El consejo diario 389

Hacer, hacer lo que es bueno y justo, en la medida de lo posible, eso es lo que importa a fin de cuentas.
No la esperanza, ni la fe, ni la expectativa, ni la fantasía, ni el deseo, ni la voluntad, ni la creencia, ni el parecer, ni el afecto, ni el sentimiento, ni la emoción, ni… cada una de ellas puede aportar algún granito de arena, pero a la postre lo que lleva a la felicidad, a los milagros, a la bendición es el practicar, el hacer.
Hacer lo que es bueno y justo, en la medida de lo realmente posible.
El tesoro está quizás a un solo paso de distancia, ese paso ¡HAY QUE DARLO!
No esperar a ser cargados mágicamente por algún dios o ángel, ni pretender que lo dé otro por nosotros, pues el paso que debemos dar, solamente cuenta cuando lo damos.

3 pensamientos en “El consejo diario 389”

  1. Gracias more…

    No teno nada que agrear mas que recordar eso que se nos ha enseñado en éste hogar de muchas formas:

    «Hacer lo que es bueno y justo, en la medida de lo realmente posible»

    Eso hará la diferencia entre un título y lo que realmente somos cuando vivimos, hacemos, actuamos y respiramos nuestra identidad.

    Un abrazo!

Deja una respuesta