El error de la Especulación Mesianica Cristiana

Saludos a Todos.

Conversaba con mi buen amigo Felipe Flores, colaborador de FULVIDA,  y comentábamos algunas teorías disparatadas que utilizan los cristianos mesiánicos para autodenominarse judíos. Me refiero, al menos, a las que han pululado en mi país. Hablábamos de que el error que comenten los amigos cristianos mesiánicos al creerse judíos, no solamente está basado en un error de interpretación de nuestra historia patria, sino que es una total y completa negación de sus propias raíces costarricenses mestizas; ricas también en tradiciones, costumbres y dichos propios de nosotros los ticos.

Comentábamos que parte de sus teorías están basadas en  que los ticos surgimos de los judíos expulsados de España por el edicto de Alambra de 1492 (o al menos, eso es lo que manifiesta un “rabino cristiano mesiánico” en los escritos que leí de él titulados: “Las Raíces Judío-sefarditas del pueblo de Costa Rica”, y el otro “Una copa para Benjamin”, en los que especula que por algunos símbolos nacionales, algunos dichos populares, algunos apellidos, algunos rasgos físicos, los ticos surgimos de los judíos coloniales), y que por lo tanto acá en estas tierras se practico un judaísmo colonial; que con el pasar de los años se fue olvidando, pero que quedaron vestigios de ello en nuestro lenguaje, dichos, costumbres, apellidos, etc, etc, pero que ahora los cristianos mesiánicos están retomando esas costumbres y reclamando su judeidad, por los meritos de yeshua (jesus, yahoshuaw o como le llamen, da igual).

Con esto no quiero negar los ancestros que pudieran tener algunos de mis hermanos ticos, si es que los tuvieron, como bien me lo hacía saber en comentarios pasado el Profe Ortiz (http://fulvida.com/varios/de-usuarios/nuestro-origen-mestizo#comment-45644), si no mas bien, dar mi punto de vista sobre este tema, pues el “rabino cristiano” afirma algo que no está respaldado ni por arqueología nacional, ni por los historiadores respetables costarricenses; por lo tanto lo que afirma el “rabino cristiano” es una especulación muy peligrosa, y casi mentirosa.

Le comentaba al buen Felipe que resulta evidente que en este país, el periodo colonial no estuvo muy marcado por la religión cristiana; es más, nuestros ancestros españoles tuvieron algunos problemas con los sacerdotes que nos visitaban; pero no era que practicasen algún tipo de judaísmo, sino que era porque habían otros problemas mas importantes que atender que estar preocupándose por obligaciones cristianas; por ejemplo la economía de subsistencia era algo que realmente era preocupante.

El respetable historiador costarricense, el señor Ricardo Fernández Guardia nos cuenta: “…Las numerosas familias españolas establecidas en los campos vivían en un estado de miseria e ignorancia casi increíble, vistiéndose muchas de ellas con mastate por no tener otra cosa. Así era que se avergonzaban de presentarse en las poblaciones y pasaban años sin que pusieran los pies en una iglesia. El obispo Garret y Arloví, que visito Costa Rica en 1711 dictó severas medidas para obligar a esas familias a cumplir con sus deberes religiosos y más tarde las excomulgó por que no le obedecieron…” (Cartilla Histórica de Costa Rica, San José, Lehmann editores, 1984,  página 59).

Sin embargo,  el asunto no se acaba ahí; también teníamos la mala costumbre de ser desobedientes a las autoridades religiosas, éramos amantes de la fiesta, y adúlteros como pocos. El mismo historiador nos comenta: “.. los españoles de Costa Rica se habían olvidado a fines del siglo XVIII, de las severas costumbres de sus abuelos. Las familias esparcidas en los campos y alejadas de las prácticas religiosas, se habían desmoralizado mucho, viviendo en una promiscuidad vergonzosa; y en Cartago, las personas de más viso daban el mal ejemplo de una vida por demás licenciosa…” (Pag 67)

Está claro, al menos para mí y para mi buen amigo Felipe, que las teorías cristianas mesiánicas que han venido sosteniendo los cristianos mesiánicos de que en Costa Rica se heredó tradiciones judías, son por demás mentirosas, y hasta cierto punto calumniosas para los judíos; pues la historia demuestra otra cosa.

