Las 70 semanas de Daniel y nuestras vidas.

 

 

Hace tiempo se suscito en este sitio un comentario acerca de las 70 semanas de Daniel y las

implicancias que esto traería a nuestra vida espiritual. Muchos hemos pasado horas tratando de comprender lo que Daniel quiso decir; también hemos escuchado largas prédicas sobre el asunto…mayoritariamente desvaríos desde púlpitos.

Particularmente me llamó la atención un comentario que, entre otras cosas, decía: “Yo como gentil me esfuerzo a diario para cumplir a cabalidad con los 7 preceptos… Quizás algunos queremos y necesitamos ser mas espirituales nuestra alma nos lo pide a gritos!!”

Creo que muchos de los aquí presentes hemos pasado por esta situación al regresar a nuestra verdadera identidad espiritual. También creo que muchos, cada día, nos tendremos que hacer estas preguntas: ¿Nos parece poca cosa tratar de ser justos? ¿De hacer justicia? ¿Criar a nuestros hijos en verdadera armonía con lo que Dios desea? Tratar de hacer de este mundo un lugar lleno de luz?

Quizás esto ahora parezca ser poco espiritual ya que estamos acostumbrados a separar el cuerpo del espíritu. A separar lo que creemos de lo que hacemos. A pensar que el camino de la espiritualidad y la sabiduría viene por estar largas horas estudiando y pensando que es lo que el Eterno nos demanda. Cuando lo que El nos pide es que seamos felices siendo fieles, buenos esposos, buenos hijos, buenos trabajadores, buenos vecinos: simples cosas que nos hacen traer a nuestro alrededor una porción del mundo venidero. Y esto de seguro sea mas provechoso para los que se crucen con nosostros que todo lo que podamos llegar a estudiar o saber.

Son las cosas simples las que más cuestan. Caminar con Dios en sus preceptos es lo que nos hace “espirituales”. Poder ver al Eterno en cada cosa que emprendemos, en cada bondad que nos regala esta vida, en cada rayo de sol que nos despierta cada mañana…
Seguramente eso nos distraría a todos de las semanas de Daniel y nos concentraría más en disfrutar nuestros propios días
.
Un cariño para todos.

13 pensamientos en “Las 70 semanas de Daniel y nuestras vidas.”

  1. Muy bueno Claumar! muy cierto, muy muy muy noájida. Gracias

    “Seamos felices siendo fieles”… asi de fácil, de bello, de real, de alcanzable, quizas sea cierto que las cosas simples son las que mas cuestan, y esto ocurre cuando en realidad siguen siendo simples pero: “desvaloradas”

    Un abrazo,

  2. Exelente comentario Clau, gracias, y tienes razón aveces las cosas mas simples son las que nos complican la vida y ahí es donde tenemos que ser espirituales, en el compromiso, en la responsabilidad, en la entrega verdadera de nuestra voluntad para cumplir a cabalidad con los preceptos para llenar el mundo de luz y para ser los buenos hijos que nuestro Padre tanto ahnela Que seamos, gracias.

Deja un comentario