Origen y evolución del llamado judaísmo mesiánico

El “provocar” la parusia es la razón última de la existencia del llamado judaísmo mesiánico. La idea es conseguir que los judíos se conviertan al cristianismo -digamos que exclamen «Hosannnas al Hijo de David», obviamente una vez traspasado- para que se cumpla una condición considerada sine qua nom para que venga el Señor en carne humana nuevamente, es decir, la historia de la parusia o Segunda Venida.

Hablando de exégesis hay que decir que esa -la parusia- es una constante en el cristianismo protestante pero tiene muchísimo menor énfasis en otros cristianismos, el católico, sin ir más lejos, y cuando se menciona es, generalmente, en un contexto no literalista -aunque no se niegue el acontecimiento en sí- y muy reticente respecto al deseo de que esta parusia, de forma explícita y literal, se produzca, un buen ejemplo de esta postura pueden ser las siguientes palabras del actual Pontífice Romano, Benedicto XVI, pronunciadas en la Ciudad del Vaticano, en el año 2008, y en una audiencia general:

Un último punto que quizás parece un poco difícil para nosotros. San Pablo en la conclusión de su segunda Carta a los Corintios repite y pone en boca también a los Corintios una oración nacida en las primeras comunidades cristianas del área de Palestina: Maranà, thà! que literalmente significa «Señor nuestro, ¡ven!» (16,22). Era la oración de la primera comunidad cristiana, y también el último libro del Nuevo testamento, el Apocalipsis, se cierra con esta oración: «¡Señor, ven!». ¿Podemos rezar también nosotros así? Me parece que para nosotros hoy, en nuestra vida, en nuestro mundo, es difícil rezar sinceramente para que perezca este mundo, para que venga la nueva Jerusalén, para que venga el juicio último y el juez, Cristo. Creo que si no nos atrevemos a rezar sinceramente así por muchos motivos, sin embargo de una forma justa y correcta podemos también decir con los primeros cristianos: «¡Ven, Señor Jesús!». Ciertamente, no queremos que venga ahora el fin del mundo. Pero, por otra parte, queremos que termine este mundo injusto. También nosotros queremos que el mundo sea profundamente cambiado, que comience la civilización del amor, que llegue un mundo de justicia y de paz, sin violencia, sin hambre “.

Esta claro, pues, que para el catolicismo romano eso “Maranà, thà!” es algo no literal e interpretable no textualmente sino “plasmando su sentido” en la organización social.

Pero siguiendo con los motivos del mesianismo, éste surge -o se potencia en su versión más moderna- de la idea de «forzar» la condición -la conversión de Israel- y así echar una mano al Espíritu Santo, ese es el sentido de la labor de Martin Chernoff o Moishe Rosen, cada uno en distintas organizaciones, y por ese motivo cultos fundamentalistas estadounidenses dedican esfuerzos y fondos a la concreta labor de “misionar entre los judíos”. Siguiendo con la idea mostrar los contextos en sus textos se puede citar ahora el fragmento de un sermón cristiano fundamentalista al respecto, en concreto baptista, pronunciado por el pastor R. L. Hymers, en el “Tabernáculo Bautista de Los Ángeles”, en noviembre del 2010, es, por tanto, bastante reciente:

Dios ha bendecido en gran manera a los Judíos en los últimos años. En 1948 la Nación de Israel fue establecida. Los Judíos que fueron dispersos y perseguidos por todo el mundo por dos mil años empezaron a regresar a su tierra natal. Israel está rodeado de países Musulmanes que están en contra de los Judíos. Pero Dios ha protegido a Israel – milagrosamente. ¡Esta es una “señal” de la Segunda Venida de Jesucristo!

Además, Dios ha movido los corazones de muchos Judíos. ¡En los últimos treinta y cinco años más de ellos han venido a Jesús que en los mil novecientos años anteriores combinados!

Me senté en el piso con un grupo de jóvenes en Corte Madera, California en 1973, cuando Moishe Rosen oficialmente empezó “Judíos para Jesús”. Estuve orgulloso de llamarlo mi amigo. Él ofició nuestro matrimonio. Mi familia y yo fuimos a verlo a su casa, nos dimos regalos, y almorzamos juntos en el verano del 2009. Ileana y yo fuimos a San Francisco a su funeral a mediados de este año. Moishe Rosen fue un gran evangelista. Se estima que, directa o indirectamente, él fue el instrumento humano responsable de más conversiones Judías a Jesús que cualquier otro hombre desde los días de los Apóstoles.

