la muerte de un ser querido

Hace tiempo no escribo un post, quizá soy de muy pocas palabras y no suelo expresarme mucho, pero en fin, en en estos días estoy pasando por una difícil situación que me movió a escribir estas lineas, quizá solo este divagando mientras plasmo mis pensamientos en este breve post, por lo que si parece sin sentido, ruego las disculpas del caso. Hace poco tiempo nos dieron la triste noticia que mi abuelo paterno le quedan una o dos semanas de vida, es una situación dura, y no existen palabras de consuelo para lo que estamos viviendo; mi abuelo siempre fue como un roble, un hombre extremadamente fuerte, que muy rara vez se enfermaba, y hasta hace unos cuantos meses atrás se le veía bien, pero hoy ya no es el mismo, es mas no es ni la sombra de quien fue; claro esta, que con sus 89 años era algo de esperarse, pero a como estaba, jamas imaginamos que fuese tan pronto y de improviso; y esto me hizo pensar tantas cosas, y es que somos como una sombra pasajera en este mundo, aunque los años pasen, la vida en realidad es tan corta, si algo tenemos seguro a la hora de nacer es la muerte, y ahí es donde muchos divagan y salen con la cansada, y para mi molesta pregunta del “porque de la vida”, y les digo porque me molesta, pues bien, hay cosas mas importantes para hacer como para estar perdiendo el tiempo en pensar para que estamos acá, es mejor vivir la vida, y vivirla de la mejor manera, tratando de hacer mejor la vida de los demás, o bien construir shalom, si existe un propósito para la vida, pienso yo que debe ser el construir shalom, y por que? Pues bien para encontrar ese shalom al final de nuestros días quizá; que mas quisiera que morir sin sufrimientos como el recuerdo de una bisabuela mía, que recostada en una cama, tranquilamente se despidió de todos los que estaban cerca pues, según sus palabras, ya venían por ella, luego cerro sus ojos dibujando una sonrisa en su rostro y descanso.
Ahora me toca ver un cuadro diferente, no se el porque pero mi querido abuelo esta sufriendo, y quiza mas de la cuenta, la verdad no lo se, pero en fin, no nos toca quizá el buscar el porque de las cosas, solo puedo decir que desde mi perspectiva me parece injusto, pues siempre lo recordare como fue, un buen hombre, muy fuerte, pero con un gran corazón, un gran abuelo que siempre nos recibió a mi esposa Laura y a mi con sus brazos abiertos, alguien que nunca negó una sonrisa a nuestro sobrino Caleb y a su manera, siempre jugo con el los 5 años que lo conoció, quizá cometió sus errores, pero eso la verdad no me importa y en parte me siento alegre, si se puede, porque siempre pudimos demostrarle cuanto lo queríamos, lo extrañare eso si, y creo que nada podrá arreglar eso, pero la vida es así, es algo con lo que tenemos que lidiar siempre, mientras estemos acá, hace pocos años fue a mi esposa la que le toco vivir algo similar, pero si quiere es una situacion peor, pues fue su hermana menor, Cristina la que partió y muy joven, y aun hoy es palpable el hueco que dejo en nuestras vidas, y no existe nada que cure esta herida; y lo único que podemos hacer, o bien desear, es que sus almas encuentren la paz, y puedan gozar en shalom allá en el mundo venidero, o como quiera que se llame aquel lugar donde algún día nos encontraremos, si es que eso puede ocurrir.
El dolor que embarga mi alma es terrible, pero consuela, aunque para algunos suene utopía, el hecho que no todo termina acá, que hay algo al otro lado, y que posiblemente no exista mas el dolor, y allá es donde espero algún día verlos, a mis abuelos don Fernando, don Alberto, y a Cristina, y ni idea de como sera y si nos reconoceremos, la verdad no me importa, lo que me importa, como dije es que encuentren esa paz; y como ya lo dije, me alegra haber podido disfrutar al menos un poco, y expresarle amor, mientras estaba con vida, que absurdo seria lamentarse por no hacer esto pienso yo, y si alguien llego a leer toda esta palabrería hasta acá, pues le recomiendo amar a quienes tienen cerca, háganlo mientras estén ahí, aprovechen el tiempo, no sea que el tiempo y las cosas ingratas de la vida no les permita compartir nada con ese ser amado, como me paso a mi con mi abuelo Fernando, o bien hallamos podido tener a alguien cerca varios años sin poder construir shalom y expresar cariño a como se debe, y como hubiese deseado que pasara con Cristina, o bien tantos años, quizá muchos años desperdiciados, aunque si hubo muchos años de calidad, pero hubiese deseado mas, compartir mas y demostrarle mas amor a mi abuelo, don Alberto; pero, vuelvo y repito, me queda la satisfacción de, al menos, haber compartido muchisimo con el.
No desperdicien el tiempo, la vida es corta, no sabemos cuando partiremos, ni quien partirá primero, es inevitable, por eso soy de la idea de disfrutar lo que tenemos ahora, en este momento, cada cosa, cada detalle, cada bocanada de aire…. Este es el pensamiento que deseo transmitir, y solo una pequeña parte de lo que pensaba escribir, espero no haberlos cansado con la lectura, y que reflexionen en esto, y si pueden, que nos apoyen con alguna plegaria, para que mi abuelo, don Alberto, descanse pronto, no sufra mas, y su alma pueda encontrar al fin, la paz, y que mi su esposa, mi querida abuela «Cita», pueda asimilar debidamente la situacion. La fotografia que les comparto es de un tiempo atras, y en ella estamos mis abuelos y yo.03082010017

