Resp. 284 – Poemas melancólicos

César Oncoy Bustamante nos consulta:

Shalom, estimado moré.
Hace tiempo no encontraba mi poemario en el computador, y lo acabo de encontrar, pero he visto que hay poemas muy melancólicos y hasta \”existencialistas\”.
Mi pregunta es concreta, es válido que un literato noájida escriba poemas melancólicos, ¿no es una especie de apología a deprimir al lector y en el peor de los casos una apología a la muerte?…
César, Oncoy Bustamante, 19, estudiante, Lima, Perú

Shalom,
“Bendito el que viene en el nombre del Eterno.” (Tehilim / Salmos 118:26).

César querido.
Los poemas de tono azul, melancólicos, son parte de la vida misma.
El escritor no tiene porqué censurar su expresión angustiosa, angustiante, siempre y cuando no contradiga alguno de los mandamientos universales, o algunos de sus derivados.
Su creatividad literaria es un canal para movilizar positivamente sus energías y quizás encontrar modos de resolver sus conflictos internos o con el mundo.
Acallar el sufrimiento, es no comprender el valor que tiene como señal, como llamada, como alarma.
Así como usted no apagaría su alarma contra incendios para dormir un rato más, porque sabría que estaría en riesgo, tampoco debiera apagar sus llamadas internas, que anuncian que hay algo que no está bien, algo le hace sufrir.
¿Comprende el valor del sufrimiento?
Tal como el dolor (físico) es una sensación que nos aparta del origen del malestar (piense qué pasa cuando siente el dolor al poner la mano en una plancha caliente); así también es el sufrimiento (emocional), que nos avisa de que tenemos algo para arreglar, perfeccionar, corregir, etc.
Dicen los Sabios que este sufrimiento indica la necesidad de rectificar la conducta, de encaminarse por la vía del arrepentimiento, porque hay algo escondido dentro que está dañando el alma.
Reflexione al respecto.

Por otra parte, el lector, cuando le resuena de manera especial el tono sufrido, es porque dentro de sí también tiene algo para rectificar, y precisa de esa señalización que proviene de fuera y le avisa.
Hay gente que no tolera su malestar, por lo que evita “bajonearse” con poemas azules, pero ciertamente huir del conflicto interno no contribuye a su resolución.

Recordemos que el mejor poeta de la historia, el rey David, no dejó de clamar al Eterno, con el corazón compungido, arrancando lágrimas a las piedras desde los abismos del alma.
¿No es así?

Así pues, joven amigo, siga con su arte, procure sanar sus heridas internas, sean cuales fueran, y siga estando atento a ser un constructor de Shalom con las herramientas que el Eterno le ha provisto.

Y si quiere incursionar por el área del buen humor, será bienvenida su participación, pues nos hace buena falta en el sitio.
Tenga en cuenta que el buen humor (el verdadero, no la burla, o la bajeza), junto con los actos de bondad, son bálsamos para el alma e instrumentos para la construcción de un mundo mejor.

Si le quedan dudas pertinentes, hágalas llegar.

Que sepamos construir Shalom.

More Yehuda Ribco

Su apoyo constante nos permite seguir trabajando


4 pensamientos en “Resp. 284 – Poemas melancólicos”

  1. Luis Alberto Gambi era un amigo muy apreciado en la Universidad que tambien tiraba piedras y pronunciaba discursos ( al lado de Harley ) en las epocas de la imbecilidad retorica y revolucionaria. Un dia se arrepintio de su libreto belicoso y me dijo que queria dedicarse a la poesia, pues este genero era un medio mas eficaz que cualquier arma convencional. Cuando yo lo escuche, lo increpe y le dije que la poesia era para la gente aburrida, pusilanime y sin compromiso con la sociedad. Pero el me insistio que la poesia era mas mortifera que una molotv y me cito a Neruda. No acepte su nueva propuesta y yo segui con lo mio y el con lo suyo.  Dos dias despues comprobe que lo que decia era verdad, pues leyo en la cafeteria varios de sus poemas y todos quedamos aterrorizados. Su poesia habia impactado y de que manera. Su poesia hablaba de una “muerte que doblaba por la ezquina y remataba a los enemigos con la sangre de la serpiente venenosa”  ” Tambien dijo que el “ hombre es una cucaracha que no vale sino por las migajas que el imperialismo deja tiradas en la avenida de la miseria consubstancial”. ….Comprobe que la poesia es mejor dejarla en un congelador para que no viva.

    1. No entiendo por qué el comentarista queda con la idea de irse n al negativa.
      De ser así, muchos músicos que he escuchado o grupos musicales no debieron existir.
      ¿Será que entonces mejor no escribir poesía?
      No estoy de acuerdo si su respuesta es afirmativa. Que es el sabor que deja con el comentario final.
      Lo que para mí es el verdadero dilema es si lucrar o no con esta…

  2. Que genial este post.
    No recuerdo haber leido algo relacionado.
    Hace mucho que me rondaban dudas al respecto.
    Creo que me ha dado mucho para pensar Moré.
    Que hermosa manera de ver el arte, ya que se suele discutir mucho sobre los fines con que uno haga las cosas. Es decir, me encanta la música y me gustaría trabajar en ella, una discográfica, un sello musical, dirigir una orquesta sinfónica. Son mis sueños. Y se critica desde algunos lugares que uno quiera lucrar con ello. Pero si no tengo nada, con suerte i guitarra, mi voz y tooodos los años de estudio y tristezas que he pasado por el dilema si lucrar con lo que amo o no y nadie viene y pone el pan en mi mesa. Me ha cansado. Mientras veo los reggaetoneros o grupos populares que se hacen la guita ganando con los ideales o pensamientos/sentimientos/deseos de la gente. Uno con el dilema se queda estancado practicando horas y horas en casa. ¿Para qué? para deprimirme más.
    No sé… quizá me he desviado. Pero gracias por esta hermosa respuesta.
    Que lamentable saber que la persona que preguntó más tarde se vio involucrada en dramas. Qué lástima no saber otras cosas que no quiero comentar ni preguntar al respecto.

    Pero qué gracia toparme con este post.
    Indagaré y me replantearé muchas cosas, a ver si me surge alguna buena idea o interrogante.

    Gracias.

Deja un comentario