Mujeres virtuosas o hermosas….

Las mujeres más hermosas del mundo no son las que desfilan en trajes de baño y vestidos de noche delante de jueces y de cámaras de televisión, no son las artistas que vendiendo su belleza exterior, su imagen presentan sus vidas como modelo de un mundo capitalista, que vende hasta la imagen de mujer en productos que nada tienen de relación con esta imagen grotesca y sexual en que el hombre en su desenfreno a convertido a la mujer.

 
Las verdaderas finalistas y las ganadoras son aquellas que tienen el brillo interno de la gracia y el perdón en el conocimiento de la Palabra de Dios que se manifiesta en el hombre exterior, en este nuestro daso , en la mujer.
No hay belleza física que se pueda comparar con la dignidad espiritual o el atractivo de una mujer llena de paz. Es una persona serena porque su confianza y su seguridad están en la paz que reflejan. Es una persona con dignidad porque su valor y sentido se hallan en algo más allá de lo superficial.
 
Esa mujer reflejará una clase de belleza interior que hace mucho más que llamar la atención a sí misma o sobre si misma. Es una belleza que es mucho más importante que cualquier cosa trivial.
 
La verdadera belleza de la mujer no es corruptible, porque no depende de lo físico, sino que es la belleza de una forma de ser que reúne la quietud, la humildad, la ternura y la serenidad.
 
Las mujeres del mundo son alabadas por su belleza física, por su vivacidad y por su audacia. Pero las mujeres de Dios tienen un molde distinto. La belleza física de una mujer es temporal, y su deterioro le producirá amargura. En cambio, el adorno de un espíritu manso, dulce y sereno no es una moneda perecible, no se gastará por el uso ni está sujeta a los valores del mercado.
 
No deja marcas en el alma, ni heridas en quienes la rodean.
Esta es la verdadera belleza, la belleza virtuosa que es de grande estima delante de Dios
 

12 pensamientos en “Mujeres virtuosas o hermosas….”

  1. Este texto me hace pensar en que la verdadera esencia de la mujer es muy elevada, lástima que en su deseo de inclusión, y hasta de procreación, sucumban ante la tendencia al mal, a la que los varones mayormente estamos expuestos, creo que por la mujer se puede redimir el mundo, por favor, muestrennos su fuerza.

  2. Bellas palabras!
    Tambien se puede hacer un bello papel como esposo(a) , pulir en nuestro hogar para que nuestra esposa(o) llegue a adquirir todas estas caracteristicas mencionadas en el post!
    Muchas gracias.

      1. Osea More que ese Viejo adajio que dice. «La mujer hace al hombre» hacer parte del texto de «mujer virtuosa»

      2. podria ser.
        yo creo q nos hacemos en los vinculos, nos vamos haciendo con cada relacion que formamos.
        al estar junto a una persona virtuosa, probablmente mejoramos algunos de nuestros aspectos. pero a veces la persona virtuosa sin quererlo nos opaca.
        no hay absolutos en esto de las cosas humanas.

Deja una respuesta