¿EMERGENCIA POR ENERGÍA NUCLEAR?

Aunque el tema de moda sea “la energía nuclear”, tildar de malo dicho proceso podría  ser un tanto apresurado,  pues recordemos que no es una invención humana, y hemos de reconocer en su potencial  “al  diseñador, y  creador del principio físico”,  cuyo principio existe desde el mismo inicio  de la creación.

La energía nuclear se usa,   “porque existe”,  porque hay beneficios inherentes a su uso, pero también hay riesgos, peligros, y consecuencias; al no conocer completamente “las leyes que rigen dicho proceso”, ni las alternativas para su buena disposición.

Los carros con motor a gas, a  gasolina, o las nuevas tendencias como los eléctricos entre otros también se usan,  porque también existen,  imagínate  hoy un BMW, un Ford, o cualquier otro auto funcionando  como un carro de los “picapiedra”, cuyo  “motor, combustible y energía se trasmite gracias al movimiento de los pies de los ocupantes del vehículo”, para ser ecológicos no necesariamente se debe vivir arcaicamente, hay alternativas, usos mesurados, acciones preventivas y acciones correctivas, existe los motores y  sus respectivos combustibles, esto le permite al hombre gastar menos  energía, tiempo, y esfuerzo solo para mover su coche desde su casa a su trabajo.

La idea de usar el conocimiento para mejorar la calidad de vida no es mala, tal vez “si gastamos e invertimos menos tiempo, energías, dinero en cosas materiales, que nos bridan algo de bienestar sea posible enfocar todo ese capital ó potencial para crecer como personas, para vivir y no para sobrevivir, mientras cumplimos nuestra misión”.

La energía nuclear no es una invención del hombre, como tampoco lo son las leyes físicas, ni las leyes espirituales.  La ciencia es tan solo; “una herramienta más” en manos del hombre para intentar describir, ó entender las leyes físicas que rigen al universo.

En mi caso, conocer algunas leyes descritas en la ciencia, me  han impactado profundamente, pues oculto y al mismo tiempo manifiesto tras cada proceso es posible reconocer la grandeza de aquel cuya obra es perfecta,  TODO, absolutamente TODO,  lo que vemos y lo que no, tiene un sistema lógico y ordenado, nada es por casualidad y NADA se desarrolla aleatoriamente ó porque si.

La ciencia nos sirve para intentar ver y entender lo que nos rodea; ver “con – Ciencia” a través de una “maxi – lupa”  para intentar escudriñar la materia, aquello que no vemos a simple vista, las partículas sub – atómicas y su comportamiento, ó ver “con – Ciencia” usando  un “super – telescopio” para descubrir el universo, nos hace recordar que somos “parte de un todo” y no “TODO”, como a veces nuestro EGO nos hace creer.

La ciencia, permite reconocernos dentro de una obra delicadamente diseñada, perfecta, ordenada, in creíblemente maravillosa, y a la vez frágil, vulnerable, alterable, tristemente esta herramienta puesta al servicio del Ego, solo sirve para “inflar” al hombre, y hacerle creer que puede hacer y des – hacer al punto de creerse un dios, y olvidarse de Dios.

Puede inflar tanto, al punto que un hombre  se crea con el poder para manejar las leyes físicas a su antojo, puede alimentar tanto su ego, que le hará  creer, ó intentará hacer creer a otros  que tiene todo bajo control aun cuando ya se haya salido de sus manos.

La verdadera emergencia, NO ES la energía nuclear, la verdadera emergencia esta en el hombre que se halla lejos de Dios, que ha puesto su ego por delante, que usa mascaras para mostrar lo que no es, que intenta ser dios y pretende beneficiarse de ello.

La verdadera emergencia se da cuando aquel que usa de la ciencia para sí, para beneficio de su ego, no reconoce su impotencia,  no recurre a Dios y  tiene la desfachatez de decir que “no es tan grave, lo que ocurre”, mientras sigue  luchando por cambiar una ley física, por intentar manejarla sin mirar el manual o recurrir a su fabricante.

Es entonces cuando presa del ego “no es tan grave” que su emporio, cause daños a otros, ó a su ambiente, no están grave si a él no le afecta, si no tiene que tomarse a diario pruebas de radiación en su cuerpo, si aún puede saciar su apetito en un lujoso restaurante, pagar con su tarjeta de crédito, seguir gastando aquello que le representa tanto, mientras otros aguantan hambre ó mueren intentando salvar aquello que le da fortaleza.   No…,  la energía nuclear definitivamente no es el problema, pero sí lo es:  evadir la responsabilidad, actuar con inmadurez, tapar las  debilidades,  intentar disfrazar la realidad, no pensar en el bienestar del prójimo, en ayudarle a tomar medidas a tiempo para salvaguardar su vida”.

