JESÚS, LA LEYENDA

Para quienes mencionan que Jesús existió y aún vive quisiera remitirles a dos páginas en internet las cuales califican lo de Jesús como MITO.

No es fulvida el que se está inventando tales comentarios, sino fuentes muy serias que se dedican a la investigación.

Les envío el primero:

«El mito de la edad de Yeshua, llamado Jesús, Enmanuel o El Cristo» es un artículo que aparece en El Colomí Missatger en el blog colomimissatger.blogspot.com/2008/12/el-mito-de-la-edad-de-yashuam-llamado.html·2795905070;»

Quisiera resaltar que como se sabe han pretendido decir que hasta un historador judío reconoció la divinidad de dicho carpintero; entonces el parrafo que escogí dice:

«Los más de los eruditos convienen en considerar el llamado Testimonium Flavianum sobre Jesús ( 18,63-64) una interpolación, obra de algún cristiano que, aprovechando que la obra de Josefo gozaba de gran predicamentoy difusión en los ambientes judíosy griegos, lo intercaló en ella, y en modo alguno son creación del propio Josefo, en razón de que este texto considera Jesús como Dios y como Cristo, ideas ajenas a las creencias religiosas  de Josefo, que seguía los postulados de la secta judía de los fariseos».(Ed. Akal).

Hay otra página que es WIKIPEDIA y al escribir sobre el mito de jesús dice que :

«Se ha creado el mito de Jesús para que las instituciones religiosas pudiesen tener poder social y económico bajo el miedo del pueblo analfabeto al onfierno».

En mi pueblo para preguntar si se encuentra satisfecho alguien con una explicación contundente se le dice: ¿ Quieres más masa lorito?.

Shalom.




6 pensamientos en “JESÚS, LA LEYENDA”

  1. No he podido ver el sitio que Jaime recomienda, pero lo que puedo ver es que es un blog. Queridos amigos, hay libros de gente seria que se ha dedicado a hacer investigaciones sobre el personaje en cuestión, si queremos abrirle los ojitos a seguidores de Jesús, debemos hacerlo con referencias más serias.
     
    Hay un libro (y no es el único de este tipo) de Luis Antequera, titulado El cristianismo desvelado. Respuestas a 103 preguntas más frecuentes sobre el cristianismo. EDAF, Madrid, 207, 642 pp. ISBN978-84-414-1938-4.
     
    Lo he leído y me ha parecido bastante imparcial en cuanto a conclusiones desde un punto de vista religioso alguno (sabemos que lo de totalmente imparcial es imposible).
     
    Les transcribo dos párrafos muy interesantes, el primero sobre la edad de Jesús y el segundo sobre su mesianismo:
     
    “Una última cuestión suscita nuestro interés y es la siguiente: ¿Cuántos años tiene Jesús cuando ocurren todos estos hechos? Aquí las combinaciones posibles son todas. Podemos simplificar a partir de la aceptación de que Jesús nace en el año 7 antes de su propia era, de acuerdo con lo que ya hemos dicho (ver cuestión 26, sobre el nacimiento de Jesús). Así las cosas, se nos abren dos posibilidades: primera, que Jesús tuviera nada menos que cuarenta años si efectivamente tomó el bautismo de Juan en el año 30, y en consecuencia, fue crucificado en el 33; segunda, que tuviera 37 si efectivamente la primera pascua de su ministerio coincidió con el año 46 de la reconstrucción herodiana del Templo, y, en consecuencia, fue crucificado en el año 30.”
                                                                               Capitulo VI, cuestión 44
     
    “La estirpe davídica del Mesías es de todos los requisitos a los que nos vamos a referir el más importante, y aquel del que, de hecho, penden muchos otros que se le atribuyen al Mesías, como la unción divina, su condición real por supuesto, su nacimiento en Belén, etc. La doctrina cristiana acabará arropando a Jesús de otros aspectos del mesianismo que acabarán desplazando en importancia al de su estirpe davídica, hasta casi relegar este al olvido. Tal es el caso de su nacimiento de una virgen y, gracias a el, el de su condición de hijo de Dios. Pero en el momento en el que Jesús lleva a cabo su ministerio, el requisito davídico es consustancial y sin él no hay mesiazgo posible. Su no posesión del hecho obrará en su contra, por ejemplo, de personajes tan venerables y respetados como los hermanos Macabeos, en quienes el pueblo, aunque ve realmente a unos libertadores, no acaba de ver al mesías por pertenecer al linaje de Aarón y no al de David. Y como el caso de los Macabeos, el de tantos mesías como en la época se proclaman.
                                                                                    Capítulo IV, cuestión 31
     
    Saludos,
     
    Natanael

  2. no siempre q sea libro lo hace mas confiable q un blog…

    o acaso ese cuento nefasto del nt no es un libro?

    por otra parte, la cita q menciona q ser de linaje davidico es LO decisivo, es decididamente erroneo, lo imporatnte son las obras y el titulo conferido por el sanedrin de mesias/rey, y no q uno haya nacido de linaje davidico.

    saludos a todos

Deja un comentario