El relativismo de lo relativo

Hace un par de noches algunos de nosotros pudimos observar un hermoso espectáculo que El Eterno nos dio y que fue la majestuosa Luna que iluminó con esa luz blanquecina típica de este tipo de fenómenos naturales una noche fría pero agradable de Sábado. Pues resulta ser que la Luna se encontraba a una distancia más cercana a la Tierra que de costumbre y por lo tanto se veía más grande. La luz se reflejaba en los árboles y en el cielo que estaba completamente iluminado y esa luz lunar opacaba el espectáculo de las estrellas en el firmamento que deleitan a aquellos que admiran la Creación y buscan extasiarse con los grandiosos espectáculos gratuitos que nos ha dado El Eterno.

Con esa luz se podía ver el árbol de mango que floreaba  hacía apenas unas pocas semanas y ahora se veían pequeños mangos creciendo y en unas pocas semanas estarán listos para ser cosechados. Nótese como el mango florea y esas flores se transforman en pequeños manguitos que luego madurarán y terminarán por desprenderse de las ramas por su peso. Esto pasa temporada tras temporada.

Luego observé a mis perros y me puse a pensar en aquello que había aprendido cuando era niño acerca de los años de los perros en comparación con los años humanos y me dije a mí mismo “es divertido porque los perros duermen bajo la luz de la Luna pero por cada minuto que yo estoy observándolos y cada minuto que pasa para ellos es como si fuera siete minutos míos. Lo que para mí es un minuto para ellos son siete minutos.” Y recordé aquél adagio de la física cuántica acerca de la paradoja del rayo de luz que es onda a la vez y he aquí una respuesta a una de las interrogantes del ser humano: ¿qué es el tiempo?

El tiempo es nuestra percepción de los eventos que ocurren en el espacio pero resulta ser que los eventos siguen ocurriendo con o sin nuestra percepción, entonces traté de buscar una definición en el diccionario tanto como traté una vez de buscar una definición de amor y que no encontré una exacta, así pasó con el tiempo, no existe una definición exacta. El tiempo es una percepción, pero si es percepción es porque ocupa compararse con algo más. Así nuestra vida en este mundo comienza cuando nacemos, luego viene la fase de crecimiento seguida por la reproductiva y por último la fase de la muerte. El tiempo se percibe porque tenemos un nacimiento y una muerte y todo lo que pase entre esos dos sucesos es lo que denominamos tiempo.

Por eso es que lo que es un solo minuto para nosotros, para los perros es siete minutos de los de ellos, porque su proceso de vida es mucho más corto que el nuestro. Pero hay algo más, como humanos que somos podemos percibir el tiempo de la única manera que solo los humanos podemos hacerlo, los perros no tienen esa facultad.               La relatividad es una comparación porque lo relativo es tal solamente cuando se compara con algo más. Si nos ponemos a pensarlo tanto el perro como nosotros pasamos por el mismo planeta y acompañamos a la Tierra en su proceso de rotación que es de aproximadamente veinticuatro horas pero los años del perro o por decirlo de alguna forma, el lapso de tiempo de vida del perro en su compañía a la Tierra en el movimiento de traslación que es el que define los años, por lo menos los solares, es mucho menor que el nuestro; como quien dice, el perro le da menos vueltas a la manzana que las que le damos nosotros.

Ahora bien, el perro comparado con el mosquito vive más años que el primero por lo que un minuto canino equivale a varios años del mosquito y así ocurre con otros seres cuando se comparan con otros de diferente especie e inclusive algunas veces podría ser entre seres de la misma especie. La relatividad es absoluta tanto como el relativismo de la relatividad es relativo.

