5 pensamientos en “El consejo diario 301”

  1. Entran 2 chicos al aula, y la maestra le dice a uno de ellos:
    Alumno, ¿por qué llegó tarde?
    Es que estaba soñando que viajaba por todas partes, conocí tantos países, y me desperté un poco tarde.
    ¿Y usted, alumno?
    ¡Yo fui al aeropuerto a recibirlo!

    En un barco viaja un español y un inglés. El inglés se cae al agua y grita:
    ¡Help! ¡Help! ¡Help!
    Entonces dice el español:
    Gel no tengo, pero si quieres shampoo.

    Un francés quería ir a un safari y contrató a un guía mexicano y se fueron al safari. Estando en plena selva apareció un tigre, el mexicano corrió y el francés le gritó:
    ¡Esperra, esperra!
    Y el mexicano le responde:
    No, no es perra es, ¡tigre!

    ¡¡dejate atrapar por la alegría!!

  2. Como nosotros no creemos en infiernos y otros cuentitos puedo hacer los siguientes aportes:

    Llegan 3 individuos al infierno, y les toca el día que está de buenas el diablo y les dice:
    Hoy voy a dejar ir a aquel de ustedes que me dé algo que yo no pueda destruir con mis manos.
    Llega el primero y le da una extraña roca encontrada en Siberia. El diablo la toma en sus manos y la empieza a apretar.
    1, 2, 3, listo, ya te llevó el chamuco.
    Llega el segundo y le da un pequeño balín hecho de titanio. El diablo la toma en sus manos y la empieza a apretar.
    1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, ¡Lo logré!, vas pa´bajo.
    Llega el último y le da una luneta de chocolate. El diablo la toma en sus manos y la empieza a apretar.
    1, 2, 3,…10,…100, empieza a sudar, 200… 1000. Nada, el diablo ha perdido.
    Entonces le dice:
    Está bien, puedes subir, pero antes dime, ¿Por qué no pude destruir tu chocolate?
    A lo que le respondió:
    El chocolate se derrite en tu boca, no en tus manos.
    ——————————

    Había una vez un diablo pequeño que le pregunta a su tio: ¿Puedo ir al cielo a jugar con los angelitos? El tio dice: No, porque la otra vez que fuiste al cielo te portaste muy bien.
    ——————————

    Va un cura corriendo porque lo persigue un león de repente el cura se arrodilla y dice:
    Señor, te pido que este león se vuelva cristiano.
    El león se arrodilla y dice:
    Señor, bendice estos alimentos que voy a consumir.
    —————————

    Estaba el cura dando la misa en la iglesia, y dijo:
    En este pueblo se ha perdido la fe.
    Y responde un borracho en voz alta:
    ¡Pues de aquí no sale nadie hasta que aparezca!
    —————————-

    El padre, en la homilía del domingo:
    Hermanos, hoy vamos a hablar de la mentira y de los mentirosos.
    ¿Cuántos de vosotros recordáis qué dice el capítulo 32 de San Lucas?
    Todo el mundo levanta la mano.
    Precisamente, a eso me refiero. El evangelio de San Lucas sólo tiene 24 capítulos.
    —————————

    Con tu permiso Yehuda, es que este tema me alegró.

Deja una respuesta