6 pensamientos en “El consejo diario 155”

  1. Pegando en el mero clavo, mi querido profesor.
    Veo este consejo y me lo grabo y «pálante» en mi trabajo; resultado: bendiciones, ya que todo me sale bien.
    Que el Innombrable le colmare sus anhelos!

Deja una respuesta