Si tomamos como ejemplo al ser humano, fuimos creados a imagen y semejanza del Eterno que se debe de entender como algo metafórico y no literal, puesto que El Eterno no tiene forma humana y su naturaleza es incomprensible para nuestras mentes finitas. Nuestra imagen y semejanza tiene que ver con nuestro libre albedrío que nos permite ver el bien y el mal y tomar una decisión acerca de qué camino queremos escoger. La relatividad guarda relación con alguien o con algo, por lo que nuestra imagen y semejanza es relativa a la del Eterno pero no somos lo mismo aunque también somos parte de Él por ser parte de Su Creación.

Entonces surge la duda, ¿cómo es que si somos similares al Eterno es que no lo somos? Tanto como el rayo de luz es onda a la vez, así nosotros somos parte del Eterno pero no somos El Eterno, que El Eterno prohíba tal abominación, por eso es que solo un mentecato se cree las historias de idolatría que inculcan las religiones del mundo. Al poseer libre arbitrio podemos decidir entre lo que es bueno y lo que no lo es, pero como todo, existen limitantes para nuestro conocimiento y no poseemos ni poseeremos la sabiduría que posee El Eterno porque no somos Él sino parte de Él.

Por eso es que el ego es problemático, porque el que dice ser humilde pero no lo es, es un esclavo de su ego y se vilipendia a sí mismo porque prefiere vivir una vida de tortura interna antes que expresarse tal y como siente. El que se expresa tal y como siente tiene la posibilidad de verse a sí mismo y de corregir su error, pero el vilipendiado que es un falso humilde se ahoga en un mar de amargura y resentimiento de que debe de buscar ser alguien que no siente ser para poder satisfacer a su ego.

Por eso es que existe el relativismo de la relatividad, porque conocemos que somos relativos pero rechazamos ese concepto porque nuestro ego está expandido de forma tan peligrosa que nos es difícil pensar que somos insignificantes pero que a la vez somos únicos e importantes. Esta es la paradoja que enloquece al egotista. El egotista no puede aceptar que es un punto diminuto en el universo y por eso prefiere pensar que esa unicidad e importancia que le es inherente a cada ser humano por su condición como tal es mayor en él y de esta forma busca satisfacer al demandante ego que le exige saciarle a costas de lo que sea.

El relativismo de la relatividad es la expresión máxima del egoísmo que se niega a aceptar nuestra paradoja existencial y prefiere inclinarse por la idea de negar que somos seres relativos y que no somos tan superiores como en algún momento creímos serlo. El sabio por su sabiduría sabe que el ensimismarse no le lleva a ningún lado porque el ensimismamiento es pariente de la demencia, el demente parte de la realidad y se desapega de ella; el ensimismado parte de la realidad y se desapega de ella.

Cada uno de nosotros es ínfimo porque somos seres que poseemos un yetzer ha ra que nos aminora, pero a la vez cada uno de nosotros es único y especial porque cada uno de nosotros fue creado con el propósito de llevar una única misión y por ser única significa que nadie más la tiene y por ende la hace especial. El que es próspero económicamente lo es porque El Eterno le ha dado la riqueza material para que contribuya a la construcción de un mundo pacífico y armónico; el que tiene la habilidad de la pintura la tiene para plasmar la belleza del universo y de la Creación y de esta forma exaltar al Eterno y así sucede con todos y cada uno de nosotros.

Todos somos hijos del Eterno, pequeños niños en el plano universal que somos tan ingenuos que ocupamos de un plan de acción entregado por El Eterno para poder desenvolvernos en este mundo pero a la vez somos tan especiales que lejos de ser controlados por El Eterno de forma rígida, tenemos libre albedrío que nos permite utilizar el intelecto para llevar a cabo un proyecto de vida digno y satisfactorio. Somos una paradoja para nosotros mismos pero a la vez somos lo más claro para El Eterno. Él nos creó y nos dio vida para que le adoremos y admiremos por su gloriosa Creación.

Como tenemos un soplo del Eterno que va dentro de nosotros, tenemos una naturaleza buena que es afectada por el yetzer ha ra pero que no obstante esto, no significa que nuestra naturaleza intrínseca cambie por el hecho de seguir nuestros impulsos materiales. Una norma no por dejar de ser cumplida o estar en desuso deja de ser una norma, es decir, un deber ser. El ser humano no por seguir su yetzer ha ra y expandir su ego deja de ser un ser con una naturaleza intrínseca buena.

