El consejo diario 316

Gozar de lo permitido es parte de vivir en equilibrio y santidad.

Abstenerse de lo prohibido,
es vivir con el resguardo necesario para no quebrar ese equilibrio ni mancillar la santidad de su existencia.

Levantar murallas protectoras que resguardan su accionar,
aunque limiten en algo su goce de lo permitido,
es parte de reconocer nuestra debilidad a la hora de discernir entre lo que es motivado por el servilismo al EGO de lo que es positivo.

10 pensamientos en “El consejo diario 316”

  1. Si quiero ahora mismo puedo entrar a alguna página de judaismo, pero me abstengo de hacerlo porque prefiero no correr riesgo y terminar leyendo lo que no debo.
     
    Si quiero, puedo colocar el termino 'cabala' en algun buscador, pero prefiero no hacerlo, so pena de caer en el error que algunos han cometido, es decir, terminar recomendando páginas de falsa cábala.
     
    Si quiero, puedo tomar algunas pautas y principios de serjudio.com para interpretar sueños, pero decido no hacerlo puesto que terminaré encaminando erradamente a quienes me confien lo soñado.
     
    Si quiero puedo hacer algun ceremonial los viernes en la tarde para recibir el séptimo dia, pero me abstengo de hacerlo porque indefectiblemente terminaré añadiendo elementos judios.
     
     

Deja un comentario