Seguro que esto es una “señal” de la Segunda Venida. Pocos comentadores modernos dicen que nuestro texto se refiere proféticamente a la conversión de los Judíos. ¡Sin embargo, extrañamente, el Dr. John Gill (1697-1771) lo vio claramente en el siglo 18! Él dijo: “…la profecía parece referirse a la conversión de ellos [los Judíos] en los últimos días” (traducción de John Gill, D.D., An Exposition of the Old Testament, The Baptist Standard Bearer, reimpresa en 1989, tomo 5, p. 573; nota sobre Jeremías 31:18). De nuevo, el Dr. Gill dijo: “De tal manera los Judíos se convertirán en los últimos días” (ibíd., p. 574). Jesús Mismo predicó la dispersión de los Judíos, y su regreso a Jerusalén al final de esta era” (…)

Pero no debemos dejar el texto como una interesante profecía de la venidera redención de Israel. En su ensayo [en Inglés], “La Exposición Debe Tener Aplicación”, “Exposition Must Have Application,” El Dr. Tozer dijo: “No hay nada más aburrido y sin sentido como la doctrina Bíblica enseñada porque sí” (traducción de A. W. Tozer, D.D., “Exposition Must Have Application,” en The Best of A. W. Tozer, compilado por Warren W. Wiersbe, Baker Book House, 1979, p. 140). Por lo tanto debemos aplicar el texto a aquellos entre nosotros que todavía no están convertidos.”

Si en el caso católico resulta clara la renuencia a considerar la parusia como algo literal y, aún más, a desearla -explicitamente Benedicto XVI decía ante la audiencia general para nosotros hoy, en nuestra vida, en nuestro mundo, es difícil rezar sinceramente para que perezca este mundo” y “no queremos que venga ahora el fin del mundo”-, todo lo contrario sucede, como acabamos de ver, en determinado protestantismo, esta claro que no solo se desea ese acontecimiento sino que se trabaja para “acelerarlo”: “Moishe Rosen fue un gran evangelista. Se estima que, directa o indirectamente, él fue el instrumento humano responsable de más conversiones Judías a Jesús que cualquier otro hombre desde los días de los Apóstoles” (…) “Seguro que esto es una “señal” de la Segunda Venida” (…) debemos aplicar el texto a aquellos entre nosotros que todavía no están convertidos”. Curiosa, muy curiosa idea, por lo demás, esa de que el ser humano sea capaz de “forzar” la voluntad divina y provocar algo de tal dimensión como el Apocalipsis, se diría incluso que tal determinación presenta visos de una arrogancia ilimitada -incluso dejando a un lado los parámetros de un análisis racional del asunto en sí-.

El caso es que ese -y no otro- es el “leitmotiv” del “misionar entre los judíos” y a esa labor se aplicaron figuras como Moishe Rosen o Martin Chernoff.

Los primeros intentos de presentar formas judías dentro de la Alianza Cristiano Hebrea de América se saldaron con un rotundo fracaso. En 1917 una propuesta de Mark Levy para guardar las festividades y costumbres judías fue totalmente desestimada, incluso se le consideró, literalmente, una propuesta de «propaganda judaizante» -dicho eso en sentido despectivo-. Así que esa estrategia tuvo que esperar, siendo el desencadenante del desarrollo de la misma la aparición en escena de la figura de Martin Chernoff, que llegaría a ser presidente de la Alianza Cristiano Hebrea de América entre los años 1971 y 1975.

El giro de Chernoff en esta dirección fue gradual, y comenzó a mediados de los años cincuenta con la decisión, entonces muy polémica, de iniciar una beca para un hogar de los creyentes judíos, como su esposa Yohanna refiere:

Así que llevamos a cabo reuniones semanales en nuestro hogar con los creyentes judíos principalmente. En estas reuniones se atendía a sus necesidades personales, les enseñaba la Biblia, los condujo en la oración, y les animó a mostrar el amor a sus familiares no creyentes. Estos informales , pequeños grupos pronto tomó un sabor distintivamente judío” (Chernoff, Yohanna (1996) «Nacido judío muerto judío. La historia de Martin Chernoff», Maryland. Publicaciones Ebed P.80)

En los siguientes años esta evolución fue progresando, dando lugar, a principios de 1970, al concepto de sinagoga mesiánica que empezó a tomar forma. Así los servicios religiosos de los domingos y martes por la noche fueron abandonados y transformados en «los servicios del Sabbat». Se pontemció un «liderazgo musical» presentando la llamada «música judía mesiánica», que empezó a abundar. Los jóvenes judíos iban llegando más facilmente a la creencia de Jesús como Mesías, con la apariencia del deseo cumplido de mantenerse formalmente como comunidad judía, comunidad en la que podían adorar a Jesús. De esa manera esas «sinagogas» empezaron a aparecer por todas partes.