Por eso no se puede castigar al humano que adora ídolos por ser el humano que adora ídolos sino por la adoración de ídolos. Somos tan maravillosos que nuestra existencia es única pero nuestra corporalidad es genérica. He ahí otra de las paradojas, a pesar de tener un espíritu único, tenemos una masa corporal genérica. Por eso no podemos discriminar a las personas por el color de su piel o su descendencia, porque todos somos humanos y somos únicos en nuestro espíritu y si El Eterno dijo que todos somos seres humanos sin distingo alguno, ¿quiénes somos nosotros para contradecirle?

El sabio se regocija cuando adquiere conocimiento y vive como un niño, con pureza de corazón y de espíritu pero también sabe que en momentos de aprehensión, debe de dejar esa alma de niño para lidiar con los problemas que el mundo le presenta, por eso es que la vejez es la etapa de mayor sabiduría de un ser humano pero a la vez es aquélla etapa donde se vuelve a una segunda niñez.

El relativismo de lo relativo es negar la absolutidad de lo relativo porque si no existiera la relatividad entonces no existiría el universo como lo conocemos porque en las diferencias yace la igualdad. Seamos como el sabio, vivamos con alegría y amor al conocimiento pero aprendamos para mejorar y no para inflar nuestros egos.

 

32 pensamientos en “El relativismo de lo relativo”

  1. Gracias amigo Jorge, mi principal reto es el sintetizar la información. Creo que poco a poco lo voy logrando porque he logrado reducir el número de palabras por comentario. La meta es poder sintetizarlo lo más posible así que estoy en un proceso de aprendizaje y te agradezco las observaciones porque solo a través de la crítica constructiva es que podemos mejorar y aprender. Saludos.

  2. Quizas la síntesis necesita una amplitud. Tengo algunas dudas de tu post. Cuando dices: “Si tomamos como ejemplo al ser humano, fuimos creados a imagen y semejanza del Eterno que se debe de entender como algo metafórico y no literal” pregunta: ¿qué es metaforico y que es real entonces?

    “Nuestra imagen y semejanza tiene que ver con nuestro libre albedrío que nos permite ver el bien y el mal” pregunta: ¿No es por el acto de eva que tenemos esta facultad?

    “lo que nuestra imagen y semejanza es relativa a la del Eterno pero no somos lo mismo aunque también somos parte de Él por ser parte de Su Creación” pregunta: ¿No es que Él mismo le dice a alguien o alguienes que somos iguales a Ellos?

  3. Entendí poco no soy muy hábil para comprender rápido esto del relativismo, pero muy bueno Felipe gracias por tu esfuerzo y por ayudarnos a entender cosas bien complejas. Para mí creo que muy contaditos podran explicar esto de que somos a imagen y semejanza de Dios, y lo relativo que resulta la vida misma.
    imagina el mismo espectáculo que dices de la luna pero para un ciego. Salir de noche y oír, solo oír los perros, las cosas cerrar los ojos y sentir; sentir lo relativo que puede ser lo que tu viste para alguien que solo puede oír y sentir, oler….

  4. Gracias amigos a todos por sus comentarios y disculpen la tardanza pero como saben estoy en tiempo de exámenes en la universidad y no puedo estar en frente del computador todo el día.

    Moré: Definitivamente, sintetizar sin pérdidas solo beneficios! Poco a poco voy lográndolo pero es bien difícil expresar conceptos profundos mediante palabras fáciles. Ese es mi reto y continúo buscando la manera de poder sintetizar. Pero tiene toda la razón, se debe de sintetizar pero se debe de mantener la esencia.

    Dav: Muchísimas gracias por el comentario. Saludos.

