Archivo de la categoría: espiritual

Esto fue lo que nos paso

carlos-apertura

 

 

Nosotros los gentiles, noajidas, benei noaj, ateos, personas, o como nos quieran llamar, nos sentimos dichosos por al fin poder gozar y disfrutar de la vida.

Lo cierto del caso es que somos personas comunes y corrientes, de diferentes países, de distintos estados civiles, de variadas profesiones, de distintas personalidades que encontraron en el Gran Mundo Virtual un punto de encuentro; un sitio en que se nos acogió como un Hogar; y que a pesar de nuestras diferencias, se nos dio trato de iguales. Ese trato de Igualdad y Libertad lo empezamos a vivir de manera natural, sin regaños por nuestros comentarios ni con sentencias de que teníamos que pensar de tal o cual manera. Simplemente continuábamos visitando la página web, leyendo sus artículos (en especial los que se encuentran en el apartado “Empieza Aquí”), comentando los mismos y expresando nuestras opiniones, para que al poco tiempo empezáramos a vivir grados de bienestar que en pocos lugares físicos o virtuales se encuentran.

Al poco tiempo, empezamos a notar mejorías en nuestras vidas; ya que mientras se leía, se ponía en práctica lo leído. Eso dio un resultado asombroso: cada vez se era menos víctima del prejuicio infundado producto de añejas ideas religiosas heredadas, y menos temerosos de las circunstancias que la vida presentaba. Empezamos a asumir actitudes diferentes a las que teníamos frente a la Vida, y el Mundo empezó a cambiar para bien. No era que no pasábamos momentos difíciles, era que ya los atravesábamos con una visión y actitud diferentes, y eso dio victorias contundentes.

Pero el inicio no fue sencillo. ¿Qué inicio lo es? Todo era confuso y caótico porque no se entendía, porque la información era muy multitemática, porque lo que se leía iba en contra de las ideas religiosas que se tenían aunque se creyera libre de ellas, porque se ponía algún tipo de resistencia necia ante evidencias reales y actuales, porque se criticaba u ofendía ante un comentario que derrumbaba nuestra supuesta astucia, y así varios ejemplos.

Era tanta la información que se obtenía que no se lograba  procesarla correctamente. Era como una “saturación” de ideas en nuestra mente, imposible de asimilar de un solo golpe. Se nos indicaba que siguiéramos el orden natural de crecimiento examinando las lecturas iniciales que se encontraban en el apartado “Empieza Aquí”, pero poco caso hicimos, y refunfuñando lo intentamos.

Pero un bien día, no muy lejos de ese primer inicio, y luego de leer ese orden que se nos habían recomendado, se reveló La Verdad; nuestra propia Verdad. Éramos personas vacías sin herramientas para enfrentar nuestros propios dilemas; hinchados de prejuicios, religiones, dogmas, miedos, terrores, depresiones, impotencias, problemas que eran evidenciados en esos primeros comentarios que hacíamos. Utilizábamos nuestro teclado para comentar con iracunda malicia o con depresivo sometimiento, revelando una sencilla verdad: éramos incapaces de vivir, desaprender y aprender.

Pero otro buen día, no muy lejos del anterior, y luego de muchos artículos leídos primeramente en el apartado “Empieza Aquí” y luego los que continuamente de publicaban, empezamos a vivir lo que a mí me gusta llamar Un Despertar De Conciencia. Porque así fue, con-Ciencia. No fue con fe en nada ni nadie, ni con aceptación ciega de ninguna religión, rito, dios, salvador, biblia o libro sagrado; todo fue con la razón, el intelecto, el análisis, la comunicación, la investigación, a la que se le sumó la tolerancia, la paciencia, el desprendimiento desinteresado, la explicación amorosa y la caridad en altruismo que merece el que no sabe o entiende.

Hicimos práctica del viejo lema del Método Científico: “La prueba visual siempre va a ser la menos confiable”. Así pues nos dimos a la tarea de intentar ser lo más objetivos y analíticos posible, porque queríamos saber la verdad, y con ella poder disfrutar de nuestra existencia.