Pero veamos como define el mesianismo y la “visión mesiánica” David Chernoff, hijo y continuador de la labor de Martin Chernoff, el siguiente fragmento es de una entrevista que se realizó en la primavera de 2002 para la revista “Espíritu del Mesías”:

Veo cuatro elementos clave para comprender la visión del judaísmo mesiánico, significamos:

– El avivamiento del movimiento del judaísmo mesiánico es un despertar del tiempo del fin espiritual del pueblo elegido de Dios. Somos los primeros frutos de la salvación de Israel, la restauración espiritual de Israel, en paralelo a la restauración física de Israel.

– Cumplimiento de la profecía – Si bien todos los despertares espirituales son de origen divino, el renacimiento espiritual de Pueblo Escogido de Dios es un cumplimiento directo de la profecía. «Para muchos días estarán los hijos de Israel sin rey, sin príncipe, sin sacrificio, sin estatua, sin efod y sin terafines. Después volverán los hijos de Israel, y buscarán al Señor su Dios y a David su rey; y también temerán al Señor y a su bondad en el fin de los días «(Oseas 3:4-5). ¡Qué fuerza y ánimo que nos debe dar ser como mano de obra en los campos de la cosecha! ¡Somos un cumplimiento de la profecía!

– Un producto de la Ruaj HaKodesh (Espíritu Santo) – Este movimiento nació de un gran despertar espiritual en los años 60 y principios de los 70. No fue diseñado, inspirado o formado por cualquier persona, sino por el Espíritu Santo. Nadie puede tomar para sí el crédito de este movimiento. No hay arquitectos ni superestrellas, sólo Yeshúa [Jesús] y Ruach Adonai. Tenemos que asegurarnos de que estamos caminando en el Espíritu y ser guiados por Él todos los días.

– Llamamiento para mantener el Pacto. Otra característica muy clara de este movimiento es el llamamiento que tenemos de Dios para mantener el Pacto de Abraham que nos estableció como una nación y como pueblo. Tenemos que seguir siendo judíos. No debemos asimilarnos. Debemos ser una luz distinta en nuestra gente para que vean que creyendo en Yeshua se es judío.

«Un judío no se convierta en menos de un judío mediante la aceptación de Yeshua, pero aun más… En esencia, se convierte en un judío completo o terminado, Yeshúa no vino a iniciar una nueva religión, sino para cumplir con nuestra fe judía Él dijo:» No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas, no he venido para abrogar, sino para cumplir «(Mt. 5:17). ¿Cómo podría yo, como judío convertido, ser menos judío al aceptar el Mesías de Israel?»

David Chernoff pasa a advertir que, en su esfuerzo por mantener su identidad judía, los mesiánicos debe tener cuidado de no «seguir a los rabinos (Talmud)», o de «errar en el lado de la iglesia cristiana», y creo que es nuestro principal trabajo «construir puentes, para volver a la iglesia a sus raíces judías o para reconciliarla con ellas».» El trabajo principal de los Mesiánicos es llevar el evangelio de salvación a los judíos de todo el mundo y dentro de la nación israelí.”

Se diría que vuelven a quedar claros objetivos y finalidades, de paso algún comentario, aun siendo gentil me atrevería a contestar a David Chernoff cuando se pregunta “¿Cómo podría yo, como judío convertido, ser menos judío al aceptar el Mesías de Israel?”, pues muy sencillo: aceptando a un falso Mesías y afirmando que es Dios. Tal persona dejaría de ser judío exactamente por el mismo motivo que un cristiano dejaría de ser cristiano pronunciando sinceramente lo que sigue: “No hay más Dios que Allah y Mahoma es su Profeta”. Quién afirmase eso no sería un “cristiano mahometano” sería un musulmán.

Martin «Moishe» Rosen (nacido el 12 abril 1932 y fallecido el 19 mayo 2010) es otra figura determinante dentro de esa estrategia de «conversión de los judíos». La principal diferencia con Martin Chernoff es que Rosen no deja las formas cristianas sino que se centra en una «evangelización» típica, que mantiene las formulaciones cristianas, aunque con la especificidad de dirigirse a los judíos. Para ello fundó la organización «Judios para Jesús»-creada en San Francisco en 1973-, de la que fue Director Ejecutivo, que es una organización misionera que se centra específicamente en la evangelización del pueblo judío.