    Uriel: Tiene toda la razón, no hay nada peor que comportarnos como animales cuando somos humanos.

    Noaj: Qué preguntas se le vienen a la mente y con gusto intentaré responderlas.

  5. Amigo Ronald con mucho gusto le explico:

    A. Las personas tienden a interpretar las cosas a veces literalmente, si se dice que fuimos creados a imagen y semejanza del Eterno, entonces los oportunistas lo toman de manera literal y quieren darle al Eterno forma humana, Di-s prohíba semejante abominación. Entonces si las cosas se toman literalmente tendríamos que pensar que El Eterno nos creó como copias de Él mismo, cosa que no es cierto porque El Eterno existe y es, no precisa de adoptar formas que nuestras mentes finitas entiendan y básicamente los idólatras son los únicos que se aprovechan de esta falsa materialización del texto para dar burdo sustento a sus tesis aberradas.

    B.En realidad el libre albedrío no se da por el acto de Eva, porque el libre albedrío existía en el hombre antes de comer del fruto prohibido. Recordemos que el Moré nos comentó que después de celebrar el primer Séptimo día, Adam iba a tener la oportunidad de comer del fruto pero que antes de eso era prohibido. Entonces sí iba a poder conocer entre el bien y el mal pero se apresuró y comió antes de tiempo. Eva simplemente fue la parte débil que se apresuró a seguir su yetzer ha ra en vez de moderarse. Pero no porque Eva le diera de comer del fruto prohibido a Adam quiere decir que de no haberlo hecho los seres humanos no habrían tenido en algún momento la capacidad de ver entre el bien y el mal. Al menos eso fue lo que yo noté de la enseñanza del Moré, querido amigo Moré, si estoy equivocado entonces..

  6. …le agradecería que por favor me corrigiera.

    C. Para poder ilustrar el ejemplo de mejor manera recurramos a la cotidianeidad. Cuando una pareja procrea, el niño lleva ADN del padre y de la madre pero no porque ese niño lleve ADN del padre y de la madre significa que ese niño es el padre, es decir, podemos llevar “ADN” del Eterno pero no por llevar “ADN” del Eterno vamos a ser Él. Básicamente esta premisa se trae abajo a las tesis idólatras que buscan personificar al Eterno en un chiflado mugriento y desaliñado que se creía deidad. Lo cierto del caso es que El Eterno sopló en nuestras fosas nasales y por eso llevamos ese soplo divino dentro de nosotros que convierte a nuestra naturaleza en una muy especial pero ello no significa que seamos Él sino solamente parte de Él. Una vez más, si estoy equivocado, entonces solicito que por favor se me critique para que todos aprendamos. Ahora en cuanto a lo que El Eterno les dice de que somos iguales a ellos es otra de las frases de Bereishit que ha sido tergiversada por los idólatras para dar rienda suelta a sus fantasías zoroastras porque ahí es de donde viene el mito de la trinidad. En realidad la frase tiene que ser vista dentro del contexto, cuando El Eterno dice que ahora que el hombre comió del árbol del fruto prohibido es igual a nosotros, se refería a los ángeles y les decía que el hombre tenía el conocimiento del bien y del mal, pero a diferencia de los ángeles el hombre tiene la facultad de escoger si sigue el camino del..

  7. …bien o del mal. La imagen y semejanza consiste entonces en el libre arbitrio que tenemos de escoger entre esos dos caminos y cuando se habla de que El Eterno dijo que ahora el hombre “es igual a nosotros” se entiende que Él se dirigía a los ángeles y que en ningún momento quiere decir que haya varias deidades. Espero que esto le aclare las cosas, si tiene más dudas no dude en preguntarme que con gusto intentaré contestarle lo más pronto posible. Una vez más, disculpe la tardanza. Saludos a todos y a todas.

