Un relato de Antonio Guerrero….. Desde Oklahoma. Parte II