Descansa en Paz Ariel Sharon

Pocas personas han dejado una marca indeleble en la historia de sus países pero muchas menos han sido las que han dejado una huella en una región y menos aun los que la hayan dejado en el mundo. El ser un líder, el levantarse y reclamar sus derechos, implicará de una parte la admiración de unos y el desprecio de otros. Pero cuando la patria y los paisanos se ven en peligro, es deber de cada individuo el defender los suyos, claro está, siempre y cuando no esté violando la propiedad privada de los demás y siempre y cuando se dé dentro de un marco razonable.
En tanto que muchos brillan por su ausencia cuando Israel ha sido atacado por los petrodólares tanto a nivel militar como civil, político, etc., existieron personas que se levantaron y dijeron, no. En ese grupo podemos incluir a Winston Churchill, no obstante lo que muchos digan, Ronald Reagan, Margaret Thatcher, José María Aznar, Stephen Harper, entre muchos otros noájidas, quizás no todos conscientes de su identidad noájica pero sí pro-Israel así como muchos judíos pero desafortunadamente no todos.
Ariel Sharon fue un gran estratega militar, catalogado por muchos como el mejor de todos, también fue muy buen político. Hijo de un agrónomo y de una médico, Sharon, cuyo nombre fue Benjamín Scheinerman, fue desde muy joven un sionista activo y se vio envuelto en varios combates, sobre todo en el año de 1947, en la que fuera precursora a la independencia de Israel en 1948. Le tocó ver muchas cosas en combate, como toda guerra que siempre está plagada de atrocidades. Sus destrezas militares lo llevaron a que fuera promovido a comandante de pelotón y poco tiempo después David Ben-Gurion le dio el sobrenombre de Sharon.
Nuevamente Sharon fue promovido a comandante de las fuerzas especiales de la Brigada Golaní, y en 1950 se convirtió en un oficial de inteligencia para el Comando Central. En 1967 Ariel Sharon estuvo al mando de una de las unidades militares más importantes en la Guerra de los Seis Días, el Frente de Sinaí, lo cual le llevó a los encomios de diferentes estrategas militares internacionales por las hazañas realizadas. Asimismo en la Guerra de Yom Kippur realizó otra hazaña que le valió el crédito por el cambio en el curso de los hechos que llevó a la derrota del ejército egipcio.
En 1982 cuando fue Ministro de Defensa, las Fuerzas de Defensa Israelíes fueron criticadas por la masacre de Shabra y Shatila donde murieron varios centenares de palestinos. Un informe investigativo de una comisión a cargo de indagar sobre los hechos determinó que no las FDI no habían tenido ninguna responsabilidad directa con el hecho pero sí de manera indirecta.
En el área internacional Ariel Sharon destacó como Ministro de Asuntos Exteriores en el período de 1998 a 1999 durante la administración de Benjamín Netanyahu. En el año 2000 Sharon se lanzó a campaña para ser electo como Primer Ministro y en febrero de 2001 ganó las elecciones como Primer Ministro. En el año 2003 endosó el “Mapa del Camino hacia la Paz” bosquejado por los Estados Unidos de América., donde comenzó un retiro unilateral de la Franja de Gaza. En el año 2005 Sharon expulsó a varios asentados y ya para ese mismo año fundó el partido de Kadima.
En diciembre de 2005 Sharon fue hospitalizado por un accidente cerebrovascular isquémico y durante su estadía en el centro médico se le detectó una insuficiencia cardíaca que le llevó a que se le concertara una cateterización cardíaca para enero de 2006, sin embargo, no se le realizó porque Sharon retornó a sus labores un día antes de que se realizara dicho procedimiento donde sufrió una apoplejía hemorrágica y fue diagnosticado con una angiopatía amiloide cerebral. Ehud Olmert se convirtió en Primer Ministro a partir de ese momento y Ariel Sharon fue llevado a cirugía en varias ocasiones, sin embargo, nunca regresó de su estado comatoso.
Así como Ariel Sharon hizo cosas muy buenas, así hizo cosas muy malas, como ceder territorio que había sido ganado cuando él mismo había dicho que lo ganado no debía de cederse así como otros cuestionamientos por asesorías y demás. No obstante, sea como sea, Ariel Sharon fue en su tiempo un baluarte para Israel, nadie le puede quitar su mente ágil y sus destrezas militares fue un gran hombre, un excelente abogado y un político hábil, destrezas que llevaron a la consolidación del Estado de Israel.