  8. Muy acertado el ejemplo que pone usted del ciego amigo Noaj. El ciego no puede ver la luz blanquecina porque su sentido de la vista está atrofiado, pero a cambio tiene otros sentidos muy desarrollados. Talvez el ciego no pueda ver el espectáculo lumínico pero sí lo puede sentir, entonces para el ciego las cosas cambian. El título del comentario lo que quiere decir es que hay muchas personas que cuestionan lo evidente e incambiable.

    Hay cosas en el mundo que se dan porque son leyes de la naturaleza. Si usted corre contra una pared de concreto se va a estrellar y va a sufrir daños físicos pero para el negador de la relatividad lo que diría es que sí hay posibilidad de traspasar la pared. Los falsos profetas dicen que tienen visiones y a veces hacen trucos de magia y le roban a los seguidores todo lo que tienen y hay algunos como el tal jesús que tienen la desfachatez de hacerse llamar deidades. Que quede claro, los únicos que se han mantenido fieles al Eterno han sido los judíos y los noájidas que siguen las siete leyes universales, pero hay gente que prefiere negar las verdades indiscutibles para poder tomar provecho de las cosas.

    Cuando algo es relativo eso significa que hay una relación con alguien o algo. Por ejemplo si yo le digo a usted que México es más grande que Costa Rica, usted va a estar de acuerdo conmigo porque de hecho así es. Pero si yo le digo a usted que proporcionalmente hablando Costa Rica tiene más árboles que México porque el 25% del territorio…

  9. … costarricense está reforestado, entonces usted podría decir, no es cierto porque en México hay muchos más árboles que en Costa Rica, que de hecho así es, pero relativamente hablando o mejor dicho, proporcionalmente hablando Costa Rica tiene más árboles que México porque México tiene una superficie que es casi cuarenta veces más grande que la de Costa Rica.Entonces se habla de que existe lo relativo y lo absoluto. Lo absoluto no está relacionado con nada porque es independiente e ilimitado pero lo relativo sí está relacionado con algo por eso es dependiente y limitado. Espero que esta ampliación le aclare sus dudas, si siguen con preguntas no dude en hacérmelas para tratar de respondérselas. Saludos.

  10. Muchas gracias Felipe claro que me esclareces el panorama.
    Entonces… Dios ¿es absoluto? y nosotros ¿relativos?
    Somos relativos pienso que porque cuando me dices de tu perro y los árboles de Costa Rica, yo solo puedo imaginar mi perro y los árboles acá. Quizá tu ves pinos y yo veo robles.
    Ahora con respecto al ejemplo del ADN, supongo es relativo… porque… mi hija separece tanto a mí que dicen que volví a nacer, mi ADN está ahí, aunque ella no soy yo. Solo quiero aclarar para que no se preste a que alguien lo tome y diga: ahí está por eso justo somos como Dios. O ¿esvalido decir que somos como Dios, pero que no somos Dios?
    ¿Cuál es válida amigo Felipe?
    Gracias por su instrucción y su tiempo pese a sus compromisos.

  11. No se preocupe que para eso estamos. Yo solo soy un humilde discípulo del Moré pero a mi entender no deberíamos decir que somos como El Eterno ni mucho menos usurpar su identidad. Somos siervos del Eterno, somos sus hijos, tanto noájidas como judíos somos hijos del Eterno y como hijos que somos nos parecemos a Él solo con respecto a la capacidad de escoger entre obrar bien u obrar mal. Por supuesto que El Eterno no obra mal pero tiene la posibilidad de hacerlo por que Él es todopoderoso.

    Lo válido sería decir que nos asemejamos al Eterno en cuanto a nuestro libre albedrío pero nada más. El Eterno es Único y es nuestro Creador y nosotros somos seres creados para servirle a Él. Por eso es que somos relativos a Él, porque nos creó con libre albedrío pero es nuestra obligación servirle a Él y admirar su Creación y regocijarnos en Su maravilla porque Él es Único y no asume ninguna forma que usted o yo podamos comprender.

