La Producción

En la producción de automóviles los operarios cuenta con un espacio físico con limites claramente definidos, llamados tactos. Cada operario cuenta con un tacto para poder realizar su trabajo especifico y entregar el producto terminado que es“ comprado” el operario de siguiente tacto. Esta operación se repite una y otra vez hasta tener el automóvil terminado.

Sucede muchas veces que en el afán de sentarse un rato o irse mas temprano a comer, hay operarios que se adelantan a los tactos, entonces se empiezan a “invadir los territorios” de otros operarios.

Esta conducta trae aparejadas consecuencias no del todo positivas para el proceso de producción. Comienzan las discusiones acerca de que uno no quiere adelantar y otro si. Gente que se siente invadida, no dice nada y se adelanta en contra de su voluntad. Autos que salen con faltantes, por el apuro.
Operarios que hacen trabajo “extra” “ayudando” al compañero a adelantarse.
Al que respeto su tacto e hizo las cosas tal cual le pidieron, sin fallas y al que no, pero el segundo salió perdiendo al final.
Por que? El primero esta en condiciones optimas de cumplir diariamente su trabajo, tiene un estatus de trabajador confiable y su salud asegurada. En cambio el segundo ,tanto en lo físico como en lo mental se siente desgastado, en un estado de estrés y nerviosismo, y en una constante exposición a accidentes y lesiones.
En el noajismo se respetan los tactos (leyes), por ello el trabajo sale bien y como trabajadores (constructores) somos confiables. En cambio no ajustarse a los mismos, en búsqueda de beneficios personales no trae buenos resultados en ningún plano del trabajador.

5 pensamientos en “La Producción”

Deja un comentario