En cierto punto, y luego mucha prueba y el error, todo empezó a cobrar sentido, y la propia vida empezó a tomar su rumbo natural, sin que peleásemos contra ella o contra las circunstancias. No me gusta utilizar el término “cambio” o “conversión” porque no sustituimos nada de nuestra personalidad, aunque sí desaprendimos mucho de nuestras ideas y comportamientos. Tampoco nos convertimos en santos, o en algo parecido a religiosos de oficio. Sencillamente nos dimos cuenta quienes éramos y cual era nuestras obligaciones para con nosotros, con los demás y con la sociedad.

Todo cobró sentido, nuestro pasado y nuestro presente, nuestro comportamiento ante las circunstancias; y descubrimos que los problemas que habíamos generado en nosotros y en otros se debieron por ignorar lo referente a nosotros mismos en nuestra forma de actuar y pensar. Cuando aceptamos eso, y con sinceridad actuábamos con base en la solución que se nos proponía en esos primeros ensayos leídos, empezamos a experimentar grandes avances ya que nuestra nueva actitud era iniciar la Gran Aventura del Hombre: saber quien realmente ES, desaprendiendo quien se creía que era.

Así fue como paso. Y en el estado de recién nacidos nos encontramos. Descubriendo el mundo que se nos reveló ante nuestros ojos. Vamos explorándolo poco a poco y mientras más nos adentramos en él con una actitud diferente a la que teníamos y con la información correcta y ordenada, más inmenso vemos que es.

Fue así que paso mi querido lector, o tal vez fue así como a mí me pasó. Pero sea cual sea el caso, lo cierto es que te espero, solo un gateo más adelante, para que conmigo contemples el panorama que está solo a ese gateo más adelante.

 

 

 

Seres Multi – Dimensionales

 

Siri, ¿Cómo eres? ;  

– Digamos que soy multidimensional-

No puede evitar reírme, ¡qué graciosa!,  ¿Multidimensional?  

El ser humano lo es, pero Siri no es un ser humano.  Es la nueva asistente de mi esposo, mucho más obediente que yo, fiel, con muy buen humor, y hasta romántica, mis hijos le consultan, le preguntan, saben cómo tratarla y ella siempre tan … correcta.  Pero multidimensional, no definitivamente no lo es.  ¿O sí?

Bueno, podría decirse que si, Siri es multidimensional, es un programa de reconocimiento de voz, pero que resulta ser una excelente asistente, te lee en varios idiomas y con buena rapidez y pronunciación, programa reuniones, envía correos, te realiza las búsquedas en internet de lo que requieres,  te avisa de tus citas, te despierta, te da el pronóstico del tiempo, hasta te canta si se lo pides, entre otras muchas cosas… y se llama Siri, una aplicación usada en tabletas,  eficiente, muy útil y más cuando pienso en lo que puede ayudar a personas con algunas limitaciones, no cabe la menor  duda de que la tecnología avanza a pasos agigantados en muchos aspectos.

Pero; ¿por qué no le reconocí como multidimensional, cuando podría decirse que lo es?   Pasa que me he habituado a usar el término cuando me refiero a seres humanos, porque no dejo de vislumbrarme  en ello.  El término no es propio del humano, pero cuando decimos que somos seres multidimensionales  estamos “ad portas” de reconocernos, de mirarnos, de descubrir eso que nos hace valiosos y únicos.

 

Hay una dimensión única, propia y particular del ser humano, esa que ningún otro ser en  la naturaleza tiene, y que nunca  podríamos transferir a otros seres, ni a la tecnología por más que avance, hablo de la dimensión espiritual.  Aquella que alberga “la chispa de divinidad que nos une al Creador”, esa que nos hace “humanos”,   que acallamos para obedecer al Ego, que ignoramos cuando no sabemos ejercer el libre albedrío que nos haría más humanos.

Mi intención es que te detengas un momento, para reconocerte “humano”, para que descubras eso que te hace valioso, diferente, y sobre todo que habla de el enorme potencial con el que cuentas para transitar por éste mundo de la mejor forma, para construir allí donde lo precisas,  para actuar bajo aquello que Dios  ha dicho te dará vida, para cumplir tu misión aquí y ahora.

