Resp. 282 – Masturbación en el matrimonio

Apreciados señores.
Solicito amablemente su guía en cuanto al problema que desde hace algún tiempo he tratado de enfrentar solo, pero que leyendo su artículos me doy cuenta que lo enfrente mal.
Soy casado hace varios años, la sexualidad con mi esposa es casi inexistente, sin embargo la amo y no quiero separarme de ella, porque eso significa perder a mi hija y echar a la basura nuestros sueños y lo que hemos construido juntos.
En sus artículos dicen que la masturbación es pecado y que por ende se debe evitar y lo entiendo, aún así he preferido hacerlo en lugar de ir a buscar otras mujeres o tener que discutir con mi esposa sobre el tema (como cientos de veces ha sucedido).
He orado, pidiendo al Eterno me ayude con esto, pero tal vez en mi desesperación no he podido ver Su respuesta.
Agradezco su amable orientación.
Roger C., Colombia.

Bienvenido y gracias por enviarnos su interesante misiva.

Pues, la respuesta del Eterno quizás haya sido encaminar sus pasos hasta nuestras páginas, para que podamos orientarlo y abrazarlo en nuestra Fundación.
Usted como noájida tiene una misión en Este Mundo, que es también su gozo en la Eternidad, por lo que su encuentro con nosotros no es casual, sino seguramente obra celestial para darle a usted la oportunidad de ser un socio del Eterno, un colaborador nuestro, en nuestra tarea de despertar la conciencia noájica y construir Shalom.

Una de la deficiencias emocionales de la masturbación radica en que crea una separación entre el hombre y la trascendente finalidad de la sexualidad, especialmente en lo que respecta a la conexión intensa e íntima entre los cónyuges.
La masturbación es como una píldora que quita el hambre, pero que no alimenta.
De hecho, uno cada vez se va apartando más y más del encuentro profundo con la esposa.
Por tanto, la masturbación no es un remedio, sino un obstáculo.

¿Qué puede usted hacer?
No fuimos creados para vivir en abstinencia sexual.
Uno de los pilares del matrimonio es la comunión sexual, placentera, respetuosa, llena de afecto, de comunicación, de conocimiento profundo, de entrelazamiento de las almas.
Por lo que usted cuenta, no está pasando esto.
Su matrimonio no solamente está careciendo de intimidad sexual, sino de comunicación, de armonía, de otros factores que determinan un matrimonio exitoso.

Usted expone que siguen juntos “por amor a ella”, para no despertar a la realidad de que sus sueños no se han realizado y por su hijita.

La pregunta entonces sería, ¿están embarcados en una burbuja de fantasías que los llevarán a un sufrimiento mayor?

A veces, no siempre, el divorcio es la solución. Este paso es dramático, temido, no deseado, crítico; pero en ocasiones es el corte necesario de una relación ficticia, de un enlace inestable que provoca malestar y decepción constantes.
Pero antes de llegar al divorcio, podrían intentar un verdadero despertar a lo que está aconteciendo en vuestra relación. Sin dar excusas, sin poner falsas esperanzas, sin negarse a ver la realidad.
Para lo cual, probablemente, deban recurrir a la ayuda de una consejería, orientación o terapia de pareja, que les dé una mano profesional a la hora de armonizar sus diferencias y encontrar roles y modos de crecimiento en común.
ATENCIÓN: NUNCA, jamás, recurran a “especialistas” que usan doctrinas emanadas del nuevo testamento como fundamento para sus “terapias”. Pues no solamente perjudicarán sus vidas en Este Mundo, sino que comprometerán seriamente su sanidad espiritual a perpetuidad.

Cuando los motivos que los mantienen distanciados se limen, podrán reencontrar una vida de plenitud sexual, si Dios quiere y ustedes hacen correctamente la parte que les toca a cada uno.

Hasta aquí Roger mi primer respuesta, quedo a la espera de sus comentarios y si le quedan dudas pertinentes, hágalas llegar.
Con conciencia, respeto, humildad, verdadero amor, serenidad, fidelidad, lealtad al Eterno, confianza, se podrá ir haciendo un camino de mayor plenitud.

Quiera el Eterno darle más evidencias de la mano que le está tendiendo.

Dios le bendiga, que bendiga a la gente de su casa y que podamos ser constructores de Shalom.

Moré Yehuda Ribco

Su apoyo constante nos permite seguir trabajando

Para enviarnos sus consultas

 

haga clic aquí.

3 pensamientos en “Resp. 282 – Masturbación en el matrimonio”

  1. Estimado Roger, desde mis experiencias vividas, te cuento algunos secretitos que me ayudaron en una situacion similar a la tuya.

    Trata de tener tiempo a solas con tu pareja y asi compartir momentos de mas intimidad para charlar sobre vuestras diferencias.

    En lo sexual trata de ser mas compresivo con ella y comparte sus miedos o tabues.

    Espero que estos consejos les sirvan de ayuda.

    Saludos cordiales.

    Gaby

Deja un comentario