Parashá Noaj 5772

En la nación judía esta semana se lee públicamente la sección –parashá- denominada “Noaj”.
Como es nuestra sana costumbre, compartimos algunas interesantes enseñanzas de la Torá judía que pueden ser de mucho provecho y bendición para los hijos de todas las naciones.

La parashá en titulares

1. Por orden de Dios, durante muchos años Noaj construye una nave que sirva para resguardo durante la catástrofe que se avecina.

2. El Diluvio es un desastre de dimensiones insospechadas.

3. Noaj intenta desembarcar, pero aún no es tiempo. Solo recién cuando la paloma trajo la rama de olivo en su pico fue momento de pisar tierra firme.

4. Es un nuevo comienzo para la vida en la tierra.

5. Dios sella un pacto perpetuo con toda la humanidad, el pacto noájico, que implica que las personas cumplan los Siete Mandamientos para las Naciones. La alianza queda simbolizada por el arcoíris con sus siete colores.

6. La población humana crece y eventualmente se extiende por toda la tierra.

7. El proyecto de la torre de Babel y su fracaso.

8. Nacimiento de Abram, quien posteriormente será conocido como Abraham.

 

Ideas que podemos trabajar a partir de la parashá

1. La dificultad de ser justo, comprometido y responsable en una sociedad que valora más la deshonestidad y el éxito fácil.

2. El egoísmo en la raíz de la corrupción personal y colectiva.

3. El cuidado del ambiente.

4. El pacto, actual y vigente, que existe entre Dios y todas las naciones del mundo.

5. Valorar la diversidad así como la individualidad.

6. ¿Hasta dónde somos capaces de llegar para tratar de no sentir miedo?

7. ¿Cuándo el trabajo en equipo es apropiado y favorable?

8. La bondad, la justicia y la fidelidad a Dios como conductas que llevan a construir Shalom primero en uno y luego en el mundo.

9. Salvar una vida es como salvar un mundo entero.

10. Una sola persona puede construir un mundo, o destruirlo.


Relato: Jueguitos de filósofos

El gran maestro se encontraba reflexionando sobre el misterio de la esencia de Dios, día y noche, casi sin parar. Consultaba libros, oráculos, palabras misteriosas de antiguos sabios, trataba de hallar en sueños alguna imagen o respuesta, pero nada parecía tener sentido.

Agotado de no alcanzar a comprender lo incomprensible, pidió a su amigo y vecino, un sencillo sastre judío, que lo acompañara a un paseo por la playa.
El pobre hombre judío estaba muy atareado, tenía varias prendas que coser y remendar, pero sabía que su vecino era muy solitario y se lo veía apabullado por sus pensamientos, por lo que el sastre tomó la tarde libre para hacer este acto de sencilla bondad con el prójimo.
Mientras paseaban el gentil hombre narró al simple sastre sus metafísicos problemas, su angustia existencial, sus ardores de la fe. En tanto el sastre caminaba a su lado, en silencio.
(A veces un silencio atento vale mucho más que mil palabras huecas).
Entre las arenas, cerca de la orilla, observaron a un niño que iba y venía con su baldecito lleno de agua del mar, la cual echaba en un pequeño pozo que había hecho en la arena.
Por curiosidad, o para distraerse, el filósofo le preguntó: – ¿Qué estás haciendo, pequeño?
El niño replicó: –Estoy metiendo toda el agua del mar en este pozo.
– ¿Pero no te das cuenta que eso es imposible? Toda el agua del mar no cabe en ese agujero.
El niño respondió: – Si yo digo que estoy metiendo toda el agua del mar en este pozo, estoy metiendo toda el agua del mar en este pozo. – Se dio vuelta y siguió en su tarea, ya sordo y mudo a los molestos adultos con sus pretenciosas convicciones.
El filósofo murmuró por lo bajo: – ¡Niñitos! Viven en sus mundos pequeñitos, llenos de fantasías y jueguitos. ¡Niñitos! ¿Qué saben ellos de la vida?
El gran sabio y el sastre continuaron la marcha, hasta que el judío rompió el silencio: – Amigo mío, ¿es usted tan diferente a ese joven aprendiz de filósofo que pretende llenar su pocito con todo el océano?