Conoce  eso que eres, valora la identidad que nuestro Padre te ha otorgado, porque Él ya nos ha hecho espirituales y mucho,  pero el Ego es experto en decirte lo que no eres,  en ofrecer espiritualidad afuera donde no la hay, y sobre todo en opacar esa chispa de divinidad que ya tenemos.

 

Deja de buscar afuera lo que llevas dentro, conocerse es el primer paso para vivir espiritualmente.

Un abrazo, y que sepamos construir shalom.

 

Te recomiendo el siguiente link:  http://fulvida.com/id-noajica/identidad/la-corona-de-la-creacin

Sucot para noájidas

En pocas horas más los judíos estarán celebrando la festividad de Sucot, de las cabañas.
Esta festividad es netamente judía, una de las celebraciones particulares que el Eterno ha concedido a la nación de Israel. Y específicamente es una festividad de corte histórico-nacional, pues se vincula a los sucesos maravillosos que acontecieron a los hebreos a la salida de Egipto y durante su estancia en el desierto, previo a la entrada a la Tierra de Promisión.
Por esta herencia celestial, y por este encadenamiento al pasado nacional, los noájidas NO deben celebrar Sucot al estilo que SÍ lo deben celebrar los judíos.
Un gentil que pretenda conmemorar Sucot como los judíos, está incurriendo en apropiación indebida del patrimonio nacional y espiritual ajeno, está desobedeciendo la divina Voluntad, y está dañando su pureza espiritual con alimento que no le es apto.

Sin embargo, es una fecha a tener bien en cuenta en el calendario de eventos noájicos, y para celebrar con altura y bendición.
Ahora te dará unas pocas pautas para que festejes correctamente el tiempo de Sucot.

Para comenzar, recordemos que en épocas del Templo en Jerusalén, durante esta festividad los sacerdotes judíos ofrecían 70 animales en honor al Eterno, en representación de todas las naciones gentiles de la tierra.
Es decir, se les daba a todos los noájidas un lugar de importancia durante Sucot, se los incluía ritualmente, se les representaba sacerdotalmente, porque todos somos hermanos, hijos del Eterno. Si bien los judíos son el pueblo sacerdotal, los noájidas son los hermanos que colaboran y contribuyen a la edificación del mundo y al predominio de la santidad en el universo.

Recordemos también que de acuerdo a la profecía de Zacarías (14), en la Era Mesiánica Sucot será la época universal para la peregrinación al Templo en Jerusalén. Judíos y gentiles a la par nos presentaremos a rendir nuestra devoción ante el Padre en la ciudad que Él escogió para asentar Su santo Templo. Judíos y noájidas, cada cual desde su rol propio, cumpliendo con la divina Voluntad.

En la práctica, tú actualmente puedes construir una pequeña cabaña si deseas, pero no tienes obligación de hacerlo. Recuerda que el mandamiento de morar siete días en una Sucá es exclusivo para los judíos (varones), y que tú solamente estarás actuando de buena voluntad, para promover tu crecimiento espiritual y el de tus allegados. Pero no puedes considerar que con este acto estás cumpliendo algún mandamiento que te compete, tenlo presente por favor.
En cuanto a medidas, formas, materiales, etc. para la edificación de tu cabaña, queda a tu mejor parecer como constructor. Lo interesante sería que pudieras emplear elementos naturales, palos, ramas, hojas, palmas, etc., como una manera de distinguir lo que proviene de la naturaleza, directamente por bendición del Padre, sin mediar mayormente la mano del hombre.
Este aspecto de apreciar lo natural en estos días, y a través de lo natural la obra del Creador, es una de las tareas que te competen cumplir como noájida. Ten presente que tú eres el encargado de desarrollar el mundo, de convertirlo en un lugar propicio para el ejercicio de la santidad. Tú eres el socio del Creador a la hora de transformar, de perfeccionar, de completar la obra de la Creación.

