Un relato de Antonio Guerrero…… Desde Oklahoma. Parte IV

Viernes, 29 de enero de 2010

Anocheció mientras leía un libro,
(el único que llegó a mis manos)
cuyo argumento vacuo y siniestro
apenas calaba en mi interior.
Pensé en los grandes de la palabra
capaces de recoger la luz
y toda la belleza del mundo
en páginas imperecederas.

Harto, cerré el libro y mis ojos,
y, en ese instante, de un resplandor
de sol y luna, de amor y paz
me vi rodeado, y comprendí
que lo que intento buscar afuera
se encuentra en el tesoro de mi alma

Sábado, 30 de enero de 2010

Dichoso soy, por este aislamiento
en donde a mi antojo holgazaneo,
mientras contemplo a mi alma
por caminos lejanos perderse.
Dichoso soy, por este silencio
en que puedo escucharme por dentro
sin que nada de fuera me invada,
sin que el tiempo me busque y me encuentre.
Dichoso soy, así, no mas ni menos,
respirando, sin pensar en ello,
los átomos que nos entremezclan,
metido en la distancia de un ser,
dueño de limites incalculables,
que se expande al espacio con su aliento.

2 pensamientos en “Un relato de Antonio Guerrero…… Desde Oklahoma. Parte IV”

  1. Jaime es en verdad un texto hermoso.  Aqui termina ó hay más?
    Pero pese a que suena bonito, y esta cargado de una buena retorica no podría opinar algo diferente sin conocer quein es Antonio Guerrero, y porque escribió esto ó cual es el mensaje que el quiere transmitir.  Esto me acuerda que lo mismo ocurre con la biblia que usan tantas religiones, suponiendo su significado real,  apropiandose de palabras que no les corresponden  o sacando de contexto un texto para hacerlo suyo o dar su interpretación.  Pese a que alli en su biblia existan palabras bonitas, o promesas o mandatos no significa que sean para todo aquel que las lee e intenta comprender o atinar acerca de su significado.
     
    bueno, quedo a la espera de otra parte ó de algo de luz acerca del mismo texto ó autor. Un abrazo

Deja un comentario