Rosen y su esposa se convirtieron al cristianismo evangélico en 1953. Después de graduarse en el Northeastern Bible College, Rosen se comprometió a ser un misionero entre los judíos. Fue ordenado pastor en 1957, dentro de la Iglesia Conservadora Bautista. Y dirigió congregaciones cristiano-hebreas, trabajando durante 17 años para la Junta Americana de Misiones a los Judios (ABMJ), con el objetivo declarado de atraer conversos. A partir de 1970, fundó Ministerios Hineni que después se convertiría en Judios para Jesús. En 1973 abandonó sus cargos en la ABMJ para dedicarse por completo a la organización «Judios para Jesús». En 1986, recibió un «honoris causa» como Doctor en Divinidad del Seminario Bautista Conservador Western de Portland (Oregón) y, en 1997, la Asociación Bautista Conservadora lo nombró «Héroe de la Fe».

Tenemos, pues, una trayectoria completamente cristiana, abocada al misionerismo entre los judíos pero manteniendo las formas cristianas, esa es, probablemente, la principal diferencia entre Martin Chernoff y Martin Moishe Rosen, al margen de eso coinciden en su mensaje de que es posible ser judío y aceptar a Jesús como el Mesías de forma simultánea. En todo caso sus finalidades eran idénticas, siendo, en última instancia, la provocación de la parusia el motor de su acción.

Pero lo que sucedió tras estos inicios claramente estadounidenses del movimiento es otro fenómeno -diría que sociológicamente interesante-, y es que si el éxito misionero entre los judíos fue tirando a escaso -incluso se diría que bastante desastroso en relación a su objetivo de lograr la conversión masiva de Israel al cristianismo- fue mayor entre los gentiles y, me atrevería a decir, que tiene una expansión a buen ritmo en Latinoamérica, expansión que enlaza el éxito misionero del mesianismo con el éxito misionero del fundamentalismo cristiano de origen estadounidense -que ya se había alcanzado a costa del tradicional catolicismo romano de la región-. Eso ha llevado a una curiosa paradoja, a que no se tiene exactamente a unos judíos que conservando sus formas tradicionales -o algunas de ellas- se han convertido al cristianismo, sino a unos cristianos gentiles que han judeizado formalmente -en lo externo, en la forma- su culto cristiano y, de paso, lo confunden con judaísmo -cuando eso, por contenido doctrinal, carece de sentido-.

Esto último parece que dificilmente vaya a acelerar la parusia -a fin de cuentas los judíos siguen siendo mayoritariamente tales-, al margen de lo cual resulta un fenómeno que no es el previsto por la estrategia misionera en cuestión, dado que este resultado es imprevisto y se escapa a los objetivos iniciales es de difícil previsión donde irá a parar y de que objetivos se dotará -porque ha de buscar otros diferentes a «la conversión del pueblo de Israel», en tanto en cuanto los convertidos ni forman ni han formado parte de ese pueblo-.

Así, en esta parte del fenómeno, lo que tenemos son grupos sociales que adoptan formas que ellos creen que son propias de los judíos -algunas lo son pero otras no, siendo o puramente folclóricas y descontextualizadas (por ejemplo, pasearse con mantos de oración) o directamente inventadas-, expresiones y un lenguaje cotidiano que creen “judío” -salpicando su propio idioma con palabras judías aquí allá, no para expresarse mejor sino para “hebraizar”- y costumbres que consideran judías -como sucede con las formas algunas lo son y otras no-.

Se diría que este aspecto externo prima como mínimo tanto -sino llega a pesar más- que los contenidos doctrinales del movimiento, que en eso son herederos de su matriz cristiana estadounidense, aunque difieren en un hecho fundamental, el sentido del movimiento estadounidense era convencer a judíos de hacerse cristianos manteniendo lo que podríamos denominar ciertas costumbres y formas culturalmente propias, aquí, sin embargo, eso no esta presente, tenemos claramente no solo un proceso de conversión religiosa sino uno de aculturación galopante, en pro, además, no de otra cultura sino de algo más absurdo: la imagen irreal y fabricada que es atribuye falsamente a otra cultura. Porque el conjunto es falso -al margen de que ciertas piezas puedan corresponder, aisladamente, a un contexto judío-.

La resultante ofrece cosas muy paradójicas, como el sincero convencimiento -aunque totalmente falso e infundado- de la mayoría de miembros de esas comunidades de “ser judíos”, ello lleva a veces a otros procesos curiosos, como el “rastreo” de orígenes judíos entre los ancestros, sea a nivel puramente personal o a nivel más general, llegando a buscar “orígenes judíos” en ciudades, regiones o naciones enteras.

Socilógicamente eso muestra una crisis de identidad, que adopta la peculiar versión de personas que negando ser lo que son quieren pasar a ser judíos. Identidad, esta última, que copian tanto como mitifican.