¿Qué haces luego de que te has construido tu chocita, o has ayudado a otro a hacerlo, o has participado en la construcción del tabernáculo comunitario?
En la cabaña puedes comer y pasar un rato, con la expresa intención de recordar como vivieron los judíos a la salida de Egipto, recordando que es festividad judía. Aprovechas así a vincularte emocionalmente con tus hermanos judíos, con el pasado de la nación santa; NO para creer que eres miembro de Israel, sino para reconocer que ambos son camaradas en la obra de completar el mundo, cada cual de acuerdo al rol específico que el Padre les ha dado.

Cuando el noájida pasa un tiempo en su cabaña, puede abrir el canal de su memoria para rememorar los milagros que el Padre ha hecho por Israel, el amor que ha tenido por el pueblo judío, y la hermandad de todos los humanos bajo las alas de la divinidad.
Y el provecho personal está en que el noájida aprenda de esta manera a valorar lo pasajero de la vida terrenal pero su importancia cardinal para adquirir buenos frutos para gozar en su eternidad.
Que el noájida aprenda el valor de cada cosa, dejando en segundo plano a lo secundario para que predomine lo realmente principal, De esta manera estará ejercitando su voluntad para la misión de construir un mundo más perfecto.

Está muy bien que se reúnan y canten salmos de alabanza al Eterno.
Porque es fiesta del Eterno, conmemoración de Israel, momento de crecimiento para todos nosotros.

Espero que puedas celebrar y que pronto peregrinemos juntos hasta Sión, a venerar al Santo.

Parashá Ki Tisá: la clave eterna para salvar tu alma

El pueblo judío lee esta semana públicamente de la Torá la parashá Ki Tisá, contiene enseñanzas eterna y profundas que también pueden enriquecer a la espiritualidad del noájida.
Presta atención a la Palabra eterna e inmodificable de Dios:

"…cada uno dará al Eterno el rescate por su persona…esto dará todo el que sea contado: medio siclo…"
(Shemot / Éxodo 30:12, 13)

El mensaje es extremadamente claro.
La persona que comete pecados en su relación con Dios tiene un método para redimirse, para rescatarse, para limpiarse de tal hecho.
Es el arrepentimiento, por supuesto.
Pero presta atención que no es lo que expresa el verso, la Palabra de Dios.
Sino que menciona otro método, muy especial, aunque al alcance de la mano de todos.

¿Te has dado cuenta de cuál es?
Sí: la caridad.

Así pues, ya lo sabes.
No precisas de complicados rituales, ni de sacrificios cruentos, ni de sangre, ni de intermediarios, ni de santos, ni de imágenes, ni de mediadores, ni de obradores de milagros, ni siquiera de actos complejos y bizarros… nada de eso te sirve para adquirir el rescate por tu vida por los pecados en tu relación con Dios.

Lo que precisas es tener conciencia y dar dinero para obras de bien (que no impliquen idolatría u otros crímenes), para el necesitado, para el carenciado, para centros de difusión de Torá, para SERJUDIO.com, para FULVIDA, caridad.
Tal es lo que la verdadera Palabra de Dios te dice.
Abre tu bolsillo, da de tu dinero y entonces desde lo Alto el Eterno te bendecirá en todos tus caminos y limpiará tu alma de los pecados que has cometido en contra de Él.

Ya lo sabes.
Cuando algún timador te quiera vender al tal Jesús (con el nombrete que le quieran inventar), con la excusa que te digan, con el envase que le quieran dar, con las palabrejas en supuesto hebreo que lo adornen, y te digan que ese personajillo es el camino al rescate de tu vida, debes saber que te están timando.

