará lo que preciso para tener éxito integral Aqui.

  3. Usted ha dado en el clavo Profesor, yo si que tengo experiencia en esto de haber sido encantado por «Bien-Intencionados» de oficio y despues desechado cuando ya no me requieren, por eso es que a esta edad ya nada me asombra y mi experiencia trato de trasmitirsela siempre a los mas jovenes pero a veces parece que lo unico que hace falta para ser sabio es ser viejo, es triste cuando el ego nos hace ignorar y despreciar los consejos de otros, por eso yo me mantendre aqui en FULVIDA, aprendiendo de todas estas marivillosas personas que con sus consejos me han ayudado a encontrar verdadero alimento espiritual para mi alma y disfrutar aqui en la tierra y lo antes posible porque los años pasan y si no seguimos los preceptos que el eterno nos dejo a nosotros, los Noajidas, vamos a pasar toda la vida de ilusion en ilusion y de sueño en sueño creyendo que la salvacion esta en el fanatismo religioso.

  4. q bueno q haya despertado e intensifique su lealtad, pero no solo la edad es el remedio.

    ud y yo conocemos gente muy vieja y tan necia como el mas necio de los adolescentes… o quizas mas.

    se precisa una gran dosis de amor propio para atreverse a quitarse las gafas y mirar desde una verdadera perspectiva espiritual. tal como queremos ofrecer desde FULVIDA a los q anhelan ser leales a Dios sin ataduras a cosas ajenas…

Deja una respuesta