NADIE SINO TÚ

Charles Bukowski, todo un iconoclasta en la literatura estadounidense del siglo XX. Es probable que no sea un ejemplo a seguir, no obstante, aunque ahogado en un océano de oscuridad, tenía también sus momentos de lucidez que dejaban agrietar verdades en algunos de sus escritos, y es por esto que te traigo un poema que no es nada novedoso, ya que en varias ocasiones se ha escrito en FULVIDA sobre “la salvación”, aunque bien vale la penar leer, analizar, y por supuesto, decirme qué piensas al respecto.

NADIE SINO TÚ

Nadie puede salvarte sino tú mismo.

Te verás una y otra vez en situaciones casi imposibles.

Tratarán una y otra vez mediante subterfugios, engaños o por la fuerza que renuncies, que te des por vencido y/o mueras quietamente por dentro.

Nadie puede salvarte sino tú mismo y será muy fácil desfallecer, pero muy fácil, pero no lo hagas; no, no.

Solamente míralos.

Escúchalos.

¿Quieres ser así?

¿Un ser sin rostro, sin mente, sin corazón?

¿Quieres experimentar la muerte antes de la muerte?

Nadie puede salvarte sino tú mismo y mereces salvarte.

No es una guerra fácil de ganar, pero si algo merece la pena ganar es esto.

Piénsalo.

Piensa en salvarte.

Tu parte espiritual.

La parte de tus entrañas.

Tu parte mágica y ebria.

Sálvala.

No te unas a los muertos de espíritu.

Mantente con humor y gracia, y finalmente, si es necesario, apuesta tu vida en plena refriega, al diablo las probabilidades, al diablo el precio.

Nadie puede salvarte sino tú mismo.

¡Hazlo! ¡Hazlo!

Entonces sabrás exactamente de qué hablo.

10 pensamientos en “NADIE SINO TÚ”

  1. muy lindo.
    pero recordemos, el hombre hace su parte, la q le corresponde a cada uno.
    y Dios hace la suya, sin necesidad de q le digamos lo q hacer, q pensar,q sentir, q no hacer.
    todos tenemos nuestro lugar en el concierto cosmico.
    gracias!

  2. ¿Qué es la vida? ¿qué sentido o contrasentido tienen las cosas? ¿cómo puedo salvarme?, la existencia es un secreto y en verdad como lo afirma Moré Yehudá, «el hombre hace su parte y Di-s, la suya». Gracias Lel.

    1. Hola, Elsa. Creo que la respuesta a las preguntas que planteas está en realizar nuestra porción de trabajo en la construcción de Shalom. A mis 30 años de vida, aún no tengo la respuesta de qué es la vida, pero mientras hay que vivirla. Gracias !

  3. Gracias Lel, pero yo me pregunto: Salvarse, de quien o de que?… No es para confrontar, sino para seguir aprendiendo lo que pregunto. Hay que hacer carne viva nuestra identidad, hay que llevar al hecho los preceptos, hay que hacer… pero no para salvarse, sino para disfrutar la riqueza de ser, la riqueza de vivir, dentro de los limites divinos… Gracias amigo!!!

    1. Es correcto y bueno seguir preguntando, Nahuel: una pronta y superficial respuesta sería que nos salvemos de la maquinaría en la que está estructurada la sociedad, ideas nocivas, tóxicas para el alma, salvarnos de la insanidad, el Facebook, y como bien dices, llevar al hecho los preceptos para hacer lo que nos corresponde. Gracias a ti, por leerme, querido Nahuel.

  4. Excelente Lel. Todo radica en nuestra voluntad. En vez de estar esperándonos a que el Estado nos mantenga, debemos hacerlo por nosotros mismos. En vez de esperar a que milagros del cielo nos den la salvación, debemos hacerlo por nosotros mismos. Tenemos que ser autónomos, y digo autónomos porque como bien lo mencionó el Moré al inicio, uno hace su parte y Dios la suya, pero es más que claro que a Dios rogando y con el mazo dando. Abrazo!

Deja una respuesta