37 pensamientos en “Origen y evolución del llamado judaísmo mesiánico”

  1. Gracias por el texto Jorge. Sabes que algunos grupos mesiánicos han renunciando a la idea de convertir a los judios o hacer que estos acepten al sujeto del madero. En lugar de eso cuando conocen a algun judio le dicen que siga como tal, que no se aparte del judaismo, ni que se mezcle con mesiánicos o netzaritas o como se llamen.

    Y es que son conscientes de su fracaso en tal misión que se plantearon la de buscar a las ovejas «perdidas» de israel. Y es allí donde tienen buen mercado pues es uno de los cuentitos mejor vendidos aqui en latinoamerica. Claro, no van a encontrar a una sola oveja «perdida» pero si conseguirán engañar a quienes tu describes que padecen de crisis de identidad.

    Gracias nuevamente.

  2. Jonathan. Lo que tu mencionas es cierto en países como Ecuador y Venezuela donde las comunidades judías son pequeñas. Pero en países con comunidades judías grandes los cristianos evangélicos/mesiánicos siguen buscando convertir a judíos (e.g el grupo «Jews for Jesus»). Por ello, desde hace bastante años trabajan grupos como «Jews for Judaism» (véase e.g. http://www.jewsforjudaism.ca/ http://jewsforjudaism.org/ ) contrarrestando dichos ataques. Una guía al respecto (en español) es el libro «¿El Verdadero Mesías?» de R. Kaplan que se puede descargar desde http://jewsforjudaism.org/index.php?option=com_remository&Itemid=474&func=startdown&id=13

  3. Me da la impresión -que se queda en impresión, no tengo datos- que se están produciendo dos comportamientos diferentes dentro del fenómeno. Por una parte lo que sigue más ligado al organigrama estadounidense se centra en «misionar» en el propio Israel y menos en Latinoamérica -excepto, como dice Juan, en aquellos países con presencia de comunidades judías de cierta entidad-, siguiendo la estrategia fundacional de «convertir a Israel».

    Por otra parte esta el fenómeno «autóctono» de la expansión mesiánica en comunidades gentiles, acompañado de la idea no de «mantenerse judíos» sino de «convertirse en judíos», fenómeno que no es exclusivo de Latinoamérica pero que allí se da con fuerza -tengo la impresión que nuestros amigos ticos podrían decirnos algo al respecto-.

    Vuelvo a insistir que los objetivos misioneros cambian en un caso y en otro. En el primero esta claro -por absurdo o irracional que pueda ser- y se trata de «echar una mano al Espíritu Santo» para acelerar el «Apocalipsis» y provocar la «Segunda Venida» del «Señor Jesús». Ahora bien ¿cual es el objetivo para el segundo caso? Se puede apuntar uno clásico del cristianismo, la cuestión de la universalidad del mensaje de Jesús, pero, en ese caso ¿por qué ese cristianismo de formas supuestamente judías? Se diría que no hay un «objetivo estratégico» en este supuesto y más uno «táctico», a partir de pastores locales que ven en el mesianismo una oportunidad de prosperar más que con las formas cristianas tradicionales.

  4. Concuerdo con la sugerencia de Luis de que nos opongamos públicamente a estos flagelos de los mesiánicos y debemos mostrar nuestro total desacuerdo con el atrevimiento de estos grupos y mostrar solidaridad con nuestros hermanos judíos. Asimismo debemos asegurarnos que nuestra labor de oposición sea complementada pacífica y armoniosamente pero con rigidez y entereza a la vez.

    Jorge, gracias por este post y saludos amigos

  5. El trabajo de Jorge es siempre de primer nivel. También me parece una cruzada perdida la de intentar cristianizar al pueblo judio aunque se pretendiera con ello cumplir una supuesta profecia, dada la fortaleza de su cultura y menos ahora que existe Israel. En Chile no he visto el fenómeno del judaismo mesianico, pero si he visto lo otro que trata el texto, la judaización de personas que creen tener raices judías, y no es que no las haya realmente, las hay, un caso fue tratado por el reconocido rabino chileno Friedman, quien hizo su tesis sobre la iglesia israelita, una congregación muy rara perdida en el sur de Chile, hay además movimientos como los reformistas , al parecer rivales del judaismo ortodoxo, por lo que se descalifican mutuamente, ellos ofrecen una camino a la conversión, no cristiana, judia, aunque no sé que valor tendrá esa conversión, probablemente ninguna.

  6. Hola curioso,

    Gracias por tu valoración, para los pastores no hay cruzada con límite o perdida, menos si consideran que «trabajan para el Señor Jesús», la Iglesia bautista invierte millones de dólares en ese «ministerio misionero» concreto, que luego los resultados sean que hayan salvadoreños, españoles o franceses que anden buscando «raíces judías» bajo las piedras -o los apellidos- es otra cosa, pero intuyo que aun a eso le sacarán negocio, sino directamente los pastores estadounidenses lo harán sus discípulos locales.

