La isla magica part. 3

Que sorprendente fue lo que hizo el niño tal vez se lo pregunten esta bien se los dire, ese niño comenzo a girar su brazo y dentro del circulo que formaba el movimiento se empezaba a ver una especie de puerta que parecía y se nos imaginaba era a otro mundo.

-ahora me creen dijo el niño-

-si –le conteste

Pero me embargaba la duda de quien era tan extraño niño, asi que le pregunte su nombre

-¿Cómo te llamas? –

– Salomon – contesto

-¿Y cuantos años tienes?- le dije

-nueve – dijo el , y algo melancolico agrego

-pronto cumpliré diez-.

Mas tarde volvia interrogar a salomon

-¿En que país o continente estamos? – pero mi pregunta fue en vano por que Salomon nos trato de explicar que esa isla no existía en el mapa .

Minutos adelante nos comento

-es algo sorprendente que hayan llegado aquí –dijo –solo las personas como yo pueden lograrlo-

-¿Personas como tu?- Pregunto uno de mis compañeros

-si –contesto –hijos de los 7 reyes.

-¿Reyes ?, ¿cuales reyes?-

– se dice que cuando yo cumpla 10 años y los demás hijos de los 7 reyes regresen, todos nosotros ocuparemos los tronos por eso debo encontrar mis demás poderes y refinarlos-.

Yo pensé que ya los habia refinado asi que le dije

-¿Refinarlos? pero si acabas de abrir un portal a otro mundo solo moviendo tu brazo-

-si, pero solo lo hago por 4 segundos y no me doy idea adonde conduce este portal –dijo el -ademas no puedo volar, lo único que puedo controlar es una simple espada-.

Comenzo a oscurecer, habia llegado la noche y salomon nos llevo a su aldea, cuando llegamos pude notar que era un poco extraña, se sentia un ambiente desconocido, todos mis compañeros y yo dormimos en una especie de tienda que parecía estar hecha de hoja de platano gigante, al amanecer Salomon nos despertó para ir a conocer su aldea que parecia estar localizada justo en medio de un gran bosque, mirabas al cielo y lo unico que podias notar eran los magnificos arboles y parecia que con sus copas rozaban las nubes, habia pajaros gigantes de muchisimos colores, yo escuchaba muchas voces pero no comprendia ni una sola palabra y mientras caminabamos yo me seguia preguntando de donde salian esas hojas de platano cuando de repente llegamos a un enorme arbol que al parecer era de platano, del cual nacian descomunales ramas  y de estas colgaban enormes frutos.

portal

8 pensamientos en “La isla magica part. 3”

Deja una respuesta