Portar Vida como obligación directa de la Prohibicion del Asesinato

El siguiente texto, es tomado por completo del Articulo publicado en SerJudio.com, bajo el tículo: «Parashat Itró 5760«, escrito en su totalidad por Yehuda Ribco.

 

Compartir las cargas

«Así aliviarás la carga que hay sobre ti, haciendo que otros la compartan contigo.» (She. 18:22)

«Rabi Bunem escuchó el elogio de un hombre que amaba la soledad y comentó:

_ A veces un hombre ama la soledad, y se dirige al bosque para estar solo, pero desde allí echa una mirada entre las ramas para ver si no hay alguien que lo mira desde lejos admirado».

A veces conocemos personas (amigos, familiares, conocidos, etc.) que sufren y se apartan de nosotros, y a veces dan el pretexto: «solo estoy mejor».

Puede ser que sus palabras sean sinceras (no como el personaje del relato).

Puede ser que sus sentimientos, su deseo de soledad, sea puro.

Pero, en general, muy íntimamente desde el bosque de la soledad están esperando la mirada de otro significativo, la palabra de otro; o mejor: el oído abierto de otro, el corazón sensible de otro.

Porque la Torá nos lo dice claramente hoy: las cargas personales se alivian si se comparten.

Así pues, si conocemos a alguien que sufre, acompañándolo, prestándole atención, expresando con nuestras palabras o actos o silencios que lo reconocemos como un ser importante para nosotros, entonces, su sufrimiento se aliviará.

Seguramente que no lograremos evitar padecimientos reales (heridas, enfermedades, muertes, pobreza, etc.), pero el pensamiento y el espíritu pueden alcanzar pequeños «milagros» dispuestos a nuestro alrededor para nosotros. Si sabemos cómo alcanzarlos, si sabemos cómo compartirlos…383402_577891805565351_446084109_n

(Fotografía tomada del perfil de Facebook «Amazing Photos in the World»)

6 pensamientos en “Portar Vida como obligación directa de la Prohibicion del Asesinato”

  1. El titulo corregido sería algo así:

    “Portar Vida: Una acción de conexión con Prohibicion del Asesinato en el plano emocional y físico”

  2. Existe un dicho » Entre mas conozco al hombre , mas quiero a mi perro». Es muy dificil depositar la confianza en alguien y mas aun cuando se trate de algun consejo , para esto hay que buscar a la persona indicada.

    En cuanto a la soledad , que sea un momento de reflexion y no apartandose de la sociedad , la cual nos sirve de «trampolin» para crecer , haciendo Justicia y Bondad. Es imposible hacer Justicia y la Bondad apartado de ellos!

    Gracias.

  3. Muy bonito texto.

    Reconozco que a mí siempre me gustó la soledad, pero todos necesitamos de los demás y creo que precisamente Dios lo que quiere es que las personas nos ayudemos unos a otros, en vez de andar pendientes de nosotros mismos solamente.

    Un saludos a todos!

Deja una respuesta