El problema no es la ciencia, la tecnología, las leyes físicas, ni la química, ni las matemáticas ó la física cuántica,   el problema es que seguimos buscando excusas, desde el principio, hemos optado por mirar afuera, y no reconocernos, y desde el principio las excusas se han convertido en verdades que intentan ocultar nuestros deseos profundos, es así  como lo manifestamos “la mujer que me diste”, “la serpiente me engaño”, “el pastor me dijo”, “mi familia era así”,… ¡ah! por cierto ahora tenemos un nuevo culpable,  “el Ego”.

Pero definitivamente tampoco es el culpable, somos nosotros mismos, el hombre que ahora llama bueno malo, y a lo malo lo convierte en bueno.  El universo en “todo su conjunto” sus leyes, y todo lo que Dios estableció fue bueno, … es bueno, ¿ó no fue así desde el principio?

Y si:  el Ego, la física cuántica, la energía solar, la electrolisis, ó cualquier otro proceso cuyo principio existe desde el mismo principio fue bueno,  porque hemos de convertirlo en malo, todo también tiene su tempo, su momento, así como el Ego es bueno para nuestra primera etapa de vida (según hemos aprendido en este hermoso hogar), no podemos ignorarlo, desecharlo, hemos de aprender a reconocerlo, y a usar todo su potencial para crecer y no para ser esclavos, cabe el mismo ejemplo con la energía nuclear.

La invención de Dios, no es mala, pero muchas invenciones de los hombres si lo son, por ejemplo ¿quién se invento las religiones?

¿Cómo afrontar una emergencia nuclear?

Es una pregunta fácil, pero la respuesta no lo es.  Aquellos que la han usado para crecer y mantener su emporio creen tener alternativas para una emergencia de este tipo, pero estas alternativas no incluyen  a gran parte de la población mundial.  Existen lugares de refugio bajo tierra, equipados  con lo que creen les servirá para vivir, por lo menos un buen tiempo, mientras el proceso de propagación de de isótopos radiactivos disminuye su energía.

¡Que absurdo!, aquellos que creen tener el poder para manejar un principio físico, también creen tener el poder para decidir quién muere, y  quien no, pero tú y yo sabemos que hay una diferencia enorme entre sobrevivir y VIVIR, sabemos quién es Dios, y recordemos que: la tierra también se mueve…

Hay cosas que se nos escapan de la mano, de nuestra potencia, quizás aun no es el momento de que las sepamos, pero mientras tanto “tenemos oportunidad para hacer aquello que podemos”, ser solidarios, actuar con justicia y con bondad, ayudar a difundir nuestra identidad, hacer nuestra parte para construir shalom.

Quiero terminar este post, con un verdadero mensaje de bendición, de redención,  palabras de nuestro querido moré:

“Es correcto prepararse para la batalla, cuando hay un contendiente que no desea la paz.
Es apropiado admitir la derrota material, cuando no hay chance posible para otra opción.
Pero, en ningún momento perder la confianza en el Eterno, jamás perder el lazo que nos une a nuestra identidad espiritual, no dejar de lado lo que nos hace “santos”, pues en caso de abandonar la ruta de la lealtad, estamos perdidos y sin oportunidad real de salvarnos.”

http://fulvida.com/id-noajica/identidad/lealtad-o-las-otras-opciones

Un abrazo amigos, y que sepamos construir shalom

4 pensamientos en “¿EMERGENCIA POR ENERGÍA NUCLEAR?”

  1. Los descubrimientos cientificos y sus aplicaciones tecnologicas no son malas, pero una mala administración debida a intereses mezquinos de los recursos, es la que ocasiona accidentes devastadores.

    En un documental mencionaban que el accidente de Chernobil se ocasiono debido a que el encargado de seguridad era una persona que habia tomado un curso de energia nuclear por correspondencia, y por tal motivo no fue capaz de tomar las medidas necesarias para evitar el accidente, y así mucha gente encargada de la planta tenia puestos importantes por que eran amigos o compadres de funcionarios del gobierno Ruso y no por que tuvieran la suficiente preparación y conocimientos para trabajar en una planta nuclear.

Deja un comentario