    De todos modos me gustaría saber como evoluciona el mesianismo en el propio Israel, creo que los esfuerzos de los bautistas y otras congregaciones cristianas de EE UU van ahora por allí. Quién tiene la prepotencia y la arrogancia de pensar que puede «forzar» o «acelerar» la voluntad divina no se va a detener por «pequeños obstáculos» como la fortaleza y resistencia de una cultura.

    En España no existía el mesianismo hasta no hace mucho -recuerdo que hace unos doce años realicé una investigación y en el Registro de Asociaciones Religiosas no figuraba ni una, entonces ni siquiera me sonaba el fenómeno-, pero ahora ya los hay, no muchos pero los hay, cuando menos me consta una «sinagoga mesiánica» en Madrid.

    Creo que más que no reconocerse entre sí como judaísmo el problema entre reformistas/conservadores versus ortodoxos viene por la cuestión de las conversiones, eso es lo que se cuestiona principalmente, pero tal vez Yehuda nos pueda ilustrar más en ello.

  7. Excelente Jorge.. gracias por el articulo. Había leido un poco sobre el origen de este movimiento por otros articulos que escribió el señor Irving Gatell aca : http://fulvida.com/fortalecimiento/pensamiento/quienes-son-los-auto-llamados-judios-mesianicos-y-judios-nazarenos-parte-i

    Y aca: http://fulvida.com/fortalecimiento/pensamiento/quienes-son-los-auto-llamados-judios-mesianicos-y-judios-nazarenos-parte-ii

    El señor Gatell basicamente concluye algo como el 2do fenomeno que mencionas al indicar el auge del movimiento mesianico cristiano en latinoamérica. El dice así: “..el auge del movimiento Mesiánico no se dio porque judíos empezaran a creer en Jesús, sino porque cristianos empezaron a creerse judíos…”

    En mi pais, la doctrina «judia» mesianica, ha sido introducida (hasta donde he podido investigar) basicamente por 2 personas; y lo que mas me intriga es que aca la comunidad judia es muy pequeñita, y no han hecho proceletismo con ella; pero han hecho campañas proceletistas de forma muy escondida (correos electronicos, paginas del facebook, etc.)

  8. Excelente Articulo.

    «Si me voy a Colombia con mi laptop y mi impresora, reuno una cantidad de Colombianos q desean ser Venezolanos, me disfrazo de agente del SAIME y les saco Cedula de identidad y pasaporte Venezolano a cada uno de ellos…» Como se concidera eso legal y moralmente??.

    Entre muchos delitos q estas «fundaciones» y «ministerios» cometen, esta es una q minimo deberia penarce con carcel, sumandole manipulacion, extorsión, etc… lamentablemente la Justicia en los paises no toman parte en este asunto en particular, porq tras de estos movimientos hay votos q se transformarian negativamente para el q tome la valentia en enfrentarlos.

    Bueno ara mi parte, comenzando con Compartir este Buen Articulo y desear q muchos mas puedan despertar y otros permancer alertas.

    Mis Respetos.

  9. Hola Oscar, en realidad sí lo hay. Es el delito de estafa que reúne cierta calidad de elementos al respecto. En Costa Rica ya se penó a un sujeto que era sacerdote ordenado por estafa que, pese a la oposición de muchos abogados de corte «garantista», lo cierto del caso es que el máximo tribunal en materia penal en Costa Rica, sostuvo la tesis que se había cometido una estafa y, como en Costa Rica las decisiones de la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia son vinculantes en ciertos aspectos, en casos similares los tribunales están obligados a fallar acorde y esto podría ser de suma utilidad si se aplica contra los pastores estafadores que piden dinero para una ofrenda y misteriosamente salen con todoterreno del año a la semana siguiente

  10. Desde que la Madre de todas las abominaciones de la tierra se sentó en medio de las siete colinas y pario el imperio de la oscuridad, plagando de toda clase de confusiones de izquierda y derecha, llevada a la turba borreguizada con su manual de cuentos de hadas o nuevo pestamento para el adoctrinamiento de los pueblos conquistados por su sacro imperio corrupto, se agazapa, se cambia el nombre. o como olvidar a varios de sus cínicos paladines:

    “Es conocido cómo nos ha servido la fábula de Cristo.” (Papa Leo X)

    “Nosotros realmente ardemos de codicia, y mientras vociferamos contra el dinero, llenamos nuestros jarrones con oro, y nada nos es suficiente.”
    (El obispo Jerónimo)

    » hijo mio, en el momento que ese dinero corrupto y asqueante del narcotrafico entra a mi bolsillo, se santifica » monseñor dario castrillon.