    Es más, las veces que El Eterno ha hablado con los profetas lo hace por medio de ángeles por lo que es también idolatría el confiar más en un ángel que en El Eterno. Ni somos como Di-s ni mucho menos somos Él sino una creación de Él por lo que somos infinitamente ínfimos y no existe posibilidad alguna de compararnos con Él.

    Una vez más, esta es mi forma de verlo pero si estoy equivocado entonces agradecería que se me corrigiera sin importar la severidad porque estamos aquí para aprender. Saludos a todos nuevamente.

  12. Una cosa más, El Eterno es absoluto y nosotros somos relativos. El Eterno es Todo y nosotros somos parte del universo que Él creó. Pertenecemos a este universo y tenemos una función que es la de maravillarnos en Su Creación y adorarle por esa bondad por lo que sólo a Él se le adora y no a nadie más y cualquiera que tenga visiones proféticas y realice milagrejos de tercera o se autoproclame deidad no es más que un traidor a la causa y merece ser castigado como tal.

    Para sintetizar lo que he tratado de transmitir recuerde esta oración:

    El Eterno es Único, El Eterno es nuestro Di-s y no hay ninguno otro.

  13. Felipe, es un post muy bello, y un tema interesante, ¡gran trabajo amigo!.

    Y ahora que escribo “bello” recuerdo una profe de la U, que al ver un cultivo de un hongo, dijo con una verdadera sonrisa en su rostro “es hermoso”, ella era bioquímica; Muchos nos miramos entre sí, otros en voz baja se preguntaban ¿qué tiene de hermoso?, era como ver el moho, sobre el pan… , algo común y desapercibido para los ojos de muchos.

    Para aquellos que intentan atisbar algo de conocimiento sobre un tema especifico, un proceso simple y común para muchos, puede verse como algo increíblemente maravilloso, y realmente “lo es”.

    Y así, como podemos maravillarnos al indagar temas relativos al relativismo, al universo, a la materia, así mismo es posible descubrir al artífice de tanta majestuosidad y perfección simplemente dando un vistazo a lo que nos rodea, y a nuestro ser.

  14. Cito tus palabras con las que terminas el post, : “porque si no existiera la relatividad entonces no existiría el universo como lo conocemos porque en las diferencias yace la igualdad”

    Y me pregunto si … “no existiera la relatividad”, ¿existiría Dios?¿existiría el universo como lo conocemos ó entenderíamos que “es MUCHO MAS” de lo que “creemos” conocer?
    Menos mal que existe Dios, que creo al universo, “lo que conocemos y lo que no”, que nos hizo iguales, pero diferentes; que nos hizo pequeños, pero grandes, a la vez; que nos dio la vida, pero nos dio la opción para vivirla a plenitud… es fácil, y no requiere conocimiento teórico profundo, solo seguir el concejo de aquel que sabe sobre el tema.

    Cito las palabras del moré: “concentrarnos en el valor y belleza de las cosas profundas de la vida diaria”.
    Personalmente Una verdadera opción para vivir a plenitud,

    Un abrazo

  15. Muchas gracias por el comentario y los comentarios tan enriquecedores Eli. En realidad en la simpleza yace la elegancia. Ahora que venía rumbo a casa me quedé observando el firmamento y vi las constelaciones que son tan bellas. La constelación que El Eterno creó no está saturada de estrellas sino que unas pocas pero bien distribuidas estrellas dan rienda suelta a nuestra imaginación.

    Las estrellas y el firmamento son hermosos tanto como lo es observar el crecimiento y maduración de un fruto o los avances científicos que demuestran la capacidad que El Eterno le dio al ser humano.Desde el suspiro hasta el beso de amor sincero que se le da a la pareja o la sonrisa que enciende el espíritu, todo es parte de la Creación del Eterno y esto solo demuestra su bondad y amor que nos da un mundo completo para que lo cuidemos y lo disfrutemos.

    Es cierto, en las cosas que conforman la cotidianeidad yace la profundidad comprensiva del ser.

Deja un comentario