12 pensamientos en “la muerte de un ser querido”

  1. emocionado con sus palabras y sentimientos alberto.
    quiera el Eterno que para todos sea shalom, hasta el ultimo instante en este mundo y luego de pasar por aqui. que podamos dejar una bella herencia a traves de nuestra conductas de construccion.
    un abrazo y un cariño para el abuelo, fuerza!

  2. Mi querido amigo, a quien tanto aprecio y con quien tantas cosas he compartido, junto con tu bella esposa, ustedes son dos personas excepcionales. En este momento de dolor el único consejo que te puede dejar es este: Que todo aquello que tu abuelo te enseñó, como hombre de bien que ha sido, lo apliqués en tu diario vivir, porque la persona puede morir físicamente, pero si ha dejado un legado que otros sigan, seguirá siempre viva en todo momento que pongás en práctica sus enseñanzas.

  3. Alberto poco nos conocemos, de hecho nos hemos comentado algunos post
    Pero tu historia me conmovió muchísimo.la partida de un ser querido tendremos que afrontarla tarde o temprano, de hecho ya la hemos vivido. Solo que unas historias son más conmovedoras que otras.

  4. Mi reflexión ante triste post es como dices vos. Vivamos la vida. Pero bien vivida y dejemos un legado para que en nuestra partida seamos recordados con ese cariño y esa alegría con la que hoy en día recordamos a los seres queridos que marcaron nuestra vida.

  5. Hace poco fallecio mi tía, en dos meses perdi a mi perrita y después al mes a mi tia si bien un perro no es un ser humano, fueron dos perdidas muy significativas, llore mucho el no haber podido hablarle a mi tia de noajismo, no llegue a tiempo, el mismo fui de semana que tenia planeado ir y que por diversas circunstancias no se pudo viajar, ella fallecio.
    Fue un golpe muy duro, solia ver en su casa estatuas y me entristecio mucho no haber tenido la sabiduría y el valor de poder hablar mas de esto. Espero puedas hablar de los siete mandamientos aunque a veces se hace difícil hacerlo, recibi muchos golpes al hablar de esto.
    Deseo lo mejor para vos y tu abuelo, no tenemos mucho control sobre estas cosas, gracias por compartir estas palabras con nosotros. Que Dios los acompañe en estos momentos.

  6. Hola alberto, no tengo el grato gusto de conocerle, pero de todo corazón . Te deseo ,consuelo, paz, plenitud , alegria y fuerza para seguir construyendo Shalom.

    Bendito sea ÉL Juez Justo.

Deja una respuesta