La Isla Mágica Parte VIII

Tallin, Estonia - Toompea Castle
Una aldea subterránea

Montamos los gramdrinos pero al subir a la aldea era solo una ilusión por que ahí no había nada solo arboles.

-aquí no hay nada solo arboles-dijo Noah

-sino hay nada porque hay árboles Noah-dije yo

-ya déjame en paz que tengo un mal día –me contesto

Al ver que esa aldea era solo una ilusión  volvimos a subir a los gramdrinos y descendieron  a una velocidad vertiginosa   y al descender  sentí una sensación indescriptible tal vez era magia pero vimos un hueco  en un árbol y  entramos por ahí  de repente los gramdrinos se detuvieron en una aldea subterránea.

-Que extraño-continuo Salomón- jamás mi abuelo me había cantado de esta aldea

-tal vez no la conocía –dije yo

-no puede ser el conoce toda la isla –me contesto

-es como si quisiera ocultar esta aldea-dije yo

-tal vez, pero hay  que asegurarnos de que no sea aldea enemiga- dijo Noah

-si –asegure

Empezamos a explorarla pero no encontrábamos a nadie hasta que a lo lejos vi a una persona le dije a mis compañeros y corrimos hasta ahí cuando llegamos la persona nos miro impresionada y dijo:

-han llegado –y continuo –entren rápido vamos

-gracias por recibirnos –dijo Noah

-No, gracias a ustedes por venir-dijo ella –

-Señora en que aldea estamos-pregunto Noah

Y  de repente se escucho una explosión salimos rápidamente a ver y el árbol por donde aviamos entrado a la aldea estaba destruido…

Deja un comentario