Dios no requiere del tal Jesús, ni de fe, ni siquiera de rezos particulares, Él no te los exige.
Dios no te pide que estudies Cabalá, o lo que te quieren hacer creer que es tal, ni que seas un noájida “jasídico”, o que te entrometas en asuntos de judaísmo, o que seas un efervescente repetidor de lemas judaicos que difícilmente captas en la esencia de tu alma.
Dios no demanda que estudies Torá, ni que te disfraces de judío, mucho menos, muchísimo menos a Dios agrada que te afilies a alguna religión o secta, o vivas una vida de miseria en cualquiera de tus cinco dimensiones de existencia.
Dios quiere, te pide, te demanda que seas leal a Él a través de ser leal a TU esencia espiritual, si eres gentil la noájida, si eres judío la judía.
A Dios agrada inmensamente que seas generoso, bondadoso, dadivoso, contigo, con el cercano, con el menos cercano. A Dios agrada que seas colaborador económico de grandes obras sagradas como FULVIDA.com y de aquellos que precisan que tú abras tu mano generosa.
Da dinero con finalidad de santidad y serás rescatado de la muerte eterna.
Por supuesto que habrás de intensificar tu arrepentimiento y tus rezos, para evitar caer nuevamente en el error que te llevó al fracaso anterior.

En cuanto a los pecados cometidos en contra de tu prójimo, además de caridad está el exacto proceso de arrepentimiento. Es imprescindible que sea realizado, con todos sus pasos, pues el prójimo ha sido perjudicado de alguna manera y por tanto es imprescindible que se reacomode el equilibrio, que las fuerzas cósmicas encuentren su canalización correcta para que tu alma se limpie de tus actos negativos en contra del prójimo.
Del proceso de arrepentimiento ya hablamos en otras ocasiones, sería muy recomendable que buscarás, leyeras y lo aplicaras en tu vida. (Busca "teshuvá").

Como ves, desde el inicio Dios ha dado el camino del rescate, de la salvación,
no precisó inventar sobre la marcha la estupidez idolátrica de parir un hijo mediante la violación de una mujer desposada, convertirse en su hijo, ser ajusticiado sádicamente por quienes debiera rescatar,
para que luego el pecador tuviera fe en su personificación del bastardillo (hijo nacido de  infidelidad matrimonial) y de esa forma se salvase.
Tal cuento mitológico plagado de inconsistencias y absurdos y blasfemia es una absoluta rebelión contra Dios y un atentado directo contra la dignidad del ser humano.

La verdad es absolutamente otra, la salvación está al alcance de tu mano, si quieres hacerlo.
Comparte de tu dinero y serás salvo.
Pero, no le des un céntimo al pastor, al supuesto rabino mesiánico, al "líder noájico" que alaba a Jesús (con el nombrete que le ponga), ni al cura, ni al misionero, ni al cabalistero, ni al títere jasideo (que no es lo mismo que jasídico), ni a ningún fetraficante, tal como no se lo darías a ningún delincuente ni a ningún adicto para que se hunda en su inmundicia.
Nada de lo tuyo para engordar el “lado oscuro”, pues cada centavo que le das a ellos es una gruesa mancha en tu alma en la eternidad.

Pero, sí abre tu mano y comparte de lo tuyo con aquellos que fortalecen la difusión de la luz, el mejoramiento del mundo, la construcción del shalom.
Cada monedita que compartas, que inviertas en el lado de la luz, será una fortuna de placer y bendición para tu vida aquí y en la eternidad.
Das, te asocias con la causa de de redimir al mundo, de ser socio de Dios y a cambio te dan multiplicado varias veces.
Dona tu dinero a quien se lo debes dar, según aprendiste de la parashá hoy.

Alcanzando el equilibrio

El cuerpo humano está “mal” utilizado, estamos diseñados para pasearnos a 4 patas como el resto de animales, y nosotros por propia “voluntad” nos pusimos en erección soportando todo nuestro peso sobre dos enclenques tobillos.

Por lo que nuestra forma (imaginando) es un triángulo invertido (todo el peso arriba y la base muy pequeña, por lo que no somos lo que teóricamente se dice “estables”).

Es por ello por ejemplo que la lesión más típica en lesiones deportivas son los esguinces de tobillos. Además si sólo te encargas de fortalecer otras partes, el riesgo de lesión aumenta.

