3 pensamientos en “Un gran pensamiento”

  1. Hace poco amigos regrese a la cajera del banco catorce mil cuatrocientos pesos que me dio de más de un prestamo, la señorita se quedo con los ojos muy habiertos, incredula y sinceramente gracias Al Eterno no pense en quedarme con ese dinero. Cuando me percate del error de la cajera pense lo mal que la pasaria esta chica al final de su jornada de trabajo, posiblemente lo perderia, seria sospechosa de robo, la desconfianza por parte de sus compañeros y jefes sería posiblemente muy perjudicial.
    Al final ambas partes nos beneficiamos y no nos costo nada, solamente no fundar el beneficio o la  felicidad en la desgracia del projimo.

Deja una respuesta