El día del Perdón

En unos momentos más, en muchas partes del Mundo, miles de rezos y oraciones llegaran al Creador sentado en el trono de la Misericordia, después de haber enmendado o por lo menos haber tratado de enmendar aquello que se hizo mal, llegaran miles de rezos implorando la Misericordia del Creador, uno de los días más importantes del año está por llegar.

Acaba de llegar un año nuevo acompañado del día del Juicio, en que todos y cada uno de nosotros fuimos Juzgados ante el trono de la Justicia, cual fue el veredicto no lo sé, cada quien  sabrá como se comporto en el año, pero una vez que ha sido el Juicio ya todo habrá terminado, no lo creo, pues el Creador en su infinita Misericordia no quiere que nadie se pierda sin haber retomado el buen camino, hoy en unos momentos más llegara un día importantísimo, EL DIA DEL PERDON, en donde es válido después de haber corregido aquello que estuvo mal, acudir en plegaria rogando Misericordia y solicitando una nueva oportunidad para trabajar en la tarea de rectificación del Mundo.

Con un arrepentimiento sincero desde el fondo de nuestro ser, acompañado de las firmes intenciones de ser mejores este año, y una plegaria rogando se perdonen todas nuestras fallas, creo que podremos este día, presentarnos y rogar clemencia al Creador por si algo fue grave y no merece ser perdonado.

Este día conviene y es recomendable reflexionar sobre todo aquello que merece mucho más atención de lo que cotidianamente nos ocupa y no es tan importante, este día merecería una reflexión para identificar aquello que no está en nuestras manos, y sobre aquello que si está en nuestras manos ponerle más atención.

Es un día importante, y de reflexión profunda, también es un  día donde se sella todo lo que recibiremos, aquellas cosas que están en manos del Creador, de acuerdo a como actuamos en el año que paso, es un gran día pero también es un día de tomar las cosas en serio.

Ojala que este día haya reflexión en muchas personas, que las oraciones de todos sean aceptadas, y que sean sellados en el libro de la vida para bien y bendición.

¡Hasta luego!

  

   

Deja un comentario