Aprovechar la vida.

Este articulo no hace referencia a la invaluable que es la existencia si no de encauzar nuestro tiempo en acciones meritorias y/o que nos hagan crecer en varios aspectos.

 

La forma mas común de hacer caridad quizás sea entregar dinero para ciertas causas, proyectos, etc. Pero yo pienso que una buena acción puede ser considerada caridad un ejemplo de esto es una experiencia que viví. En una esquina estaba al lado mio una mujer no vidente; yo era el único que estaba cerca de ella. La señora dijo en voz alta si alguien la podía ayudar a tomar un colectivo (el mismo que yo tenía que tomar) Al principio no la ayude pero luego pensé que no la podía dejar ahí. Ahora me doy cuenta que hay ser realmente meritorio para poder ayudar a alguien, es decir, que se presente una situación como la descripta y desenvolverse de la manera adecuada.

 

Hay que ser precavido en la sociedad en las que vivimos pero que harías si estas sentado en un banco en una plaza y un niño se acerca y te pregunta sabes ¿Dónde esta mi mamá? Es una situación compleja realmente no voy a dar una respuesta, aunque lo lógico seria quizá llevarlo a una comisaria.

 

Para terminar y modo de reflexión sostengo que la vida no debemos medirla por lo  que nosotros consideramos como productivo si no por los logros a los que llegamos haciendo a un lado el egoísmo, el ego, la pereza, es decir, todos los aspectos negativos para finalmente realizar lo que es correcto.

 

3 pensamientos en “Aprovechar la vida.”

Deja una respuesta