Fuera imperialistas de la tierra santa

En el Medio Oriente hay un único factor que impide la paz, la calma, el desarrollo, la fraternidad entre los pueblos.
Ese factor es el imperialismo árabe-musulmán.
Desde hace siglos en su constante guerra “santa”, derramando sangre de inocentes, conquistando sin piedad, llevando la miseria y la discriminación por donde vayan. Un imperio enorme, poderoso, cargado de maldad y odio, provisto de innumerables armas, repleto de dinero y posesiones que han obtenido por saqueo y gracias a la extorsión a través del petróleo.
Un impero que usa cualquier trampa o astucia para cargar en contra de los inocentes, de dejar sembrado de cuerpos por donde pasan. Una fuerza arrolladora en su ferocidad casi inhumana, enloquecidos por su sed de sangre, enfurecidos en contra de los que ellos consideran “herejes”.
No dejan de lado ninguna astucia para conseguir sus planes, mienten descaradamente, inventan falsas noticias, mantienen como “refugiados” a sus cuadrillas de invasores como excusa para victimizarse y agredir a la nación soberana de Israel en su propia tierra patria. Pero no solamente en Israel se infiltran y cometen sus tropelías infernales. Están corroyendo las entrañas de Europa, ya han conquistado con su discurso a numerosos incautos e ingenuos que se creen sus historias de mil y una noche que hábilmente usan para esconder sus alfanjes dispuestos a cualquier masacre.
Se hacen las víctimas, cuando son los primeros en la lista de los violentos, corruptos, conquistadores, imperialistas.

Difundamos esta realidad.
No permitamos más que la terrible máquina de desinformación masiva, propiedad del imperio árabe-musulmán y sus socios, continúe envenenando la mente y alma de las personas con sus mentiras.
Repitamos una y otra vez para que a todos le quede claro, y todos repitan y entiendan: basta ya de imperialismo, fuera invasores árabes-musulmanes de la tierra histórica y eterna del pueblo judío, la tierra de Israel.
No permitamos que siga creciendo la mentira, acunada por el odio gratuito contra los judíos; sino que seamos impulsores de la paz a través de la verdad.
Fuera invasores, fuera imperialistas, queremos una vida en armonía, como la que con esfuerzos constantes intenta hacer y compartir la nación judía en su patria, el Estado de Israel.

10 pensamientos en “Fuera imperialistas de la tierra santa”

  1. Invasores terroristas! ellos empezaron a lanzar misiles a Israel y luego se hacen las victimas. Moreh me da tristesa en comentarios que he leido los medios de desinformacion masiva por parte de mexicanos su odio hacia Israel es lamentable la vd.

  2. Lo siento en el alma. Las justas naciones del mundo no deberían desentenderse de este tema y ayudar a Israel a defender a su pueblo. Antes que ceder esas tierras y exponerse a un saqueo mayor, yo haría algo así como un éxodo jujenio. No se que va a pasar pero la situación no es nada agradable, yo lo veía venir a esto tiempo atrás. No van a parar hasta destruirlos. Los absolutistas son como un cancer q expanden su propia negación de Dios al mundo entero. Parece que vamos a volver a las antiguas cruzadas.

  3. Desde el pasado sabado has hoy hace un par de horas, pues la cantidad varia minuto a minuto, han caido sobre Israel unos 820 misiles. Debemos en lo que podamos dar a conocer la realidad pues los medios de informacion distorsionan victimizando al agresor ydemonizando al agredido. Israel quiere la paz, pero los terroristas de hamas en su carta «magna» llaman a la destruccion total del Estado de Israel. Basta de mentiras y tonterias. Fuera el terror. Adelante Israel.

  4. No entiendo…!

    El mundo parece a veces tan ilógico, tan absurdo, tan triste! Los valores de los que «tantos politicos, religiosos, estados, humanos deshumanizados» hablan, respetan y defienden son CONTRARIOS a lo que nos permitiría vivir en un mundo más agradable.

    El mundo es maravilloso, vemos milagros constantemente, abrimos los ojos cada mañana y ya estamos respirando milagros, la naturaleza, los seres vivos, vivimos en un paisaje hermoso, y hombre como parte del mismo…

    pero que hacemos? en vez de guardar aquello hermoso, muchos hombres lo llenan constantemente de imágenes tristes, violentas, donde pululan los antivalores, hay tantos hombres empeñados en dañar lo bueno y empeñados en dañarse.

    Los árabes, musulmanes.. son personas que han apocado tanto la chispa divina, y ahora pretenden extirpar la de otros… ¡¡¡no más. Que el mundo abra los ojos!!!!

    Adelánte Israel,la justicia esta de su parte!

  5. Me uno a ustedes y a sus rezos a Dios para que se termine el imperio de la mentira y el odio que ha difundido esta gente y que muchos le creen sin darse cuenta que son engañados en su buena fe.

Deja una respuesta