Lo que realmente marcó, en aspectos religiosos, fue precisamente la apatía que teníamos a las obligaciones cristianas, sumado el carácter de fiesteros y desentendidos de la moral y las buenas costumbres; por lo que tampoco la especulación de “practicas judías” de los “maestros rabinos cristianos” en la época post colonización costarricense es cierta. Es más, las quejas eran la constante de los gobernadores en Costa Rica por nuestro mal comportamiento: “..Los informes de los gobernadores españoles están llenos de amargas quejas contra la mala índole de los criollos de Costa Rica. Don Diego de la Haya los acusa en 1719 de pleitistas, quiméricos y revoltosos, y añade que son muy materialistas, torpes y limitados y de ninguna reflexión. Don Tomas de Acosta en 1803 dice que generalmente hablando las gentes de..(Cartago).. la emulación, el odio, el vicio y la cavilosidad parece que son su patrimonio…” (ídem, pag 73).

Así las cosas, le comentaba a mi amigo Felipe, que a mi modo de ver las cosas, en nuestro querido Costa Rica estuvimos libres un buen tiempo de las influencias cristianas, pues a lo sumo que aspirábamos era a ser tachados de ateos por los cristianos; pero tampoco habían practicas judías pues más bien nos caracterizaba una vida de cierto libertinaje.

Sin embargo, e igual salió al tema con el buen Felipe, a mi parecer los ticos post coloniales se hicieron católicos por conveniencia y no por convicción.  Es decir,  nos servía confesarnos cristianos y aceptar la religión cristiana para poder optar por los beneficios que tendrían los costarricenses en el nuevo estado independiente que recién se formaba.

Antes de la creación de la independencia de Costa Rica, y antes de la Creación del Registro Civil (1888), los habitantes de estas tierras eran censados para determinar su número y su raza. Esos censos eran realizados por las autoridades eclesiásticas, en donde anotaban en sus registros los bautismos, entierros y casamientos; pero no los nacimientos. La Revista del Registro Civil, en su artículo “Centenario del registro Civil de costa Rica 1888-1988: San José”, pagina 1, señala:

“El registro de los hechos vitales fue, en su comienzo, función que desempeñaron independientemente las autoridades eclesiásticas; anotaban bautismos, entierros y casamientos pero no los nacimientos. Con la creación de vicariato en la ciudad de Cartago se inicia la administración eclesiástica en Costa Rica…Tal vicariato estaba bajo la dependencia de la diócesis de Nicaragua y uno de sus primeros curas fue el padre Estrada Rávago, quien en atención a las disposiciones eclesiásticas, le correspondió hacer constar el nombre de las primeras personas bautizadas a finales del siglo XVI…Los libros de la época eran básicamente los de bautismo, matrimonio y defunción, como lo había dispuesto el Concilio de Trento a mediados del siglo XVI…”

Así, al no constar los nacimientos, los conteos de las personas tenían un margen de error elevadísimo; además, y esto es suposición propia, muchas de esas personas ni si quiera podían tener acceso a algún sacerdote para su registro debido a las distancias en donde se encontraban, por lo que el margen de error respecto de los habitantes costarricenses aun era mayor. A esto hay que sumarle además, la apatía que sentíamos a los deberes religiosos y el comportamiento libertino que nos narra el historiador costarricense, para darnos cuenta que asistir donde un sacerdote católico para el registro de algún acto con consecuencias civiles no era de mucho interés.

Pero existía también una razón de más peso para que los censos realizados por los curas tuvieran más nulidad de las que ya de por sí tenían: ¿Qué beneficios se obtendría con ir a donde un cura para registrar un bautismo, matrimonio o defunción? Prácticamente ninguno pues no generaba ningún derecho frente a un Estado o Nación, pues no existíamos como tal.