Hemos aprendido que la existencia se divide en 5 planos (fisico, emocional, social, intelectual y espiritual). Y que estos se corelacionan con las Siete Leyes Universales, por lo cual enfocarnos con mayor atención en uno o dos planos, a la larga creará inestabilidad en nuestro diario transitar por esta vida.

Así tenemos miles de personas que se concentran en su apariencia externa, y miles de personas que lo hacen unicamente en sus sentimientos, y miles más que se enfocan en lo que la sociedad dicta, y otros miles que unicamente se ocupan de los intelectual, y otros miles más que se ocupan de lo espiritual.

Tomando la analogia arriba, y aunque pueda sonar jocoso, se podria decir que somos seres de 5 patas, y que originalmente fuimos diseñados para alcanzar el equilibrio/balance en todos nuestros planos, y enfocarnos únicamente en dos, tres o cuatro, trae como resultado graves desequilibrios que propician caidas en nuestra existencia y cuyo impacto alcanza el Mundo Venidero.

Al igual que en el mundo del deporte existen las lesiones físicas, en todos nuestros otros planos estamos propensos a lesionarnos o ser lesionados. Gente emocionalmente lesionada, gente socialmente lesionada, gente intelectualmente lesionada y gente espiritualmente lesionada. (Lo peor del caso es que estos lesionados en algún momento de su vida se creen redentores de otros lesionados, y es en este punto donde surgen por ejemplo las religiones. Ejm: Pensemos en el caso de un niñito de hace 2 mil años al que sus padres le hicieron creer que era hijo de Dios y una mamá virgen.

Tenemos 7 Leyes bien fundamentadas para transitar esta vida con los pies puestos en tierra, sin jugar a los trapecistas, sin dar un paso hacia adelante y dos hacia atrás.

Sé feliz con tu identidad!

Resp. 780 – Natzratim?

shangjaropa nos consulta:

Hola more, que El Eterno lo bendiga a usted y su familia

En internet lei algo de los Natzratim. Cual es su opinion de ellos, ya que dicen ser seguidores de Iehoshúa de Natzrát (Iehoshua ben Iosef). Dicen q Iehoshua de Natzrát no es Ieshu ni J-s-s y que NO creen que este personaje del Cristianismo sea el Mashiaj de Israel

Tampoco creen en la trinidad ni son mesianicos y q Ieshu y Jesus son deformaciones de Iehoshua ben Iosef

Quisiera contar con su sabia opinion. Bendiciones y muchas gracias

Shy NG, 28 años, estudiante, San Jose, Costa Rica

Seguir leyendo Resp. 780 – Natzratim?

No seas judío, sé lo que eres… noájida

image Existe toda una amplia gama de patanes, bribones, estafadores, traficantes de la fe, que medran con la mentira, el temor, la amenaza, el engaño, la manipulación emocional, etc.
Son pastores, clérigos, supuestos rabinos mesiánicos, líderes supuestamente espirituales, seudo noájidas y desgraciadamente también los hay judíos o que se quieren hacer pasar por tales a toda costa.
Entre este último grupo de malandrines, de judíos perversos o falsos judíos perversos, están los que inventan que todos deben convertirse al judaísmo, que ser gentil es una condición inferior, y muchos etcéteras más plagados de falsas citas sagradas, repletos de ideas corruptas, hábiles para hacer malabarismos intelectuales, astutos para actuar con sigilo oscuro.
Incluso de estos piratas de la fe hay alguno que se ha atrevido a robarme el afamado y apreciado nombre de mi sitio “serjudio.com”, para usarlo como trampolín para sus mezquinas estrategias de diseminar caos, confundir al inocente, perjudicar al bueno y por supuesto obtener dinero en el camino para sus maliciosos bolsillos.
Esos patanes que insisten con que todos deben ser judíos, y se escudan en que ellos mismos son judíos y rabinos, cuando a la vista de cualquier conocedor no son rabinos y dudosamente sean realmente ellos mismos judíos.
En fin, gente adicta al mal y que daña al prójimo constantemente…