Preguntas para repasar y reflexionar

1. ¿Cuál es la moraleja?

2. ¿Qué quiso enseñarle el sastre al filósofo con su pregunta?

3. ¿Cuál te parece que era el mayor error del filósofo?

4. ¿Cómo relacionas este relato con el contenido de la parashá?

5. ¿Podrías aplicar esta enseñanza a la vida cotidiana?

9 pensamientos en “Parashá Noaj 5772”

  1. No debemos gastar nuestra energia , tiempo , en pensamientos que en nada logran trascender en nuestro diario vivir. Se contribuye mas en sembrar un pequeño arbol en algun terreno apto , que antes de la siembra , ponerse a pensar cuantos años sera la vida del mismo , sin ejecutar la siembra. Gracias.

  2. 1. Saber limitarse y comprender los límites de hasta donde el ser humano puede llegar, tanto en conocimiento como en acciones.

    2. Ambos, el sabio y el niño, se proponían hacer lo mismo. Mismo concepto diferente modo. El niño en forma física, el sabio en forma metafísica.

    3. Se estaba perdiendo, quería entender primero algo en cierto modo ajeno a él mismo, sin entenderse a si mismo primero.

    4. Que sepamos abstenernos a los que nos tocó en la vida. sin meternos en asuntos ajenos.

    5. Siempre queremos abarcar mas de lo que podemos disfrutar. Y terminamos sobrepasados y estresados. Queremos «todo» y sabermos que todo no podemos manejar. Si buscamos con desesperación llenar vacíos o pozos,
    vamos a terminar sobrepasados sin contemplar la belleza que tenemos alrededor.

  3. El mayor error del filósofo es querer tratar de comprender lo incomprensible; entender la escencia de Dios al igual que el niño está tratando de meter todo el océano en un pozo. Sin quererlo el niño le dio el pie inicial para su Búsqueda: la respuesta que le dió al niño era la respuesta que él mismo debería haber elaborado para entender el misterio de la esencia del Eterno.
    El sastre advierte que es tan pretencioso llenar un pozo como comprender la esencia de Dios, por eso la palabra «pretende» aparece en su pregunta. En pocas palabras el niño y él quieren meter algo inmenso en un contenido pequeño (pozo-oceano, esencia divina-cerebro humano)
    LA moraleja: el conocimiento y el juicio no siempre proviene de pensadores y eruditos sino de simples personas que se compadecen de su prójimo y tiene actos de bondad, a costa de sus propias necesidades.
    Relacionarlos con la cotideaneidad: darnos tiempo para ayudar a quien lo necesite aunque nuestro tiempo sea escaso. Escuchar al afligido sin apurarnos a dar consejos. a veces las respuesta las tienen ellos mismos pero no las ven porque están demasiado ocupados con su problema y al escucharlos podemos ver sus respuestas.
    RElacionarlo con la parashá?
    La dificultad de ser justo implica la responsabilidad con el prójimo a costa de «perder» tiempo para nuestras cosas (el sastre dejó su mucho trabajo sólo para acompañar a unna persona atribulada por un paseo a la playa)

  4. Muy noajico…, y el contenido de la parasha pan del bueno, muchas gracias moré.

    al leer el relato no pude evitar el recordar algunos «intentos de explicación» acerca del «trino padre hijo y espiritu» que se maneja en el catolicismo, porque cuando empece a indagar acerca de esto que no entendía y que nunca entendí…

    un colaborador de una parroquia me conto una historia «similar» para decir que:
    asi como el niño no podía meter el agua del mar en un hoyo , era lo mismo intentar explicar «el misterio!!!» de lo de los 3 pero uno… ,

    , Como siempre estas religiones no tienen explicaciones coherentes, y nunca hay respuesta a sus «increíbles misterios».

    Un abrazo

Deja una respuesta