La Cigarra y la Hormiga

Cantó la cigarra durante todo el verano, retozó y descansó, y se ufanó de su arte, y al llegar el invierno se encontró sin nada: ni una mosca, ni un gusano.

Fue entonces a llorar su hambre a la hormiga vecina, pidiéndole que le prestara de su grano hasta la llegada de la próxima estación.
– Te pagaré la deuda con sus intereses – le dijo – antes de la cosecha, te doy mi palabra.

Pero la hormiga no es nada generosa, y este es su menor defecto. Y le preguntó a la cigarra:
– ¿Qué hacías tú cuando el tiempo era cálido y bello?
– Cantaba noche y día libremente – respondió la despreocupada cigarra.
– ¿Con qué cantabas? ¡Me gusta tu frescura! Pues entonces ponte ahora a bailar, amiga mía.

No pases tu tiempo dedicado sólo al placer. Trabaja, y guarda de tu cosecha para los momentos de escasez.

5 pensamientos en “La Cigarra y la Hormiga”

  1. hola,hace tiempo que lei esta fabula ,pero no se si estaba modificada,lo cierto que la cigarra fue a golpear a una segunda hormiga.Esta segunda hormiga le dio refugio gustosamente ya que la melodia de la cigarra fue de gran ayuda en esas largas y pesadas jornadas de trabajo.
    La cigarra representaria a los artistas. y como gentil creo que uno debe esforzarse dia a dia para hacer una sociedad mas tolerable y la caridad debe ser uno de los pilares fundamentales para una buena convivencia.

  2. Creo que el concepto es claro, pienso que solo hace referencia a cruzar los brazos y no hacer nada, no considero que se refiera a los artistas o algo así. Ciertamente se puede acomodar a eso más no creo que sea la razón por la que fue concebido de ese modo. Por otro lado al pueblo de Israel se le mando ayudar a un hermano caído en desgracia y que su necesidad lo lleve a incluso venderse como esclavo, también se les indica prestar sin interés alguno. Pero ahí necesito en lo personal la opinión de alguien de estatura.
    Moreh ¿Hasta cuanto se debe seguir apoyando a alguien que por más ayuda que se le da solo decide comer pan de caridad toda su vida?

  3. hasta donde el sentido comun lo indique.
    una cosa es estar necesitado, otra ser aprovechador.
    miles de pastores, por ejemplo, se dedican a “patorear” para no tener q conseguir un trabajo como el resto de los mortales.
    ya el hecho de promover la miseria q promueven es terrible, pero ademas incentivar la pereza y las malas costumbres… peor aun!

Deja un comentario