Resp. 335 – Una edad para cada cosa

Cada ciclo de edad tiene un significado espiritual que conviene saber que hacer con el ? Por ejemplo, que pasa cuando cumplimos 7 anos ? que ocurre cuando cumplimos los trece ; los 20, los 30, los 40, los 50, y asi sucesivamente ?
David, EUA

Buen día, gracias por la pregunta. A partir de su consulta podríamos filosofar, teorizar, imaginar muchas dimensiones alternativas; para no divagarnos y extraviarnos, tomemos una noble guía. En el Talmud (Avot 5:21) un sabio enuncia lo siguiente con respecto al hombre judío:

1- A los cinco años, para estudiar la Escritura;
2- a los diez años, para estudiar la Mishná;
3- a los trece años, para cumplir los mandamientos;
4- a los quince años, para estudiar el Talmud;
5- a los dieciocho años, para las nupcias;
6- a los veinte años, para procurar;
7- a los treinta años, para la fuerza;
8- a los cuarenta años, para el raciocinio;
9- a los cincuenta años, para el consejo;
10- a los sesenta años, para la vejez;
11- a los setenta años, para la ancianidad;
12- a los ochenta años, para la fortaleza;
13- a los noventa años, para inclinarse;
14- a los cien años es como si estuviese muerto, haya pasado y haya sido anulado del mundo.

Ahora, hagamos una extrapolación hacia el plano de vida que corresponde al noájida en la actualidad.

1- A los cinco para aprender los relatos de la Torá que corresponden al niño noájida.
Comenzar el estudio escolar formal.

2- A los diez aprender acerca de los Siete Mandamientos y sus reglamentos derivados.
Comenzar a participar activamente en organizaciones de ayuda y educación.

3- A los trece asumir la responsabilidad por la propia conducta.

4- A los quince dedicarse a estudiar una carrera u oficio, cada uno de acuerdo a sus capacidades y posibilidades.

5- Contraer matrimonio.

6- Trabajar.

7- Criar hijos para hacerlos dignos hijos del Eterno.

8- Para revisar la propia vida y mejorar aquellos aspectos que aún no se han perfeccionado.

9- Acompañar a los hijos en la procura de una vida de plenitud como adultos noájidas.
La experiencia de la edad es un gran consejero para los jóvenes.

10- Prepararse para una vida de ancianidad.
Los cambios físicos se acentúan, es necesaria una acomodación psicológica para afrontar los nuevos aconteciemientos de la vida.

11- Jubilarse pero no por ello dejar de estar activo y ser bendito y de bendición.

12- Descubrir que la vida no ha terminado y hay perspectivas de seguir siendo constructor de Shalom

13- Aceptar el término de la vida, la soledad, la fragilidad del ser humano.

14- Vivir con dignidad, sin abandonar el empeño de ser constructor de Shalom.

Por supuesto que esto no es manual de vida para seguir con rigidez, sino una idea interesante de encontrar sentidos diferentes de acuerdo a cada etapa de la vida.

Espero oir sus comentarios.

Shalom y bendición, que sepamos ser constructores de Shalom en cada instante de nuestra existencia.

2 pensamientos en “Resp. 335 – Una edad para cada cosa”

Deja un comentario