Pruebas del sagrado valor de la identidad judía ya hemos expuesto en serjudio.com así como en fulvida.com.
Por otra parte, cualquier conocedor promedio de la ley espiritual sabe y profesa que las dos únicas identidades espirituales (la noájida y la judía) son sagradas y completas en sí mismas.
Pero, para dar un definitivo respaldo a la plenitud de la identidad noájica, presentemos el siguiente texto del libro de los Salmos:

“¡Oh casa de Israel, bendecid al Eterno!
¡Oh casa de Aarón, bendecid al Eterno!
¡Oh casa de Leví, bendecid al Eterno!
¡Los reverentes del Eterno, bendecid al Eterno!”
(Tehilim / Salmos 135:19-20)

Como es sabido, la nación de Israel se subdivide en tres castas: la sacerdotal, de los descendientes de Aarón; la levítica; y la del resto de las tribus de Israel.
Estas tres castas se mencionan explícitamente en el párrafo citado.
Es decir, se incluye a todos los judíos en el texto, sin dejar lugar a que alguno quede afuera.
Pero, notemos que se añade a otro grupo entre los que son leales al Eterno y Le bendicen, pues se habla también expresamente de los “reverentes o temerosos del Eterno”.
¿Quiénes son estas personas fieles a Dios, si ya han sido mencionados todos los pertenecientes al pueblo judío?
Los sabios expositores de la Torá lo explican con claridad: son los gentiles justos, es decir, los noájidas conscientes y activos.

Así pues, cuando algún zorro o lobo disfrazado de cordero te quiera confundir, tú ten en cuenta este salmo sagrado.
Recuerda que como noájida tienes tu parte santa entre la congregación de los que son leales al Eterno.
No precisas “judaizarte” ni convertirte a judío ni anhelar cosas judías, sino que precisas conocer tu propia identidad espiritual, tu esencia espiritual, tu manera de hacer las cosas como noájida, puesto que si haces tu parte como noájida estarás cumpliendo la Voluntad de Dios, construyendo Shalom.

No permitas que los piratas de la fe te sigan robando, estafando, perjudicando en este mundo y en la eternidad.
No sigas comprando falsas conversiones al judaísmo, ni supuesto misticismo cabalístico, ni ningún otro espejito de colores que te venden a muy alto costo, tanto material, emocional como espiritual.

Tú has de vivir como noájida consciente y activo, y con ellos ya estás alimentando tu alma, comprando el buen lugar y placer que te corresponde en el paraíso.

¿Te seguirás dejando estafar?
Si lo haces, ya no eres más inocente, sino cómplice de los patanes.

Construye Shalom.

Resp. 759 – Acerca de relaciones sexuales ilícitas

saramaza nos consulta:

Hola de nuevo, quería preguntarles porque en la seccion de relaciones sexuales no está la fornicación. Me pueden comentar acerca de la castidad y virginidad?
porqué dice que una relación prohibida es entre un hombre y la esposa de otro hombre… y que si la otra mujer no es esposa de alguien?
Una mujer viuda puede guardar castidad? quiero decir si le es valido y meritorio? mi mama lo es, y decidio no volver a casarse y no tiene novios, ni nadie en su vida.
Saludos a todos. gracias por sus re

Seguir leyendo Resp. 759 – Acerca de relaciones sexuales ilícitas

Resp. 751 – El pecado, la idolatría como influencia y/o como herencia?

ronal.ar nos consulta:

1- Porque el corazón insiste en pecar de idolatría?
2- a caso esta costumbre es hereditaria?
3- y se trasmite en nuestros genes espirituales?
4- , y/o físicos?
5- o sencillamente es la pura influencia del mundo que ignora las cosas de Dios y termina acaparando el alma inocente e ingenua, ya habiendo tomado en cuenta el tema de las banas costumbres idolatrícas de un pais, pueblo, etc?
6- porque el alma no tiene internamente esta intuición de no acceder a la idolatría y/o rechazarla por sentido común dentro de si?
Ronald J. Gautemala, San Marcos, taxista, 27, noajida.

Seguir leyendo Resp. 751 – El pecado, la idolatría como influencia y/o como herencia?