    El judaísmo mesiánico es otra estrategia del imperio de la oscuridad, es la misma bestia con distinto traje.

    Nada mas lamentable ver aun hombre engañado, seducido y esclavizado por la religión de los degenerados y depravados pederastas.

  11. Correcto y lo peor de todo es que pese a que es el mismo rufián de siempre, las personas lo ven como si fuera distinto. No es en vano que se hace mención de ello a través del súper héroe Superman cuando las personas están tan embobadas que no distinguen entre Clark Kent y Superman pese a que ninguno de los dos usa máscara alguna!

  12. Hola Luis,

    Muy buenos los enlaces de Irving, yo quería centrarme más que nada en la parte más contemporánea del fenómeno, la que empieza en Estados Unidos y se extiende, a partir de ahí, en esas dos estrategias.

    Creo que al final hay dos «ramas» de ese asunto, la original que es esa loca idea de provocar el fin del mundo a partir de convertir a los judíos al cristianismo, que es lo que le interesa -por irracional que resulte- al fundamentalismo estadounidense. Y la otra rama es la que se extiende entre gentiles y que se dedica a «judeizar» a cristianos -que, de entrada, ya eran cristianos-, tengo la impresión que esta segunda nace a partir de pastores «autóctonos», por ejemplo, me gustaría saber si esas dos personas que citas de Costa Rica como líderes mesiánicos son ticos o no, casi apostaría que sí -ya me dirás si me equivoco-.

    Saludos

  13. Hola Oscar,

    Gracias por tu valoración, lo absurdo del mesianismo entre gentiles es precisamente la impostura, que lo es inversa a la otra impostura del mesianismo original -en ese se quería hacer creer a los judíos que convirtiéndose en cristianos podían seguir siendo judíos, que era lo que ellos eran en origen-, el mesianismo entre gentiles quiere hacer creer a cristianos que se convierten en judíos y al judaísmo -que no era lo que ellos eran en origen y… siguen sin serlo-. Ese mesianismo entre gentiles sigue esta absurda secuencia: se da entre cristianos, que se disfrazan de judíos -o de lo que ellos creen que «es judío»-, que siguen siendo cristianos y que… se piensan que son judíos. En definitiva, una locura mayor que la original.

    Un saludo

  14. Pues, sinceramente, no me explico como pueden tener éxito, pero el caso es que lo tienen, barajo la idea -que se queda solo en idea, no tengo información que la confirme- que en ciertas partes de Latinoamérica hay serios problemas de identidad, esa sería la clave tanto del «éxito» inicial del protestantismo tradicional -que se veía ya como un cambio interesante en relación al catolicismo- como la clave del éxito actual del mesianismo, que aun parece ofrecer mayor cambio dado que «facilita» la «conversión» en judío que se contempla como una identidad mejor que la que se abandona. No sé si eso son problemas exactamente de identidad -en el sentido que ésta se desconozca- o, más bien, de una «autoestima nula de la identidad de partida» -en ese caso no es que se ignore la identidad de partida solo que… se desprecia-.

    Un saludo

  15. Saludos Jorge.. tal y como lo afirmas, los 2 lideres del movimiento cristiano mesianico aca en Costa Rica son ticos. Personalmente, les vi su información civil (información que es publica aca y se puede hacer incluso en la web) y son ambos de padres costarricenses. Aunque ellos afirman y reafirman que son sefarditas cuyos origenes se remontan desde 1492

  16. Como fenómeno sociológico es interesante, penoso pero interesante, entenderlo no lo entiendo, solo intuyo que se parte de una negación del «yo» y que se lanza a la búsqueda de un «yo» imaginario en una especie de huida hacia adelante, es como un viaje utópico, dificil prever como acabará, pero los mimbres del mismo son muy malos.

    Pues haré otra predicción, Luis, apostaría a que esos dos mesiánicos antes eran pastores o líderes protestantes.

    Saludos

  17. Hola Jorge, fue por el delito de estafa. El sujeto junto con un grupo de empresarios fundaron una radioemisora que se dedicaba a recolectar dinero de los feligreces católicos para obras de bien social, sin embargo, dicho dinero nunca llegó a ser destinado para tales fines. Después del asesinato de un famoso periodista cuyo programa se caracterizaba por decir las cosas de frente y sacaba trapòs sucios de la farándula y de los políticos, se abrió una investigación donde este sacerdote fue puesto en prisión preventiva por existir sospechas acerca del contubernio entre el empresario quien financió la constitución de la radioemisora y este sacerdote quien era la «carta de presentación», la «tarjeta de negocios» de la radioemisora, la cual, dicho sea de paso, contaba con el completo aval del Arzobispado de San José.

