5 pensamientos en “El consejo diario 161”

  1. No entiendo la pregunta de esta manera. Cuando uno se casa, lo hace porque ama a esa persona, pero se la conoce bien en la covivencia…para mí la pregunta es la primera. No lo entiendo así…

  2. Lei con mucho detenimiento los dos consejos de nuestro Presidente sobre el el divorico y debo confesar que me quedo la agridulce sensacion si estos consejos tienen nombre propio. My question is:  Van dirigidos a alguien en particular, o son impersonales, abstractos y desprovistos de cualquier factor teleologico ?  En principio, esto deberia ser asi, pues cuando se lanza un consejo ( impersonal), creo yo, se hace con la intencion de ayudar a todos sin mirar a nadie. Creo que muchas veces los consejos de Yehuda tienen ese sello, pero en esta ocasion senti lo contrario, y no es porque me sienta aludido, sino que el consejo de » divorcio» se repitio, dando la impresion que el divorcio es el mejor antidoto para cualquier diferencia.

    Repito, probablemente nuestro dilecto amigo Yehuda disparo el consejo con la idea de que este sirviera a alguien que lo pudiera necesitar, pero en mi caso ( y es mi interpretacion de los hechos), note que repetir un consejo, sobre todo del divorcio, puede ser una bomba de tiempo para aquellos cuyas relaciones no se encuentran bien, pero que estan buscando la excusa perfecta para entrar a la fatidica galeria de los separados.

  3. docto amigo, no quisiera tenerlo en la banca acusadora en mi contra.
    es muy sagaz y habil.

    y si, pero no.
    estos consejos si fueron dados a una persona durante una conversacion, pero son de aplicacion general, siempre y cuando se den las condiciones necesarias.

    como he dicho en otra oportunidad, el divorcio no es «el mejor» antidoto, ni la mejor salida, ni el plan B para los q se casan dudosos, pero es la menos peor de las opciones al llegar a determinado momento.

    por otra parte, es preferible estar en la galeria de los separados y no en la realmente fatidica y espantosa galeria de los q siguen casados pero odiando a mas no poder a su pareja. haciendo sufrir al otro, a los hijos, a si mismo.

  4. Yo soy felizmente divorciado desde hace tres años. No tuve hijos porque la relación no era de construcción. Así que hoy estoy soltero y no estoy negado para lo mas favorable de la vida incluyendo un matrimonio de bendición e hijos en lo futuro.
    Si hubiese continuado con esa relación sería muy desafortunado. Honestamente cuando uno  junta  los poderes emocionales del alma  con una contra parte con mayor des balance  no hay futuro. Lo mejor es hacer corrección.  Y dar gracias al Eterno por la nueva  vida.

Deja una respuesta