Parashat Sheminí 5770: ni para aquí ni para allá

equilibrioLuego de un lamentable suceso en el cual fallecieron dos de los cuatro hijos de Aarón haCohén, la Torá anuncia:

Entonces el Eterno habló a Aarón diciendo:
-Ni tú ni tus hijos contigo beberéis vino ni licor, cuando hayáis de entrar en el tabernáculo de reunión, para que no muráis. Esto será un estatuto perpetuo a través de vuestras generaciones, para hacer diferencia entre lo santo y lo profano, entre lo impuro y lo puro, y para enseñar a los Hijos de Israel todas las leyes que el Eterno os ha dicho por medio de Moshé [Moisés].”

(Vaikrá / Levítico 10:8-11)

Si bien podríamos dedicar bibliotecas enteras a este párrafo, con tu permiso, quisiera detenerme en un pequeño punto del sagrado texto, para comentarlo humildemente y hallar una enseñanza ética para nuestras vidas.

Allí en donde dice: “vino y licor”, el excelentísimo comentarista tradicional, RASHI, brevemente cita del Talmud (TB Kritut 13b):

Vino como para emborracharse

En otra de nuestras fuentes se afirma:

el vino que alegra el corazón del hombre
(Tehilim / Salmos 104:15)

Aquí apreciamos dos fuentes que se complementan sabiamente.
Se está haciendo claramente una distinción entre el motivo y la cantidad de vino tomado.
La copa de vino que se bebe para santificar el día de Shabbat, por ejemplo, es apropiada.
En un lejaím, brindis, para celebrar una mitzvá o feliz acontecimiento, está muy bien.
Esa copita de vino que dicen los médicos que es provechosa para la salud del corazón, sería bienvenida.
El vino bebido moderadamente, en su justa medida, sirve para alegrar el corazón de la persona.

PERO, cuando se bebe “para olvidar”, para huir, viciosamente, torpemente, para agraciar socialmente, por aburrimiento, porque es fin de semana, por enfermedad, como un borrachín, entonces deja de ser un acto saludable y en armonía con el Cosmos, para ser un acto terrible, de caos y confusión.
Cuando el límite se quiebra y se ingiere como para emborrarse, deja de ser alegría y regocijo y se transforma en tortura y pesar.

Esto es una regla general.
El exceso, más allá de lo que está delimitado por las leyes (naturales o espirituales), incluso de lo que pudiera parecer bueno, alegre, saludable, justo, puede llegar a ser negativo.

La búsqueda de la justicia, es excelente; el exceso de justicia puede llevar a la amargura y falta de compasión.
La búsqueda de placer, es muy buena; su exceso puede convertir la vida en vacía y sin sentido.
Las acciones generosas, son buenísimas; su exceso puede llevar a empobrecer a la persona y dejarla furibunda.
El cuidado del cuerpo, es necesario y de bendición; dedicarse solamente al cuerpo es de personas huecas.
El EGO es maravilloso como siervo; pero espantoso como amo.

Así podríamos ir enunciando una a una actividades o actitudes positivas, pero cuando caen en la desmesura pasan a ser negativas, para uno, para el otro, para la creación.

¿Cuál es nuestra moraleja del día?
Dejemos que la resuma y añada LUZ el maestro de los maestros, Maimónides:

“El camino recto es el término medio en cada pensamiento y proceder que el hombre se propone como línea de conducta. Y es la acción que está alejada de ambos extremos (exceso positivo y exceso negativo o defecto), sin tender ni a uno ni a otro.”
(Capítulo 4 de “Shmoná Perakim”)

“No debe el hombre decir: ‘Puesto que la envidia, la ambición y la codicia son malas consejeras y arruinan al hombre, me apartaré al otro extremo y me abstendré de todo: no comeré carne ni beberé vino, no tomaré mujer ni viviré en una casa confortable, no usaré lindas ropas sino una bolsa de arpillera; me mortificaré como los sacerdotes paganos.’
También esa es una conducta equivocada y no se la debe imitar.”
(Mishné Torá, Pensamientos 3:1)