Un humilde ayuda que ayuda

Recibí y con permiso comparto: Shalom, jajam Yehuda Ribco. Mi nombre es ….. No tengo el gusto de conocerlo en persona, pero respeto mucho su trabajo y deseo contarle algo de mi vida:Allá por el año 2004 tuve una experiencia mientras leía el salmo 127:3 (“He aquí herencia del Eterno son los hijos. “). Sucede […]