En el tanto en que en mi país el períodico “La Nación” publicó una noticia con el nombre de Ariel Sharon pero que en realidad lo que hace es citar el odio de ciertos sectores, creemos que es necesario que se le reconozcan sus méritos y que más bien, lejos de andar citando a un grupo de fanáticos y sus palabras de odio, más bien deberían de citarse las bellas palabras del Primer Ministro Británico, David Cameron, o de la Canciller de Alemania, Angela Merkel, entre muchos otros que han reconocido en este hombre a una gran figura, quien no solo jugó un papel importante en su país Israel sino también en Medio Oriente y en el mundo entero.
Es por ello que como Presidente de FULVIDA y en vista que ya para la próxima semana estaremos comenzando los trámites para la inscripción de la nueva fundación así como la redacción de los estatutos de la nueva fundación, donde, entre sus objetivos se encuentra la defensa del pueblo judío y, por ende, de Israel; propongo que se cree un comité de vigilancia de este tipo de “información” proporcionada por un medio que debería ser imparcial, para que, si fuera el caso, se realicen las rectificaciones del caso, como a bien se tiene contemplado en la Convención Americana Sobre los Derechos Humanos, donde la Corte Interamericana de los Derechos Humanos ha fallado sobre el tema del derecho de rectificación y respuesta y que se establezca un proceso de hábeas data para que se presente la información de manera imparcial.
La libertad de expresión es un derecho humano que encuentra un límite cuando es una apología al odio y a profanar la memoria de un difunto, máxime cuando ello leva ínsito asuntos de índole política y que favorece a un grupo sobre otro, sin proporcionar la información adecuada. Es deber de los noájidas conscientes de nuestra identidad el velar porque se tutelen los derechos de las personas, sea que éstas estén dentro o fuera de los límites de nuestros respectivos países. Por ahora solo queda el presentar un protesto por medio de esta página contra el artículo publicado en ese periódico en tanto que se constituya formalmente la nueva fundación en Costa Rica. Una vez constituida podremos ejercer las acciones legales correspondientes para la tutela de los derechos de las personas y el honramiento del compromiso adquirido en los estatutos de no permitir que se vilipendie a ciertos sectores y que no se permitan discursos que propendan a la apología del odio nacional, racial o religioso en los términos del artículo 12, inciso 5 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, el cual reza:
“5. Estará prohibida por la ley toda propaganda en favor de la guerra y
toda apología del odio nacional, racial o religioso que constituyan
incitaciones a la violencia o cualquier otra acción ilegal similar contra
cualquier persona o grupo de personas, por ningún motivo, inclusive los de
raza, color, religión, idioma u origen nacional.”.
Existen una serie de mecanismos legales en los ordenamientos jurídicos de los países que nos permiten ejercer derechos de rectificación y respuesta así como de acciones civiles e inclusive penales por la incitación al odio y por brindar informaciones inexactas. Los objetivos se ejercen en la práctica y no en la letra solamente. Que descanse en paz Ariel Sharon y que se recuerde a la persona por quien fue, tanto por enemigos como por amigos, pero no provocando reacciones ni buscando manipular la opinión de la audiencia de manera que solo se muestre un lado en claro contraste de lo que el periodismo serio y responsable debe de ser, o sea, imparcial e informativo.

art_sharon-book_102811

4 pensamientos en “Descansa en Paz Ariel Sharon”

  1. Muchas gracias mi querido amigo. En lo personal Ariel Sharon fue una inspiración para mí y uno de los hombres a los que más admiro, realmente fue doloroso ver que le vilipendiaran de esa forma, especialmente a la hora de su deceso, pero bueno, el antisemitismo no tiene hora ni fecha definida. Debemos abogar para que se elimine. Bendita sea la memoria este gran hombre y muchas gracias amigo mío por los buenos deseos.

  2. Explicito, concreto y atentico a la verdad su escrito Sr. Flores.
    Y la realidad es que a dia de hoy , a casi 47 años de La Guerra de los 6 Dias, los paises instigadores y agresores continuan envueltos en sus propias revueltas y guerras fraticidas, lo que nos lleva a saber a ciencia cierta de quien es el «problema». Problema que ellos quieren llevar mas alla de sus fronteras.
    Se necesitan mas de un David Ben Gurion, una Golda Meir y cuando es necesario un Ariel Sharom.

Deja un comentario