    Debido a la sospecha de la Fiscalía de la participación del sacerdote en el plan delictivo para dar muerte al comunicador, se abrió una investigación para determinar ese grado de participación y pese a que en debate se determinó que el sacerdote no había sido partícipe del plan para asesinar al periodista, lo cierto del caso es que el Ministerio Público sí logro demostrar que los dineros solicitados al público que supuestamente iban a ser dados en caridad, no fuero destinados para tales fines, configurándose así el delito de estafa de acuerdo al art. 216 del Código Penal Costarricense:

    (continúa en el siguiente comentario)

  18. (continuación del comentario anterior).

    ARTÍCULO 216.- (*) Estafa.
    Quien induciendo a error a otra persona o manteniéndola en él, por
    medio de la simulación de hechos falsos o por medio de la
    deformación o el ocultamiento de hechos verdaderos, utilizándolos
    para obtener un beneficio patrimonial antijurídico para sí o para un
    tercero, lesione el patrimonio ajeno, será sancionado en la siguiente
    forma:
    1.- Con prisión de dos meses a tres años, si el monto de lo
    defraudado no excediere de diez veces el salario base.
    2.- Con prisión de seis meses a diez años, si el monto de lo
    defraudado excediere de diez veces el salario base.
    Las penas precedentes se elevarán en un tercio cuando los hechos
    señalados los realice quien sea apoderado o administrador de una
    empresa que obtenga, total o parcialmente, sus recursos del ahorro
    del público, o por quien, personalmente o por medio de una entidad
    inscrita o no inscrita, de cualquier naturaleza, haya obtenido sus
    recursos, total o parcialmente del ahorro del público.»

    Hace un tiempo escribí un comentario al respecto por si gustas leerlo, de paso, me gustaría que como jurista que eres me hagas ver los errores en los que haya incurrido para modificarlos y así poder darle al público en general información veraz y oportuna, pues pese a que estudié mucho antes de publicar el artículo, lo cierto del caso es que siempre habrá errores que deben de ser corregidos. Abrazo y gracias!

  19. Yehuda, Terapéutica ? pregunta del millón, esto lo cambiamos exclusivamente con la ayuda de Hashem, no hay de otra, a no ser que Hashem quiera otra cosa y el terco sea uno mismo, lo digo por experiencias dolorosas y onerosas, donde he tenido que salir con el rabo entre las patas, traicionado, calumniado, injuriado y perseguido sin tregua ni misericordia.

  20. El caso de Bogotá que ilustra Yehuda me parece válido para plantear varias hipótesis, se me ocurren algunas
    1.- El noajismo no resulta atractivo porque no calza con “lo religioso” que el latinoamericano está acostumbrado a ver y experimentar, es una idea nueva.
    2.- Convertirse al judaísmo implica para el latinoamericano aferrarse a una identidad, sentirse “algo diferente” en un mar de mestizaje y mezcla que al final no es nada.
    3.- El falso judaísmo mesiánico (hago la salvedad que no lo conozco), viene a combinar en la forma propia, latinoamericana, sumadora, algo definido y con identidad, y lo que se tiene hasta el momento, algo similar le ocurrió al catolicismo con las celebraciones y costumbres pre-hispánicas.

  21. No lo se, tal vez el éxito de tales grupos se deba a psicología aplicada, PNL,control mental, inteligencia emocional, implante y germinacion de ideas, mecánica del pensamiento, principios de creación, física cuántica etc, habrá quienes sepan mas de estos temas, pero como podemos apreciar hay quienes saben y comparten, y otros que no quieren o no les conviene compartir tales conocimientos.

  22. cerrar un debate abruptamente, es como meter la basura debajo del tapete, pero bueno soy ave de paso, no de corral, ademas no fue mi intención alborotar o cantar mas claro.
    hay quienes aprenden para conquistar el mundo, y otros que solo queremos conquistarnos a nosotros mismos, cada cual es libre de elegir siempre y cuando sepa lo que elige por si mismo y se lo permitan saber.

  23. Para el cáncer mesiánico, hay varias terapias, tratamientos o pasos a seguir o no dependiendo de la estrategia. Pero la estrategia o terapia que ha funcionado con un éxito altísimo, es el club de la Libertad, donde escasean los hombres pero abundan las estrellas.

  24. Luchar por conquistar el mundo es una empresa ilusoria, que no saben o no se acuerdan que : » De Hashem es la Tierra, El Mundo y todo lo que en el hay » y a su Amado Todo se lo Da, Madrugue o No.

Deja una respuesta