No más autocastigos

Luego de cometer un error, meditando, aparecen en mi mente "mis problemas" y descubri que solo lograba era mantenerme enfocado en ellos, sin solucionar nada, en el fondo se sentia un placer, una especie de masoquismo psicologico. Este mecanismo se convierte en una necesidad permanente que te permite victimizarte y hasta justificarte ante la negacion de ser un participe de tu propia vida.
Recorde lo que dijo el moré en su libro de Cabalaterapia: En general vivimos pendientes y a la búsqueda de castigos que nos hagan sentir menos culpables y temerosos.
Vamos reproduciendo en nuestra vida patrones de conducta adictivos, repetitivos, que en gran medida buscan reproducir real o simbólicamente los castigos que hemos recibido (o creído recibir) durante nuestros primeros años formativos.
Quisiera agregar que es muy comun ubicar a D-os dentro de estos pensamientos, sabiendo que el es el dueño del mundo pensar que el es el que pone estos escollos que redundaran algun dia en el crecimiento personal. La verdad es que es un pensamiento infantil, ya que el escollo en realidad no es real sino creado por nuestra mente que sigue queriendo justificar el sufrimiento auto generado.
En este momento recorde que el Eterno dice: "Mira, pues; yo pongo hoy delante de vosotros la bendición y la maldición:
la bendición, si obedecéis los mandamientos del Eterno vuestro Elokim que yo os mando hoy; y la maldición, si no obedecéis los mandamientos del Eterno vuestro Elokim, sino que os apartáis del camino que yo os mando hoy, para ir en pos de dioses ajenos que no habéis conocido." (Devarim / Deuteronomio 11:26-28).

5 pensamientos en “No más autocastigos”

  1. Gracias Dav, aprender a no autocastigarnos es señal de madurez. Es bueno ser conscientes de que no somos victimas de nadie, mucho menos del Creador. Tambien es bueno saber que todas nuestras acciones tienen sus consecuencias.

  2. ah si, es lo titpico q hacen pastores, misionero y otros fetraficantes.

    te llenan de culpa al mismo tiempo q te inventan una imagen monstruosa de Dios, el Padre…

    en fin…

    todo para ganarse unos pesos en este mundo y mucho dolor en el mas alla..

Deja una respuesta