Sin embargo, este fenómeno pudo cambiar después de la independencia costarricense en 1821, específicamente desde que se promulgó una de nuestras primeras Constituciones Políticas: La Ley Fundamental del Estado Libre de costa Rica, del 25 de Enero de 1825, en donde se garantizaba la propiedad privada, nacionalidad, ciudadanía, igualdad ante la ley, seguridad individual garantizada por el nuevo Estado que nacía, derechos políticos, y una serie de derechos fundamentales.

A esto, el artículo 25 de La Ley Fundamental del Estado Libre de costa Rica del 25 de Enero de 1825 decía: “La Religión del Estado es la misma que la de la Republica, la Católica, apostólica, Romana…”

Si eran los sacerdotes los que llevaban un registro de los actos civiles de nuestros primeros ancestros, y ahora el Estado que recién nacía garantizaba derechos fundamentales a todos los ciudadanos costarricenses (artículo 19 de la Ley), y éste se autoproclamaba católico, ENTONCES SI VALÍA LA PENA IR DONDE CUALQUIER CURA DE PUEBLO PARA BAUTIZARSE O INSCRIBIR CUALQUIER ACTO CIVIL CON EL FIN DE DEMOSTRAR UNA CIUDADANÍA AUNQUE TAL VEZ HACÍA 3 DÍAS HABÍA LLEGADO A COSTA RICA, TODO CON EL FIN DE OPTAR POR LOS DERECHOS QUE EL NUEVO ESTADO ESTABA GARANTIZANDO A SUS HABITANTES.. ¡¡¡¡

Sobra decir el por qué este servidor insiste en que en Costa Rica, la cristiandad no tiene ni de 300 años; pero tampoco, tal y como apunta el reconocido y respetado historiador tico, tampoco las evidencias históricas demuestran un comportamiento judío de nuestros antepasados, pues lo que sí ha quedado registrado es un comportamiento de GENTIL; no de uno justo, pero sí de uno con un nulo conocimiento de lo que las Leyes Universales podrían imponerle a un gentil; mucho menos un conocimiento de lo que las normas morales judías pudieran imponerle a un judío.

En resumen, tanto el buen Felipe como este servidor pasamos un grato momento conversando respecto a la ilógica suposición de los mesiánicos cristianos costarricenses que últimamente se han estado autoproclamándose judíos, pues intentan ajustar la historia patria a suposiciones tan egocéntricas como su fe.

Con esto no pretendo ser dueño de la historia, pues el mismo ejercicio especulativo que hacen los mesiánicos cristianos lo hago yo al afirmar que no hubo cristianismo colonial en Costa Rica; así que si en este hogar hay algún historiador tico que pudiera ampliar un poco mas con información, en buena hora.

Con cariño

Luis D. Pérez Ch.

29 pensamientos en “El error de la Especulación Mesianica Cristiana”

  1. Bueno ni modo Moré, lo tendré presente para la proxima vez. Claro Elisheva..¡¡¡ las teorias mesianicas son una mentira del tamaño de mi pais, y hay que aportar lo nuestro para que la gente no siga callendo en sus redes

  2. igualmente, añadir lo ajeno cuando no se hace lo propio?
    como se entiende?
    yu engañar con «kabalat shabat» noajico?
    reclamar el diezmo cada semana de la gente?
    prohibirles estudiar de otro lado q no sea del «moreh noajUda»?
    inventar q se tiene el apoyo de rabinos en israel cuando no se los tiene?
    es igual igual a lo q hacen evangelicos, mesianicos y otros charlatanes ansiosos de poder y dinero… no?

  3. No sabia que este sujeto estaba haciendo todo eso… wao… un charlatán muy peligroso para la salud espiritual de cualquiera.

    Cualquier parecido a la realidad de por estos lados… coincidencia? Mmm… Conveniencia…

  4. Gracias More ¡¡¡ Ahora si se puede leer mejor.. ¡¡ Para la proxima lo hare directamente. Es que lo hice en word primero para evitar que se me colara alguna falta de «horrorgrafia». La intención con este articulo es precisamente cuestionar las enseñanzas de los lideres religiosos; mas aún de aquellos que estan metiendo en sus enseñanzas religiosas hechos falseados para asegurar supuestas verdades. ¿Para que hacen esto?, pues para asegurarse PODER sobre el miedo que les genera las demandas de su inflamado EGO.

