¡Para siempre y no hay nadie más!

Anécdota #1

Hija: Mamá, la maestra me dijo que Dios se murió.

Mamá: (risas)… a ver mi amor, ¿qué decimos todas las mañanas camino a la escuela?

Hija: «Escucha Israel El Eterno…»

Mamá: ¿Viste? «El Eterno»… significa que Él es para siempre…

Hija: Ahhh… es para siempre…

Anécdota #2

Hija: ¿Mamá y es que mis amiguitos no aman al mismo Dios?

Mamá: No mi amor, porque el Dios que ellos aman se murió y el de nosotros es para siempre…

Hija: Mamá pero es uno, y es uno solo… (levantando el dedo) dice: Y no hay nadie más!

(Diálogos entre mi hijita de 4 años y mi señora).

11 pensamientos en “¡Para siempre y no hay nadie más!”

  1. No hay nada mas bello que un hermoso hogar fundado en «la verdad». Que gran mamá, que hija tan bella que orgullo para ese esposo y papá.

    Un abrazo, a esa hermosa familia…

  2. Que bendicion que un niño(a) sea formado en un hogar consciente de su identidad , como tambien para los padres impartir esta clase de educacion. Gracias jesse y jona. Lindo ejemplo!

  3. Muy atinado el post, tanto en su contenido como en el tiempo, pues por éstas fechas la cristiandad celebra la pasión y muerte de su dios, el resto de la historia no vale la pena repetirlo acá.

    Gracias señores, adelante con su trabajo!

Deja una respuesta