Vuela Peter!!!

  Algunos recordaran la película de El regreso del capitán garfio.

 Ayer llegue a casa y mi hija quería ver esa película (por centésima vez) solo que está vez quise poner en práctica lo comentado en fulvida; buscar una enseñanza en todas las cosas por simples y pequeñas que nos parezcan.

 Vi un Peter pan viejo y consumido por sus importantes compromisos, un Peter pan que había olvidado volar, y que había acumulado grandes cantidades de miedo y frustración. Un Peter pan gordo y temiendo a las alturas, fuera de forma.

¿Recuerdas  cuál fue la idea feliz que lo hizo volar?

El nacimiento de su hijo.

 Nos vemos enfrascados en esa lucha cotidiana que ya no creemos que podemos volar, se nos ha olvidado nuestra programación inicial. Podríamos culpar a aquellos que nos han llenado de ideas absurdas y locuras, podríamos culpar a los líderes y manipuladores, ok está bien. Acá hay un dicho que dice: “La culpa no es del indio, si no de el que lo hace compadre”

Es tiempo de responsabilizarnos un poco y reconocer que “hemos hecho compadres” a muchos que solo nos han maniatado, nos han reducido, nos han dicho que estamos gordos y que no podemos volar…….

¿Les crees?   Vuela Peter!!!

6 pensamientos en “Vuela Peter!!!”

  1. Pienso que se aplica mucho a lo que el More llama las relaciones toxicas. y es que en todos lados abunda gente que quiere manejar a los demas a su antojo imponiendo sus propias reglas arbitrarias. No se respeta el espacio de cada quien, no, solo hay lugar a una forma de pensamiento y de conducta que es la que impone el lider. Si les permitimos hacer eso, irremediablemente dejaremos de ser noajidas, ya que la identidad noajida no permite este tipo de subordinacion. el ser noajida implica el uso de libre albedrio como condicion necesaria y el respeto al semejante como parte esencial de los intercambios sociales. Somos libres de elejir subordinarnos a una situacion cualquiera, pero no de perder nuestra identidad, ya que ella es nuestro propio yo.

  2. Buen mensaje noaj, gracias.

    Es común ese tipo de amnesia,
    Olvidamos fácilmente ¿quiénes somos, por qué existimos y cuál ha de ser nuestra misión?, olvidamos que somos parte de “un Todo” y no todo,
    Olvidamos lo bueno para recordar lo malo,
    Olvidamos que la causa de muchos de nuestros desaciertos no están afuera, sino en nosotros,
    en la manera como vemos al mundo, y como nos proyectamos en el.

    Tal vez la “idea feliz” que nos haga volar, sea dejar de pensar que son “sólo ideas”,

    Un abrazo

Deja un comentario