  5. Una aclaración: La conclusión lógica producto del análisis intelectivo es muy buena y es tan buena y acertada que hay que darle crédito a quien crédito merece y yo sólo conversé con Luis. En realidad fue él quien llegó a la conclusión y uno de los Mandamientos Universales es el no hurtar, por lo que el aceptar yo tácitamente crédito por algo que salió del intelecto de Luis sería plagio.

    En cuanto a ese noajuda que bien sabe él quién es, lo único que podemos decir es que toda acción tiene una reacción y que todo lo que se hace en este mundo en este mundo se paga. Por más cegado que esté por el EGO muy en el fondo él sabe que lo que está haciendo no está bien y que ya que se auto-proclamó líder, ser líder no es andar con el pecho inflado y con aires de superioridad dictándole a los demás qué hacer, ser un líder es ir al frente y velar por el bienestar de los que uno lidera. Un líder es un facilitador no un dictador y como dice el dicho, en la multitud de consejeros está la seguridad.

    Amigos costarricenses, tenemos que seguir adelante, no podemos dejar que los fetraficantes engañen a nuestros compatriotas y muchos menos que les despojen de sus pertenencias para llenarse ellos los bolsillos con el sudor de la frente de los infortunados que han cruzado camino con estos sátrapas. Costa Rica avanza y estamos fortaleciendo nuestras bases noájidas.
    Amigos de FULVIDA en los distintos países, no dejemos que los fetraficantes sigan haciendo de las suyas. Construyamos Shalom y…

  6. Gracias amigo Felipe. Ese es otro buen tema para discutir; que es lo que mueve a una persona a intentar copiar una imagen de alguien judío pero se auto denomina gentil???
    Es que sabemos que cuando el EGO toma el timón de la vida de su huésped produce cualquier cosa en la persona; pero existen otras razones, entre ellas la apatía a buscar información sobre su pasado para darse cuenta que nuestra propia identidad también la construyeron nuestros antepasados y no otras personas.

  7. Me llama poderosamente la atención esa necesidad de buscar raices extrañas en Iberoamerica, digamos que «raices de prestigio», el buscar la identidad judia -absurdamente buscada en muchos casos, es una de ellas. Diría que se trata de un factor psicológico y casi sociológico.

  8. Yo estoy de acuerdo también con ello. El EGO, ese faraón interno que hace malacrianzas sino se le da lo que quiere, es un escape de la realidad que busca paiiar la baja auto-estima. Como el que pasa hablando mal de los demás sin razón, el que chismorrea de lo que le pasó a tal o cual, etc.

  9. los ultimos escritos en Fulvida respecto a la figura de jesus, han señalado algo importantisimo: es imposible rastrear historicamente la identidad del personaje; es decir, no hay bases para identificarlo o individualizarlo para decir a ciencia cierta: es éste ¡¡. Por ello, resulta necio la apreciación mesianica de «retorno a raices judias»: primero por que no tenemos referencia historica concreta de quien, o que, fue jesus; y segundo por que tal y como indican los historiadores, en esta tierra se practico todo tipo de practicas, menos las judias, mucho menos las cristianas.

    El sabado pasado, conversando con Felipe en una cafetería en el centro de San Jose, se sentaron a poca distancia unos mesianicos cristianos, vestidos con sus trajes, sus amuletos y demás distintivos; y pensaba sobre la necedad de creer una mentira especulativa en lugar de aceptar la verdad demostrada: somos mestizos ¡¡¡

  10. Lo que hay son textos griegos, escritos en griego en todos y cada uno de los fragmentos más antiguos que nos han llegado de ellos. Si el idioma de algo es una pista la pista nos lleva a un entorno helénico o helenizado, no a uno judío.

  11. Interesane articulo Luis gracias por compartirlo,es un pan de cada dia encontrarnos con todo este tipo de manipuladores y estafadores de fe.
    pero como siempre no tienen fundamento validos que avale su veracidad (perdon por la rebundancia) Siempre que halla dinero de pormedio o afan de protagonismo nos vamos a encontrar con este tipi de grupos religiosos que siempre buscaran beneficio propio

Deja una respuesta