Lo que debes aprender

Toda persona debe aprender cinco conductas a lo largo de su vida, para desplegar una existencia trascendente, plena, luminosa.

Estas cinco conductas son:

  1. Actuar correctamente. Esto implica saber hacer lo adecuado, de la manera apropiada, en los tiempos y lugares idóneos.
    No es fácil aprender a actuar y a abstenerse, ni a refrenar los impulsos, ni a despertar el letargo de la pereza.
  2. Compartir dentro de los límites de la prudencia. Esto significa aceptar lo que otros dan, y que es apropiado recibir; a la par que uno da de lo propio, hasta el límite en el cual el dar se convierte en someterse. Por supuesto que ni la avaricia ni el derroche son conductas prudentes, puesto que ambas acusan un ánimo débil, que se siente incapaz de afrontar la vida con visión de crecimiento integral.
  3. Juzgar con justicia. Muchos pasan por la vida siendo destructivamente críticos, violentan con sus pre-juicios, se ahogan en océanos de reproches y demandas injustificadas. Solamente se vive con sentido cuando es la justicia el patrón con el cual se miden las relaciones humanas.
  4. Decidir criteriosamente. Existe un mal anímico muy difundido, que es la indecisión, la perplejidad, el escudarse detrás de mil y una excusas para no tomar uno de entre las decenas de caminos posibles. La duda carcome, corroe, infunde pánico, inmoviliza, esclaviza, lleva a sinnúmero de errores. Es muy trabajoso el aprendizaje que lleva al correcto ejercicio del libre albedrío, pero es indispensable hacerlo para ser una persona completa.
  5. Confiar con integridad. El gran porcentaje de los conflictos, traumas, desavenencias, miedos, fracasos, se relacionan con una incapacidad para ser simples y asertivos a la hora de confiar en el Padre, así como en el prójimo sincero.

Estas son las conductas, te las he presentado brevemente, ahora te pido que seas honesto contigo mismo y veas en cuál de ellas debes trabajar para superarte.

Recuerda que en FULVIDA tratamos de alimentar cada una de estas facetas, para darte la mano segura por el camino hacia una vida plena verdadera.

Un abrazo y no dudes en comunicarte para expresarte.

10 pensamientos en “Lo que debes aprender”

  1. Qué belleza de artículo!
    Como decía mi abuelita:» esto no es comida de hocicones»
    Estoy tratando de ser honesto conmigo mismo para meterle el denté.
    No hay donde perderse con el Profesor!

  2. jaime, organicems un taller para empresarios en su pais, o alrededores.
    taller de rectificacion emocional, q le parece?
    haremos el bien a la gente, haremos dinero q servira a ampliar el alcance de FULVIDa y por tanto el mensaje del noajismo.
    se atreve?

  3. Saludos
    Gracias Moré, es excelente su artículo, la explicacion de estos parametros ayudan mucho a ubicarlos en la vida real, esto lógicamente nos ayuda a poder integrarlos más rapidamente en nuestra vida.

  4. Ya hay que aprender tanto como se puede, de los 7 Mandamientos Universales y Reglamentos (estos optativametne). Y practicarlso por uno mismo y por nuestras familias, e informar de lo apropiado y lo no correcto; siempre exaltando y adorando solo al Dios de Adam y Noaj y Abraham. Bendito sea el Rey del Universo, que con su bondad y misericordia nos da todos los bienes y disfrutes y nos permite vivir en paz. Amen.

  5. Que curioso, el «Juzgar con Justicia» tiene en el orden propuesto, el centro. E insinua el consejo antes del juicio, pues ¿como saber si estamos siendo destructivamente críticos o si nuestro juicio esta viciado de prejuicios, cuando ha sido el EGO el mandarín de nuestra vida?

    Pareciera que «juzgar con justicia» es el principio «nucleo», en los que giran «satelitalmente» los 4 principios restantes.

    Si es así, entonces hay que ser cuidadoso con nuestro juicio. Si en todo caso, no tenemos consejeros de los cuales asesorarnos a mano, no está demas recordar que es mejor mantener la paz antes de emitir juicio ( según lo que entendí en: http://fulvida.com/id-noajica/costumbres/promover-la-paz )

  6. Luis, hay principios eternos, absolutos, que no están sujetos al capricho humano, que escapan a cualquier tergiversación.

    Si veo que alguien comete y promueve idolatria, no está mal juzgar que eso ese comportamiento es un error y que se debe tomar medidas al respecto para detener las consecuencias de tal acción, y es gracias a que existe un mandamiento absoluto de no cometer idolatria, eso es juzgar correctamente.

    Pero, si el juicio es a base de «a mi me parece», «yo siento que», «un ángel me dijo», «no sé por qué pero es asi», etc… entonces eso no es juzgar, es cualquier cosa producida por una mala concepción de lo que juzgar implica.

    Y otra cosa, una cosa es juzgar que algo está bien o mal. Otra cosa es sentenciar a quien está cometiendo X o Y acción. Eso ya es otro asunto segun entiendo.

  7. ah se me olvidaba,

    la costumbre cristiana de hacer caso omiso a lo que otros hagan así me afecte, es por aquello de «no juzguen para que no sean juzgados». Lo cual es un llamado a violar el septimo mandamiento en nuestro caso «Establecer cortes de Justicia».

  8. luis la paz se basa en el juicio.
    sin juicio, no puede haber paz.
    asi q no, no se deja de lado el juicio justo para conseguir la paz. a no ser q no estemos hablando de juicio sino de «emitir juicios», ser prejucioso, prejuzgar, q son cosas diferentes.
    hay reglas para juzgar, mecanismos, parametros, etc.

  9. Gracias profe por la aclaración. Casi que leyo mi pensamiento, pues pensaba basicamente en el mandamiento cristiano de no juzgar para no ser juzgado; lo cual efectivamente es clara violación al sétimo principio.

Deja una respuesta