8 pensamientos en “El consejo diario 336”

  1. Siento una profunda alegría al ver crecer a mis hijos libres, y lejos de la prisión de la religión. Y cuando les preguntan que como hacen la para lidiar en las escuelas con el tema religiosos, ellos reponden lo estudiamos solo como parte de la cultura y lo respetamos pero no nos interesa creerlo.

  2. pienso que es una gran indicacion para la educación de nuestros hijos, a quienes solo enseñamos el rigor o el mimo excesivo. Muchas veces decimos cosas que los desvalorizan, que los hacen sentirse avergonzados e imnecesariamente sufridos, en fin no desarrollan confianza en nosotros ni en ellos mismos, siempre estan a la defensiva, esperando algo malo. No les dejamos que se vayan formando criterios propios. Es importante formarnos para ser buenos padres, repetuosos de nuestros hijos para instruirlos por los buenos caminos, hasta donde podamos sin entrometernos abusivamente en la parte que les corresponden a ellos: el hacer su propia vida.

  3. Como padres siempre cuidamos no decirle a nuestra hijita cosas como “no hagas eso… tu no puedes… o tu no eres capaz”.

    Muchas personas escucharon tales frases y las creyeron a tal punto de sentirse cómodas y no querer salir de ellas, y se las repiten a sus hijos como si fuera una verdad absoluta.

    Confianza en los hijos para que desarrollen su potencial lo más que puedan.

Deja un comentario